El mejor sacaleches manual – comparativa y guía de compra

Sacaleches manualesAunque esto es una guía sobre sacaleches, si te soy sincera mi primera experiencia con los extractores de leche manuales no fue muy buena: por mucho que lo intentara y daño que me hiciera no había forma de sacarse leche y encima acababa con la mano destrozada de darle a la maldita palanquita.

Pensé que esto de los sacaleches no estaba hecho para mí, pero después de informarme un poco y preguntar  al pediatra y a varias madres me di cuenta que, simplemente, no había elegido el modelo adecuado.

Ahora estoy encantada con el nuevo sacaleches que tengo, que va de lujo y me ha sacado de más de uno y dos apuros 😊

Esta guía te ayudará con el proceso de elección del sacaleches, para evitar que tires el dinero con un trasto inservible ni te frustres pensando que eres la única que no puede usar uno. También encontrarás recomendaciones y características de los extractores manuales mejor valorados por los pediatras y madres (con opciones para todos los bolsillos). ¡Espero que te sirva!

Comparativa de los 5 mejores sacaleches manuales

Todos los modelos que encontrarás en esta tabla están libres de BPA (Bisfenol-A).

Nota: si la ves en móvil desplaza la tabla con el dedo para ver todas las columnas

SacalechesPrecioCopaPesoIdeal paraValoración
Philips Avent
Philips Avent
2 tallas disponibles372 g· Uso ocasional en casa
· De viaje
Medela Harmony
Medela Harmony
5 tallas disponibles118 g· Uso ocasional en casa
· De viaje
Curve
Elvie Curve
Talla única200 g· Uso de viaje
· Uso en casa
Tommee Tippee Closer to Nature
Tommee Tippee
Talla única594 g· Uso ocasional en casa
Chicco Natural Feeling
Chicco Natural
Talla única581 g· Uso ocasional en casa

¿Qué sacaleches manual comprar?

Este práctico cuestionario te recomendará tu sacaleches manual ideal según tus necesidades y presupuesto. ¡Tardarás menos de 30 segundos en contestar!

Cuándo elegir un sacaleches manual

Empecemos por lo esencial: ¿el sacaleches manual es la mejor opción para ti? En general, se trata de la opción ideal si vas a realizar extracciones de leche ocasionales:

  • Si te vas a ausentar unas cuantas horas de casa de vez en cuando
  • Para acabar de vaciarte los pechos cuando tu peque haya mamado poco
  • Necesitas descongestionarte los pechos o en caso de padecer una ingurgitación
  • Vas a estar unos días sin poder darle de mamar (por un viaje, por ejemplo)
  • Tienes que tomar medicación unos días pero no quieres que te disminuya la cantidad de leche
  • Quieres aprender a usar un sacaleches (los manuales son algo más sencillos) antes de empezar a utilizar uno eléctrico cada día

Piensa que la principal diferencia entre un extractor manual y uno eléctrico es quién realizará el trabajo de extracción: tú misma o el motor del aparato. Por lo tanto, si vas a usarlo de forma frecuente (cada día) posiblemente sería más adecuado que te decantes por un sacaleches eléctrico que será más rápido y cómodo.

Si aún dudas, puedes echar un vistazo a esta guía que he escrito sobre los sacaleches eléctricos. Ha sido mi siguiente campo de investigación ahora que estoy a punto de reincorporarme al trabajo y necesito un aparato que me ayude cada día.

Desde mi punto de vista, las principales ventajas de un extractor manual son:

Suelen ser bastante compactos y silenciosos, por lo que serán ideales si quieres hacer extracciones fuera de casa sin añadir un bulto enorme más a tu bolso ni ser el centro de atención. Incluso lo puedes utilizar mientras vas en el coche, siempre y cuando no conduzcas 😉

Además, son más fáciles de montar y limpiar (tienen menos piezas que los sacaleches eléctricos), ahorrándote algo de tiempo, lo cual se agradece cuando las horas del día parecen desaparecer sin saber muy bien cómo, ¿te suena?

