Bebé recién nacido: 7 claves para cuidar a tu bebé


Escrito por Dra. Marta Garín

Pediatra


Recién nacido piel con pielSi esta es la primera vez que tienes que cuidar de un bebé, seguramente tendrás muchas dudas y miedos que pueden agobiarte. Es normal, ser mamá primeriza implica tener poca experiencia pero, a la vez, una ilusión tremenda y unas grandes ganas de hacerlo bien. ¡Y lo harás!

En este artículo procuraré responder al máximo todas aquellas dudas que genera la llegada de un hijo, así como la mayoría de las preguntas más comunes que repiten los papás en mi consulta sobre los primeros días de vida.

¿Estás preparada? Empezamos.

Los primeros pasos

Si ya ha pasado el parto, espero que todo haya ido genial. Si no es así y lees esto días antes de tu gran estreno como mamá, esta información también te va a resultar muy útil para cuando llegue el bebé.

Una vez nace tu hijo, va a permanecer unas 24h en el hospital, si se trata de un parto normal sin incidencias, y entre 48h y 72h de media si se trata de una cesárea.

Recién nacido manoDurante este tiempo, el pediatra pasará a valorar el estado de tu bebé. Aprovecha este momento y pregunta todas tus dudas, por pequeñas que parezcan, ya que es importante que te sientas tranquila y sin dudas. Por ello, te recomiendo hacer una lista para no olvidar ninguna.

En el hospital, hay cosas que ya han sucedido aunque no las hayas visto.

Por ejemplo, en la sala de partos es probable que ya hayan administrado a tu bebé la dosis de vitamina K intramuscular, que sirve para prevenir el trastorno hemorrágico del recién nacido. Esta profilaxis se aplica siempre a los recién nacidos para evitar que se produzcan sangrados a distintos niveles, siendo especialmente preocupante si ocurriera a nivel cerebral.

En ese mismo momento seguramente le habrán aplicado la pomada antibiótica en los ojitos, que sirve para prevenir conjuntivitis infecciosas importantes tras el paso del bebé a través del canal del parto. Es una práctica que se realiza siempre.

¿Cómo es el primer día de vida del bebé?

El recién nacido sano y a término, es decir, que haya nacido entre las 3840 semanas de gestación, tendrá un peso aproximado de 3.300 gr y una altura de 50 cm si es niño y de 3.200 gr y 49,5 cm si es niña.

Calculadora de percentiles

¿Y los bebés prematuros?

Con los bebés prematuros utilizamos el concepto de “edad corregida”. Los pediatras corregimos esa edad y la trasladamos, no a la edad cronológica, si no a la evolución que le correspondería teniendo en cuenta que ha nacido antes. Y es que no afecta solo al peso y a la talla, si no también a los hitos de su desarrollo.

Dra. Marta Garín, pediatra

Vamos a detenernos a mirarlo más de cerca:

  • Recién nacido hospitalPuede que tenga los párpados y los genitales hinchados. Esto es muy normal y se solucionará en los días próximos, ya lo verás.
  • Una manteca blanca le cubre la piel. Es la vérnix caseosa y, como veremos, tiene una importante función.
  • Sus extremidades se encuentran en semiflexión.
  • Las manos y los pies tienden a estar fríos y amoratados.
  • Tiene un abdomen grandote.
  • El cordón cuelga con una pinza en el centro de la barrigota.
  • Su corazón late muy deprisa.
  • Respira raro: a veces muy agitado y, por momentos, despacito.
  • Hace múltiples ruiditos como los de Pepa pig.

Pues sí, definitivamente, si este es el aspecto de tu bebé, tienes un bebé sano.

Las primeras horas del bebé son muy importantes y es que ha hecho un salto al vacío y ha cambiado un ambiente acuoso, donde flotaba feliz y tranquilo dentro de su burbuja, por el bullicio de la vida extrauterina.

Debemos ser sensibles con este cambio y procurarle al bebé un ambiente tranquilo, sin visitas, ruidos, ni cambios de brazo en brazo.

El bebé está diseñado para estar todo el tiempo sobre ti, mamá. De ello va a depender no solo que su adaptación a este mundo nuevo sea más confortable sino, también, que se establezca adecuadamente la lactancia materna, si es lo que se desea, y que logre antes descansar.

Portea para tener a tu bebé cerca de ti

Practicar el porteo, incluso en casa, es muy interesante para niños de alta demanda, recién nacidos o con cólicos. Usar la mochila da más libertad a quien portea, porque tiene más movilidad y los brazos libres para hacer otras cosas mientras estás con el bebé.

