Semana 14 de embarazo

A tu pequeño le encanta chuparse el dedito

Jade Magdaleno Matrona

Escrito por Jade Magdaleno

Matrona y Sexóloga

Semana 14Tu bebé mide unos 8-9 cm, como el ancho de un billete de 50€, y ya pesa 30 gramos, como una pelota de golf.

Cambios en tu bebé esta semana

Semana 14Sus brazos y piernas no paran de crecer, las piernas ya son más largas que los brazos, y sus articulaciones funcionan a la perfección. Puede mover los músculos de la cara, gesticular y llevarse el dedo a la boca.

Neurológicamente el cerebro se especializa en su función de respuesta motora. Está muy activo, ya que cada vez tiene más líquido amniótico y le encanta moverse y dar patadas contra la pared del útero. De momento son tan flojitas, que es imposible que las sientas.

Su hígado comienza a fabricar bilis, lo que le da un color verdoso a su meconio.

Tus cambios físicos y emocionales

Como el útero va creciendo de tamaño y tú vas ganando cada vez más peso, puede que comiencen algunas molestias derivadas de ello, como el dolor de espalda.

Cuídala, porque evidentemente el tamaño del útero y tu peso van a ir a más hasta el final del embarazo, por lo que cabe esperar que las molestias en la espalda también puedan empeorar.

Síntomas frecuentes en la semana 14 de embarazo

  • Estreñimiento
  • Manchas en la piel de la cara (cloasma)
  • Estrías
  • Dolor de espalda
Consejo
Para evitar dolores, refuerza la musculatura de tu espalda realizando ejercicios con pesas focalizados en fortalecer esta zona del cuerpo o bien haciendo natación.

Consejos para tu bienestar

El útero ya sobresale notablemente de la pelvis, ten en cuenta que en el primer trimestre el hueso pélvico suponía un elemento protector ante posibles golpes abdominales.

Importante
A partir de ahora tu útero es mucho más vulnerable. Mantén las medidas de seguridad necesarias en el coche con el cinturón de seguridad para evitar un impacto contra el volante en caso de colisión, evita deportes donde puedas recibir un golpe con alguna pelota en el abdomen o una caída y ten cuidado con las patadas si coges en brazos a niños pequeños.

Continúa con los buenos hábitos alimentarios y de ejercicio para prevenir el estreñimiento y con la protección solar diaria.

Hábitos saludables embarazoIntenta mantener una postura correcta, si escoges el pilates como ejercicio físico durante tu embarazo, va a serte de gran ayuda para reconocer qué posturas son adecuadas y cuáles están desaconsejadas.

Evita, en la medida de lo posible, cargar peso. Cuando tengas que hacer compra de productos pesados como patatas, naranjas, cajas de leche o detergente, pide que te lo lleven a casa, casi todos los supermercados ofrecen ese servicio (que adorarás una vez nazca tu bebé).

Si tienes otros niños pequeños lo de evitar coger peso va a estar más complicado, agáchate, levántale y vuelve a incorporarte estirando las rodillas, sin flexionar la espalda para no dañarla.

¡Ojo!
No abuses del zapato de tacón ni tampoco del que sea totalmente plano. Que el talón esté elevado unos 2-4 centímetros es lo más adecuado para tu espalda (es decir, las chanclas, las bailarinas planas y las deportivas, al contrario de lo que puedan parecer, no son lo más adecuado).

Exámenes médicos y pruebas en la semana 14

Pruebas médicasAl registro de los tonos fetales, tu peso y tu tensión arterial puede que haya que añadir una prueba llamada test cuádruple. Lo cierto es que actualmente, con la determinación de ADN fetal en sangre, esta prueba está quedando en desuso. Se realiza únicamente a quienes se les ha pasado realizarse el cribado de cromosomopatías en el primer trimestre.

Esta prueba consiste en un análisis de sangre, para el que no es necesario acudir en ayunas, en el que se estudian 4 parámetros:

  • la alfafetoproteína
  • la β-hCG (gonadotropina coriónica humana)
  • el estriol no conjugado
  • la inhibina A

En este caso, no se tiene en cuenta ningún dato ecográfico, a diferencia del triple screening, y es menos eficaz que este.

Preguntas frecuentes

¿Debo continuar tomando ácido fólico a diario?

Existe cierta controversia con este tema puesto que  algunos profesionales dicen que puedes dejarlo y otros, que continúes hasta el parto.

La función del ácido fólico es prevenir defectos en la formación del tubo neural (estructura del sistema nervioso del bebé). En la semana 14 esa estructura ya está formada, por lo que el ácido fólico no aporta beneficios ni tiene capacidad de modificar alguna alteración que pudiera haber ocurrido.

Es por eso que la Dirección General de Salud Pública del Ministerio de Sanidad y Consumo recomienda, a partir del inicio del segundo trimestre, dejar de tomarlo.

Sin embargo, y de ahí viene que haya embarazadas con información contradictoria, la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia aconseja tomar algún multivitamínico con ácido fólico no solo hasta el parto, sino hasta 4-6 semanas después si no das el pecho y hasta que dure la lactancia, si optas por la materna.

Ante cualquier duda, pregunta a tu matrona o ginecólogo cuál es la mejor opción en tu caso concreto.

¿Quieres saber más?

Nota: este contenido ha sido redactado por Jade Magdaleno, matrona con años de experiencia asistecial y académica. Aún así, esta información nunca debe sustituir el seguimiento de tu embarazo por parte de tu médico.

Jade Magdaleno
Jade Magdaleno
Matrona con amplia experiencia en el Hospital Universitario La Paz. Docente en la Universidad Autónoma de Madrid y responsable de los posgrados universitarios para matronas y enfermeras de la Universidad Católica de Ávila.

¿Te ha resultado útil?
(Votos: 56 Promedio: 4.6)

Ir arriba