Sin olvidarnos de algo muy importante: ¡el precio! Puedes encontrar algún modelo sencillo pero decente a partir de 15-20€. Sin embargo, por mi propia experiencia, te recomiendo que no escatimes en precio. Mejor gastarse un poco más en un buen sacaleches, que ahorrarte 20€ y tener un cacharro inservible en casa.

Finalmente, estos sacaleches te permiten tener un control total sobre la extracción, ya que tú misma serás la que adaptará en cada momento la velocidad, intensidad y pausas en la succión.

Pros
  • Fácil de usar, montar y limpiar (pocas piezas)
  • Más económico, silencioso y discreto que uno eléctrico
  • Pequeño y ligero
  • Puedes hacer la extracción a tu ritmo
Contras
  • Puede resultar algo cansado
  • Menor velocidad de extracción
  • No recomendado para uso frecuente

Puntos clave para elegir tu sacaleches manual

A la hora de elegir tu extractor, los puntos más importantes que deberías tener en cuenta son:

  1. Comodidad y ajuste de la copa: los sacaleches que tienen varios tamaños de copa tienen la ventaja que tendrás plan B si la que viene por defecto no se ajuste a tus pechos (o a uno de ellos). Piensa que utilizar un embudo de un tamaño incorrecto puede causarte molestias y alargar innecesariamente cada extracción. Además, si la copa es suave, redondeada y con adaptación anatómica tus extracciones serán más agradables y cómodas.
  2. Di no a los callos — palanca ergonómica: asegúrate de que la manivela sea cómoda de sujetar y accionar porque vas a tener que repetir muuuchas veces el mismo movimiento y una buena palanca hará que te canses mucho menos.
  3. Menos es más — diseño sencillo: es importante que sea fácil de montar, desmontar, limpiar y esterilizar. ¡Piensa que lo vas muchas veces! Así que, como menos piezas tenga, menos trabajo tendrás tú. Para mí un punto extra es que, además, las piezas se puedan lavar en el lavavajillas.
  4. ¿Cómo lo haría tu bebe? — tecnología de extracción: sacaleches como el Medela Harmony, gracias a su palanca ajustable, han perfeccionado el proceso de extracción dividiéndolo en 2 fases, como lo haría tu bebé: una primera de succión rápida para estimular la bajada de la leche y una segunda de succión más lenta para que la leche fluya de forma óptima.
  5. ¿BPA? No, gracias — material de fabricación: imprescindible que las partes que van a estar en contacto con tu leche estén libres de BPA (Bisfenol-A) y otros materiales que pueden ser tóxicos para tu peque. Si quieres saber más sobre este material, pincha aquí.
  6. Un poco de ayuda extra — accesorios: mi sacaleches venía con una base para sujetarlo, lo cual me ha salvado la vida (y la del sofá) en más de una ocasión que he tenido que parar a mitad de la extracción evitando que se cayera la botella y se desparramara la leche. También son útiles las bolsas para transportarlo, así como que venga con algún recipiente extra para almacenar la leche.
  7. Recambios: si se estropea algún componente, agradecerás enormemente que sea fácil de reponer (¡te lo digo por experiencia!). Las grandes marcas como Medela y Philips tienen la ventaja de que se venden en todas partes, por lo que es muy fácil conseguir todo tipo de repuestos.
  8. Mejor ahorrar en galletas — calidad: no escatimes en el sacaleches. Es un aparato que te será de gran ayuda, siempre y cuando funcione bien (cuando no funciona, te aseguro que es frustrante). Un sacaleches de baja calidad puede convertirse en un trasto inservible. Si los vas a utilizar tan poco que crees que no vale la pena invertir para un buen modelo, antes te aconsejo que lo alquiles que no comprarte uno malo.

Los 5 mejores sacaleches manuales

A continuación, te dejo un listado con los modelos de sacaleches manuales más avalados, tanto por pediatras como por la experiencia de muchas madres  satisfechas con los resultados obtenidos.