Dra. Marta Garín, pediatra

Los cambios fisiológicos importantes en tu bebé al nacer

En este salto hay sistemas que van a funcionar muy distinto a cómo lo hacían intraútero.

El corazón

Quiero detenerme en explicarte que, el corazón del recién nacido, va a realizar cambios en estos primeros días y, por ejemplo, ventanas que estaban abiertas cuando se encontraba en la barriga deben cerrarse. Por ello, es muy frecuente que encontremos que algunos recién nacidos presentan algo que llamamos soplos transicionales.

Reciben este nombre porque, efectivamente, van a desaparecer en poco tiempo, cuando finalmente ocurra la adaptación completa de ese corazón a la vida extrauterina, y se trata de sonidos que se producen cuando la sangre circula por una de esas ventanas o puentes que han quedado abiertos.

Así que si te informan de que existe este tipo de soplo, tranquila. El pediatra sabrá diferenciar los soplos importantes de los que son habituales, y te dará indicaciones sobre qué hacer en cada caso.

La piel

Recién nacidoOtra cosa que va a sucederle a tu bebé es que su piel, acostumbrada a un ambiente húmedo, va a secarse y en los próximos días se despellejará como parte de un proceso natural.

No va a precisar hidratación especial.

Tu bebé viene de fábrica con un hidratante perfecto al que llamamos vernix caseosa. Es esa manteca blanca que lo cubre y que le sirve, no solo para mantener la humedad de la piel, sino también para ayudar a mantener el calor.

Por esto es importante que, si no es necesario, no bañes a tu bebé los primeros días. Esta protección natural es genial como barrera, algo así como un escudo poderoso que lo protege del medio mientras se adapta a esta nueva situación.

El sistema respiratorio

Tu bebé va a empezar a respirar. ¡Qué emoción!

A veces este cambio es complicado para él y puede que en las primeras horas el pediatra note que está demasiado agitado y respira como si acabase de correr los 100 metros lisos. A este trastorno lo solemos llamar “Adaptación” y, si es importante, a veces podemos indicar usar dispositivos de apoyo como oxígeno suplementario.

El pediatra sabrá diferenciar un distrés propio de una adaptación de otras causas más relevantes y actuará en consecuencia.

El sistema digestivo

Recién nacido digestivoPor vez primera el bebé va a comer por la boca. Hasta ahora, lo ha estado haciendo por un canal que proporcionaba alimento de forma continua transportándolo directamente desde la placenta.

Las primeras tomas del bebé deben ser muy tempranas y para ello hay que facilitar que el recién nacido esté desde su alumbramiento sobre su mamá.

A veces puede vomitar restos de líquido que ha tragado en el proceso del parto. Si estos vómitos son muy cuantiosos o frecuentes, no es raro que el pediatra decida aspirar el estómago para eliminar el contenido.

¿Qué percibe un bebé recién nacido?

El recién nacido, como ya hemos dicho, ha abandonado su burbuja feliz y tranquila y ha saltado al mundo de forma brusca, por ello tenemos que ser muy cuidadosos con el entorno que lo rodea.

Oído

Recién nacido oidoEl bebé es capaz de percibir sonidos, y de hecho, es muy sensible a ellos. Así que, silencio por favor.

Puedes hablarle bajito, decirle lo perfecto que es y las ganas que tenías de conocerlo por fin. Pero nada de vecinas, primos y abuelas comentando la jugada alrededor de él.

El bebé puede que apenas abra los ojos las primeras horas. No nos ponemos de acuerdo sobre cómo ven a esta edad, pero es evidente que perciben la luz y que una luz muy directa puede resultarles incómoda. Así que si puedes esperar para el reportaje con flash, mejor.

Olfato

El olfato, como buenos animales que somos, lo tenemos bien desarrollado desde que nacemos. Ya verás como te reconoce sin verte, conoce tu olor y el de la leche y desde que nace va a reptar como un loco para llegar a la teta prometida.

Por eso, es mejor que evites usar perfumes y cremas, para no interferir con esta búsqueda tan animal y tan bonita.

Por supuesto, es recomendable que nadie fume en el entorno del bebé ni lo visite oliendo a tabaco.

Tacto

Recién nacido tactoEl tacto es fundamental para conocer su entorno.

El bebé va usar sus manos para relacionarse torpemente con el medio que le rodea. Por ello, te pido que no utilices manoplas para cubrirlas si no las necesita por alguna cuestión en especial, ya que le estarás privando de un sentido vital en sus primeros días de vida.