1. Philips Avent SCF330/20 y SCF330/13

DESTACA: los sacaleches manuales más vendidos (y enseguida entenderás por qué)

IDEAL PARA: uso en casa y para llevar a cualquier parte

Estos sacaleches, al igual que el resto de modelos de la marca Avent de Philips han sido diseñados con un enfoque total hacia la comodidad y facilidad de uso.

Al igual que sus primos eléctricos, cuentan con un cojín masajeador en la copa que es muy agradable al tacto y que facilita la extracción, estimulando el flujo de leche. Además, la leche fluye perfectamente hacia el colector (biberón) aunque te sientes erguida, sin necesidad de tener que inclinarte hacia adelante. De esta forma, se añade aún más comodidad al proceso de extracción.

Por otro lado, su tamaño reducido y ligereza te permitirán llevártelo a todas partes fácilmente. Se montan en sólo 3 pasos, tienen poquitas piezas y lo mejor… todas las piezas se pueden lavar en el lavavajillas. ¡Suficientes cosas lavamos ya a mano cada día!

También me gusta el hecho de que las piezas sean estándares para todos los productos de alimentación Avent. Así, podrías utilizar, por ejemplo, la botella de este sacaleches en uno eléctrico.

En la caja del modelo SCF330/20 viene el sacaleches con una botella colectora que sirve de biberón, una tetina de silicona extra suave y un disco sellador para que puedas almacenar la leche. Incluye también 2 paquetes de con 2 muestras de discos absorbentes para día y para noche.

El principal inconveniente que le veo a este sacaleches es la capacidad de la botella (biberón) que es de 125 mL, un pelín justa para mi gusto.

Si, como yo, eres de las que necesita una botella un poco más grande, tienes la opción del modelo SCF330/13, que tiene exactamente las mismas características pero, en vez de biberón, viene con 3 vasos colectores de 180 mL. Además, lo bueno de estos vasos es que la tapa es antivertidos por lo que, aunque te la metas en el bolso por ejemplo, no se sale ni una gota. En el pack también viene la tetina de silicona.

Pros
  • Cojín masajeador
  • Diferentes tamaños de copa para elegir
  • Piezas estándares para todos los productos de alimentación Avent
  • Piezas aptas para lavavajillas
Contras
  • La palanca puede hacer algo de ruido
  • Tamaño de botella justillo (en modelo SFC330/20)

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Qué diferencia hay entre el modelo SFC330/13 y SFC330/20?
Son iguales en cuanto a características del sacaleches. La única diferencia es que el modelo SFC330/20 viene con biberón mientras que el SFC330/13 viene con 3 vasitos que se acoplan al sacaleches para almacenar la leche (aunque también viene la tetina para que puedas darle la leche a tu bebé directamente del vasito).
¿Se le pueden poner los biberones tanto natural como clásico?
Se le puede poner cualquier biberón de la marca Avent porque tienen la misma rosca. Sólo hay que poner el adaptador azul que va en la caja porque los vasitos que lleva son más anchos. Además, los vasitos son muy buenos, yo ahora los utilizo para la fruta.
¿Se pueden esterilizar en caliente todas las piezas como los biberones?
Sí, sin problema. 
¿Incluye el adaptador para extraer la leche directamente a los recipientes de conservación de leche?
Sí, viene incluido. Almacenas directamente en los recipientes. 

2. Medela Harmony

DESTACA: sistema de extracción en 2 fases para facilitar y aumentar el flujo de leche

IDEAL PARA: extracciones en casa y de viaje

Medela Harmony
Ver Precio Ver Opiniones
Este sacaleches es el principal competidor de los modelos de Philips Avent que acabamos de ver en cuanto a calidad y satisfacción de las madres que lo han usado. Medela es una marca líder en productos para bebés, siendo uno de sus principales puntos fuertes los sacaleches.

La principal característica diferencial de este sacaleches es que posee la tecnología de extracción en dos fases que te permitirá realizar extracciones más rápidas y fáciles gracias al mango con dos posiciones que mimetiza muy bien la forma en que succionaría tu bebé:

  • En la fase de estimulación, que facilita la bajada de la leche, se utiliza la parte corta para producir movimientos rápidos y cortos
  • En la fase de extracción se usa la parte larga, que produce succiones más largas y lentas para ayudar al flujo de la leche

Por eso, es un sacaleches muy cómodo de usar, ya que te permite controlar tanto la fuerza como la velocidad de la extracción.