Gusto

¡Por fin voy usar mi lengua! pensará el bebé, y se moverá contentísimo hasta alcanzar la teta o el biberón.

Alimentación del recién nacido

Si te has dado cuenta, ya he repetido varias veces la importancia de que el bebé permanezca con su mamá desde su nacimiento, y es que casi desde su inicio de vida va a buscar el pecho.

Lactancia materna

La alimentación ideal del recién nacido es el pecho de su madre. Por ello, si esta es la opción que has elegido, debes saber unas cuantas cosas:

  • Lo ideal es que no te separen de tu bebé y, si lo hacen, que el papá tenga la oportunidad de estar con él en piel con piel hasta que tú puedas tenerlo.
  • No debes ofrecer lactancia artificial en sus primeros días salvo que sea estrictamente necesario, ya que esto puede interferir con la lactancia materna y dificulta mucho la subida de la leche. Además se ha descrito una sensibilización a la proteína de la leche de vaca secundaria a la ingesta de estos biberones (biberones pirata) que podría, posteriormente, ocasionarle síntomas alérgicos al bebé.

¿Cada cuánto tiempo hay que alimentar a un bebé recién nacido?

Recién nacido lactanciaUn bebé recién nacido mama muchísimo. No tiene un orden marcial como a veces han querido hacerte creer. Y es que un bebé recién nacido no mama cada tres horas. Mama a demanda y esta demanda es altísima los primeros 10-15 días.

Ten en cuenta que intraútero, él tenía un aporte continuo de alimento, por lo que es normal que pida tomas cada hora o, incluso, con más frecuencia, hasta que pasen unos días y la lactancia se establezca.

Calostro: la primera leche

La primera leche será el calostro, una leche escasa pero densa que contiene gran cantidad de nutrientes importantísimos y valiosísimos para el recién nacido.

No te extrañes al ver que es poquita cantidad. Ten en cuenta que, al nacer, nuestro estómago tiene el tamaño de una uva (unos 5cc).

La lactancia es una carrera de fondo, así que no desesperes. Tampoco dudes en pedir ayuda cuando la necesites. Verás que, en unos días, todo irá mejor.

Lactancia artificial

Si te has decidido por una lactancia artificial, he de decirte que también la ingesta será a demanda y que, en un inicio, tomará pequeñas cantidades.

De esta forma, un bebé que esté en torno a los 3.5 kg tomará biberones de 30cc las primeras horas.

Posteriormente, iremos aumentando las cantidades a medida que crezca y su estómago permita una mayor ingesta.

El sueño de un bebé en sus primeros días

Recién nacido madreTodavía me asombra que lleguen padres a consulta indignados porque su hijo no duerme 6h seguidas con menos de un mes de vida. Pues sí, señor, esto es la paternidad.

El recién nacido va a regular sus ciclos de sueño vigilia a través de los ciclos de hambre-saciedad. Es decir: tengo hambre, me despierto y como, me sacio, me duermo y espero a que vuelva el hambre.

En estos primeros días, la capacidad de su despensa (el estómago) es escasa y por ello los ritmos de alimentación serán muy frecuentes. No esperes que el bebé te dé un descanso más allá de 3-4h. Él funciona así y lo está haciendo bien, es lo fisiológico.

A partir de los 15-30 días, si tuvieses la suerte rarísima de que tu bebé te permitiese dormir más de 4h seguidas, salvo que tu pediatra te indique lo contrario, disfrútalo. Antes de esa edad, si duerme más de 4h, debes despertarlo para alimentarlo.

Mejor dormir con ruido ambiente

No es necesario estar en total silencio cuando duerme el bebé porque debe acostumbrarse a un entorno natural en el que hay ruidos del día a día.

Dra. Marta Garín, pediatra

La higiene del bebé recién nacido

El baño

Recién nacido bañoComo aún cuenta con la vérnix caseosa, y es tan importante para tu bebé y su piel, te pido que no lo bañes los primeros días.

Una vez pasado este tiempo, veamos cómo preparar el baño.

El bebe no necesita bañarse a diario. Es más, si tiene una piel delicada y con tendencia atópica te recomendarán hacerlo cada varios días.

En el caso de que sea un bebé con una piel sana y quieras darle un baño cada día, no hace falta usar gel en cada lavado. Podrías simplemente preparar una bañera calentita (34-35º) solo de agua e introducirlo lentamente en ella.