Siguiendo con el mango, también destaca su forma ergonómica, que hará tus extracciones más cómodas y te evitará acabar con la mano dolorida al finalizar cada extracción.

Es bastante compacto y ligero, además de muy fácil de montar, por lo que es una muy buena opción para utilizar en cualquier parte. A esto hay que añadir que es muy silencioso, por lo que podrás usarlo en cualquier sitio sin convertirte en el centro de atención.

Otro punto para la comodidad la aporta el hecho de que todas las piezas son aptas para lavavajillas, ahorrándote tiempo y esfuerzos.

Además, soy muy fan de la tetina Calma, que viene incluída con el sacaleches. Esta tetina mimetiza el pezón no sólo en la forma sino en que tu bebé tendrá que hacer esfuerzo para extraer la leche del biberón (como lo haría al succionar el pecho). Así, reduces la posibilidad que tu peque se acostumbre demasiado pronto al bibe y no quiera mamar.

Junto con el sacaleches y la tetina Calma, viene una botella extra y una base que permite sujetar la botella si necesitas parar en algún momento durante la extracción, evitando derrames.

Pros
  • Extracción fácil y rápida gracias a su tecnología de 2 fases
  • Muy silencioso
  • Varios tamaños de copa disponibles
  • Piezas aptas para lavavajillas
Contras
  • Precio algo superior a otros sacaleches manuales (aunque justificado)
  • 5 piezas
 
PREGUNTAS FRECUENTES

¿La tetina Calma se puede usar con la botella recolectora del sacaleches?
Sí, se coloca directamente y ya puedes utilizarlo como biberón.
Me han dicho que viene con varios embudos de distintos tamaños para los pezones ¿es cierto?
El sacaleches viene con un embudo (copa) estándar. Si necesitas otro tamaño, tienes 4 tallas más disponibles, pero hay que comprarlo a parte. 
¿Hace ruido? Me tengo que sacar leche en lugares públicos y me da un poco de reparo que suene mucho.
No hace apenas ruido. Son como ligeros soplidos.
La parte de goma del diafragma (la pieza que va dentro de la palanca), ¿hay que hervirla también para esterilizarla?
Hay que esterilizar todo lo que está en contacto con la leche, así que sí.

3. Elvie Curve

DESTACA: diseño innovador y más práctico sin complicados accesorios

IDEAL PARA: uso en casa y fuera de ella

Elvie Curve
Ver precio Ver Opiniones
Su diseño me ha parecido fácil de usar y práctico, ya que solo debes colocarlo en el sujetador y podrás llevarlo puesto sin preocuparte de que se te caiga, permitiéndote hacer las extracciones cuando quieras.

Además, me ha parecido que queda bastante discreto y no se nota mucho si vistes una camiseta holgada. Eso sí, aunque se adapta bien, me hubiera gustado que tuviera diferentes tamaños de copa para poder elegir.

Es por todo ello que te servirá tanto para casa como si necesitas extraerte leche fuera. Y es que por su tamaño, peso y facilidad de uso, es una buena opción para llevártelo sin muchas molestias.

Para usar este sacaleches manual solo tendrás que presionar la válvula de silicona para succionar, pudiendo extraer hasta 120 ml en cada sesión. Eso sí, su potencia de succión es suave, así que si no produces mucha leche, puede que tardes bastante tiempo en extraer la cantidad que quieres.

Me ha parecido muy útil que se pueda lavar directamente en el lavavajillas y como solo tiene 2 piezas, es fácil de montar y desmontar. Además, no contiene BPA y la silicona con la que está fabricado es de grado alimenticio, para que sea seguro tanto para tu bebé como para ti.

Si buscas un concepto de diseño similar pero eléctrico, puedes probar Elvie Pump, aún más manos libres ya que el sacaleches se encarga de todo. Y si quieres saber más de él, no te pierdas nuestra Guía completa del Elvie Pump.

Pros
  • Diseño innovador más discreto
  • Para usarlo en casa y fuera
  • Fácil de montar y desmontar
  • Apto para lavavajillas
Contras
  • Potencia de succión suave
  • Un único tamaño

4. Chicco Natural Feeling

DESTACA: adaptabilidad a cualquier tipo de pecho

IDEAL PARA: extracciones ocasionales en casa

Chicco Natural Feeling
Ver precio Ver Opiniones
La conocida marca italiana de niños Chicco ha renovado su sacaleches manual para conseguir un asa más ergonómica y una copa de silicona más cómoda y agradable que se adapta muy bien a la mayoría de pechos.

La copa tiene unas ondulaciones en espiral de silicona que masajean el pecho para ayudar al flujo de la leche con un tacto suave y agradable.

De esta forma, Chicco ha conseguido mejorar su sacaleches y convertirlo en uno de los preferidos de muchas madres.

También destaca la válvula que ayuda a regular la intensidad de la extracción, pudiéndola adaptar a tus necesidades en cada momento.

Como ya sabes, otro punto que suma en comodidad para mi es la posibilidad de meter las piezas en el lavavajillas, y aquí Chicco tampoco nos defrauda 😊

El sacaleches es compatible con los biberones Chicco. Además, viene con una tetina para poder dar de mamar a tu peque directamente de la botella colectora al finalizar la extracción.

El punto débil de este sacaleches es que es un poco más pesado y voluminoso que los otros modelos que hemos comentado. Por eso, si vas a usarlo mucho fuera de casa, puede que no sea la opción más adecuada.

Pros
  • Copa muy cómoda y suave al tacto
  • Posibilidad de regular la intensidad de extracción
  • Adaptabilidad a la mayoría de pechos
  • Piezas aptas para lavavajillas
Contras
  • Menos ligero que otros sacaleches manuales

5. Tommee Tippee Closer to Nature

DESTACA: todos los accesorios que vienen al comprar el sacaleches

IDEAL PARA: extracciones ocasionales en casa

Tommee Tippee Closer to Nature
Ver precio Ver Opiniones
Este sacaleches es otra gran opción dentro del rango de precios intermedio con un buen rendimiento y calidad.

Formado por tan solo 3 piezas, te resultará muy fácil de montar y limpiar.

La copa es blandita y suave, y tiene cojín masajeador, favoreciendo así la salida rápida y cómoda de la leche. Además, es discreto y silencioso, algo que agradecerás especialmente si lo usas alguna vez fuera de casa y no quieres que los ruiditos del aparato te conviertan en el centro de atención.

El sacaleches viene con un biberón, un envase para almacenar la leche extraída, un recipiente para esterilizarlo en el microondas y 6 discos absorbentes desechables. Y todas las piezas pueden lavarse en el lavavajillas, ¡otro punto positivo para Tommee Tippee!

Además, el sistema “Collect and Protect” te permite extraer la leche directamente en el recipiente que luego podrás tapar y guardar cómodamente en la nevera.

En general, los comentarios de las madres que lo han probado es que es cómodo de usar y fácil de montar y limpiar con un precio muy asequible. Si quieres saber más, aquí encontrarás las opiniones que han dejado sobre este sacaleches en Amazon.

Sin embargo, en comparación con otros modelos comentados, para mi gusto es un pelín pesado para andar cargándolo arriba y abajo, por lo que lo recomendaría para hacer extracciones en casa. Por otro lado, la copa es bastante grande, así que si tienes los pechos pequeños, posiblemente no sea el modelo más adecuado.

Pros
  • Baratito
  • Pack muy completo
  • Silencioso
  • Fácil de montar y limpiar (piezas aptas para lavavajillas)
Contras
  • Algo más lento que otros sacaleches manuales
  • Un poco pesado,
  • Copa grande (no recomendado si tienes los pechos pequeños)

Preguntas frecuentes sobre sacaleches manuales

¿Qué accesorios voy a necesitar?