Consejo
Hay que tener cuidado de que sus oídos no se sumerjan en el agua, ya que ello podría favorecer una otitis externa similar a la que ocurre en verano en las piscinas.

Puedes hidratar a tu bebé a la salida del baño, aunque no es imprescindible.

¿Cómo cuidar del cordón umbilical?

Recién nacido cordón umbilicalPara cuidar el cordón umbilical, puedes bañar a tu bebé perfectamente aunque no se le haya caído. Este debe lavarse con agua y jabón, y secarse con cuidado a la salida del baño para que no quede húmedo.

No es necesario utilizar ningún tipo de antiséptico en el cordón ni tampoco povidona yodada, alcohol ni clorhexidina.

Vigila que el aspecto del cordón sea normal, que no este muy enrojecida la zona de piel de su base y que no huela mal.

El pañal

Recién nacido pañalRespecto al cambio de pañal, te aconsejo que no uses toallitas para realizar la higiene. Ten en cuenta que ese culito va a limpiarse una media de 12-18 veces al día, y que la toallita, por muy buena que sea o por mucho que la enjuagues, va a acabar irritando la zona.

Si estás en casa, usa siempre agua y jabón para limpiar la zona con tu misma mano. Luego seca con una toalla suave dando golpecitos.

No soy amiga de usar cremas de cambio de pañal. No tiene sentido tener siempre el culo “alicatado” con mejunjes pastosos, ya que no permiten a la piel respirar y la mantienen siempre húmeda, favoreciendo que sea más frágil.

Si puntualmente se irrita la zona, consulta a tu pediatra sobre qué producto utilizar.

El cuidado de las uñas

Esta es una de las dudas más frecuentes en la higiene del bebé.

Las uñas pueden cortarse o limarse en línea recta.

Consejo
No lo hagas después del baño, ya que pueden estar muy blanditas y puedes cortar, sin querer, más de lo deseado.

No existe una edad a partir de la cual se puedan cortar las uñas. Si al nacer tiene las garras de Lobezno, las cortamos ya, si no, podemos esperar.

Consejo
Hazlo siempre con tijeras o limas para bebés y con sumo cuidado.

El vínculo con tu bebé en sus primeros días

El vínculo con tu bebé es animal e inmediato. Así que lo primero que tienes que pedir a tu entorno es respeto.

Hay que respetar estos tiempos y espacios que son solo para el núcleo familiar. Mamá, algo de papá y algo del hermano, si lo hubiere. Pero sobretodo, mamá.

Recién nacidoReconoce tu voz, tu olor, el sonido de tu respiración y tus latidos. Permítele pasar tiempo sobre ti, de este modo sentirá que está en casa. Háblale, cántale, acaricialo suavemente… en definitiva, disfruta de tu bebé, porque él contigo tiene todo lo que necesita.

Evita visitas los primeros días de vida y, si puedes, evítalas el primer mes (al menos las que no sean tan urgentes, no mates a la abuela del susto pidiéndole que no vea a su nieto en un mes).

Si en casa hay hermanitos, haz las debidas presentaciones, permite que lo toquen y que le hablen, que te pregunten las dudas que le genere el nuevo miembro de la familia e introdúcelos en los cuidados del recién nacido. Les gustará saber que cuentas con ellos.

Si tenéis perros o gatos, permite que se acerquen al bebé y lo huelan. Esa curiosidad animal va a hacer que lo reconozcan en seguida como un miembro más de la manada. Sale de ti y huele a ti. Es uno más.

La bienvenida de tu mascota al bebé

Cuando llegas con el recién nacido a casa, los perros lo aceptan porque viene contigo, por eso no suele haber ningún problema.

Dra. Marta Garín, pediatra

Conclusión

Recién nacidoHas tenido un precioso y magnífico bebé. A partir de ahora todo será nuevo, no solo para él, que recién aterriza en la tierra, sino también para ti.

Vas a conocerte como mamá, y aunque dé un poco de vértigo, debes repetirte cada día que eres la mejor mamá para tu bebé.

Apóyate en tu familia para espantar tus miedos.

Encuentra un profesional que te haga sentir cómoda y respaldada.

Y, sobre todo, no olvides disfrutar de cada día, porque pasa rápido e intensamente.

Felicidades por esta etapa recién inaugurada, mamá.

¿Te ha resultado útil?
(Votos: 2 Promedio: 5)

·····

Si este artículo te ha resultado útil, te agradeceré mucho que lo compartas haciendo clic en alguna de las redes sociales de abajo. ¡Muchas gracias!

Ir arriba