Medela CalmaBotellas:

La mayoría de sacaleches llevan una botella que se puede utilizar directamente como biberón. Incluso si es así, es bastante útil tener alguna botella extra para irlas alternando y poder almacenar la leche en una mientras utilizas otra para alimentar a tu bebé.

Tetinas:

Tetina calma

Mi recomendación es que intentes utilizar las tetinas especialmente diseñadas para lactancia, sobretodo si quieres alternar darle el pecho con el uso del sacaleches. La que más me gusta es la de Medela (tetina Calma) que tiene una forma especial que imita el mecanismo y anatomía del pecho. De esta forma, tiene que succionar para activar la salida de leche del biberón y el bebé no se vuelve “vago” como pasa a veces con los biberones normales, donde la leche fluye sin esfuerzo. Así evitarás al máximo que tu bebé rechace el pecho al empezar a utilizar biberón.

Bolsas de almacenamiento:

bolsas almacenamiento medelaLa joya de la corona. Para mí, son la forma más cómoda y fácil de almacenar la leche al terminar la extracción. Se pueden guardar fácilmente en cualquier parte, las podrás llevar contigo sin necesidad de bultos engorrosos y te aseguras que siempre estarán bien libres de microbios al usarlas, puesto que cada vez estrenas una nueva. De las que he probado, las que más me gustan son las de Philips Avent porque me parecen las más prácticas. Sin embargo, si tu sacaleches es Medela, puede que te sea más cómodo utilizar los de la propia marca, que se acoplan muy bien al sacaleches.

Discos absorbentes:

Tanto si utilizas sacaleches como si das de mamar a tu bebé, es muy posible que los vayas a utilizar para evitar que se te manche la ropa (especialmente en los momentos de mayor producción). Para mí, los puntos importantes a la hora de elegirlos es que sean grandecitos (unos 4 cm), gruesecitos para no tener que andar cambiándolos a cada momento y que tengan adhesivo para pegarse al sujetador.

También existen opciones reutilizables, como los Elvie Catch de silicona, que además de ser cómodos y evitar derrames, ayudan a cuidar más del medioambiente que los desechables, un punto que yo valoro mucho.

Calientabiberones:

Super útil para calentar los biberones de forma cómoda y rápida, asegurándote que la leche queda siempre a la temperatura óptima para tu peque. Personalmente, descarto totalmente la opción de microondas, tanto por seguridad y pérdida de nutrientes como porque la leche no se calienta de manera homogénea y es difícil controlar la temperatura.

Calientabiberones

Esterilizador:

EsterilizadorTodos los cacharros que vas a usar para darle de comer a tu peque (que no son pocos entre bibes, sacaleches, tarros, etc.) deberán ser esterilizados con frecuencia, por lo que te recomiendo que compres un esterilizador en vez de estar cada dos por tres hirviendo agua. Los tienes de todo tipo:

  • Esterilizador para microondas: un recipiente especial al que se añade un poco de agua y se deja en el micro 5-6 min.
  • Esterilizador de vapor: como un hervidor que tiene un pequeño compartimiento par echar agua.
  • Esterilizador de frío: pastillas que se añaden al agua en el que metes los cacharros.

¿Cómo debo usar un sacaleches manual?

Los sacaleches manuales son bastante senzillos de utilizar, sólo tendrás que cogerle el truquillo. Aún así, es normal que al principio cueste un poco o salga poca leche. Ten paciencia, verás como con algo de práctica te conviertes enseguida en una experta 😊

Los pasos a seguir:

  1. Antes de empezar a utilizar el sacaleches por primera vez, echa un ojo tranquilamente a las instrucciones para familiarizarte con el aparato.
  2. Coloca el embudo (copa) del sacaleches en tu pecho. Asegúrate que el pezón entra de forma cómoda: sin rozar (demasiado pequeño) y sin que se cuele la aureola en la zona de succión (demasiado grande).
  3. Empieza a accionar la palanca de forma rítmica. Suele ayudar si empiezas con movimientos rápidos y cortos (ayuda a estimular la subida de leche) y, una vez la leche ya fluye, pasas a hacer movimientos más prolongados y profundos. Tranquila, es normal si la leche tarda unos minutos en empezar a fluir. Suele ayudar masajearse el pecho de la periferia hacia la aureola y el pezón, con especial énfasis en las zonas más duras (es donde hay más leche).
  4. Continúa succionando hasta que ya no salga más leche del pecho (en general, unos 10 minutos) y cambia de pecho para volver a realizar el proceso. Otra opción es ir alternando los pechos cada 5 minutos.
  5. Al terminar con el segundo pecho puedes volver al primero y sacar algo más de leche.
  6. Si vas a guardar la leche, te recomiendo las bolsas de almacenamiento ya que son cómodas, fáciles de transportar y te aseguras que siempre estarán estériles (no las reutilices). Escribe con un rotulador permanente la fecha de la extracción y guárdala en la nevera o congelador.

Cuando tengas práctica, posiblemente podrás manejar el sacaleches con una sola mano, lo cual te dará algo más de libertad mientras te sacas la leche o te permitirá tener a tu peque mamando del otro pecho a la vez.

¡Ojo! El proceso de extracción NO debe ser doloroso. Puede ser algo incómodo o molesto las primeras veces, pero si sientes dolor prueba a recolocar el pecho en la copa y disminuye la velocidad de succión. Si sigue siendo doloroso, es posible que estés usando un tamaño de copa inadecuado. A continuación, te dejo un vídeo que explica cómo elegir el tamaño correcto.

¿Cómo puedo facilitar la extracción de leche?

Extracción leche

Al principio, es normal que te cueste un poco que salga la leche. A continuación, te dejo algunos trucos que te pueden ayudar:

– Relájate: busca un sitio tranquilo, cómodo y cálido donde te sientas a gusto. Puede parecer una tontería pero es lo más importante. Si estás incómoda o nerviosa la leche saldrá con más dificultad y tú todavía te estresarás más, dificultando aún más el proceso.

Piensa en tu peque: ten a tu bebé cerca (que lo puedas ver) o mira una foto suya. No sé si será efecto placebo pero el caso es que… suele funcionar!

Estimula el pecho: prueba a masajearte el pecho de la periferia hacia el pezón antes y durante la extracción. También puede ayudarte poner algo calentito en el pecho antes de empezar. A mí me gusta (cuando puedo), darme una ducha calentita justo antes de empezar. El calor dilata los vasos conductores, facilitando la extracción y además me ayuda a relajarme.

Extrae leche: así de simple. Como más extracciones hagas, más estimularás la producción de leche. Además, procura vaciarte bien los pechos cada vez. El cuerpo es sabio, si nota que aún queda leche, la producción se reduce para no sobrecargar tus pechos.

Ten paciencia: al principio puede costarte un poco que salga la leche. No te desesperes, la práctica hará que en poco tiempo se convierta en un proceso fácil y rápido.

¿Cuánta leche podré sacarme?

Cantidad de leche

Como ya te he comentado, al principio es normal que no salgan más que unas gotas. La práctica te llevará a extracciones abundantes y más o menos rápidas en las que conseguirás vaciarte por completo los pechos.

La cantidad de leche dependerá de varios factores: cuántas horas han pasado desde la última extracción o vez que ha mamado tu bebé, la práctica que tengas, lo relajada que estés, el sacaleches que utilices, etc.

En general, cuando ya tengas algo de práctica y la lactancia esté bien establecida, la cantidad de leche al día que podrás extraer (si utilizas exclusivamente un sacaleches) suele estar entre 750 y 1.035 mL.

Aun así, es normal que:

  • Tengas más leche por las mañanas
  • El volumen de leche que extraigas vaya decreciendo a lo largo del día
  • Ambos senos produzcan cantidades distintas

 

¿Te ha resultado útil?
(Votos: 18 Promedio: 4.8)

·····

Si esta guía te ha resultado útil, te agradeceré mucho que la compartas haciendo clic en alguna de las redes sociales de abajo. No te cuesta nada y a nosotros nos ayuda un montón, ¡muchas gracias!

Ir arriba