Prueba y opiniones del sacaleches Elvie Pump

Análisis y opinión del sacaleches Elvie Pump

Elvie Pump_original
Sacaleches Elvie Pump

Si alguna vez has tenido que recurrir a un sacaleches, te habrás dado cuenta de que es un proceso largo, tedioso y engorroso. Y es que normalmente debes dedicarle mucho tiempo y no todos los modelos te permiten moverte y hacer otras cosas mientras se produce la extracción, lo que supone una implicación aún mayor.

El Elvie Pump se ha posicionado como el sacaleches más cómodo porque consigue disminuir la mayoría de molestias que supone este proceso.

Este sacaleches cuenta con un diseño innovador que te permitirá extraerte leche de forma cómoda, sin tener que sujetar ningún aparato y facilitando que te puedas mover durante el proceso. Su tamaño compacto te permitirá poder usarlo en cualquier lado sin que se note mucho, controlando el proceso a través de una app instalada en tu móvil y sin tener que limpiar tubos y tubitos donde puede aparecer moho.

Una herramienta útil, cómoda y portátil, que permite a las madres total libertad de movimiento mientras se extraen leche.

Características clave del Elvie Pump

  • Diseño innovador y eficiente
  • Manos libres
  • Funciona con batería y tiene una duración de entre 1,5 – 2,5 horas
  • Incluye dos embudos de diferentes tamaños para adaptarse a diferentes tipos de pechos
  • Cuenta con dos botellas o contenedores de 150 ml con tapa para poder almacenar la leche
  • Se lleva sujetado en el sostén sin necesidad de otra sujeción
  • Extracción más natural en dos fases (estimulación y extracción)
  • Aplicación móvil para poder controlar su batería, potencia de succión y nivel de leche extraída
  • Instrucciones de uso en la app
  • Apta para el lavavajillas (exceptuando la parte electrónica)
  • Silencioso
Pros
  • Ligero y compacto que lo hace cómodo de llevar
  • Se adapta a todo tipo de pechos
  • Permite movilidad durante su uso
  • Estimula la succión
  • Fácil de controlar con un dispositivo móvil
  • Fácil de usar y de limpiar
  • Muy discreto porque hace muy poco ruido
Contras
  • No puede usarse conectado a la corriente
  • Es necesario adaptarlo bien al pezón para que la succión sea efectiva
  • El sensor de cantidad de leche extraída no es 100% preciso
  • No incluye biberón ni tetina
  • Su precio es elevado

Análisis del Elvie Pump

El extractor de leche Elvie Pump no se parece a los otros modelos eléctricos simples que están en el mercado por su diseño tan innovador.

Después de analizarlo y probarlo durante unos días, te cuento sus características destacadas y mis impresiones.

Sacaleches Elvie Pump: prueba, análisis y opinión

Compacto y portátil

Una de las cosas que más me ha gustado es su forma y tamaño. Acostumbrada a los típicos sacaleches con embudo, biberón, tubos y unidades de control, me sorprende encontrar un modelo que me cabe en una mano y que puedo llevar metido dentro del sujetador sin que apenas se note.

Este tamaño reducido es el reclamo que la marca usa para afirmar que este es el primer sacaleches manos libres y verdaderamente portátil del mundo.

Colocación Elvie Pump_original
Colocación

La verdad es que la marca no miente en este aspecto. Tras probarlo debo decir que cabe perfectamente dentro de un sujetador de lactancia, además incluye unas pequeñas tiras alargadoras del sujetador. Con él puesto no necesitas sujetar nada de nada y puedes moverte libremente. Además, si llevas ropa ancha no se notará demasiado que lo llevas puesto y te permitirá realizar la extracción de leche, por ejemplo, mientras trabajas en la oficina.

También, lo llevé puesto en casa para las diferentes tareas del hogar y debo decir que pude hacerlo todo sin que se me cayese, incluso inclinarme o agacharme.

Pero tienes que tenerlo bien colocado y, para ello, debes pillarle el truco. Ten en cuenta que, aunque sea pequeño, es una esfera voluminosa que mide 12,8 x 11 x 6,8 cm y que la llevas dentro del sujetador. Por eso, te recomiendo que, cuando empieces a usarlo, tengas paciencia y vayas probando diferentes posiciones para encontrar tu sujeción ideal.

Silencioso

Además de ser pequeño y libre de cables y aparatos que sobresalen, otro de sus puntos fuertes es el poco ruido que hace.

Por su tamaño y forma compacta, ofrece la posibilidad de extraer leche en cualquier otro sitio, incluso en el trabajo. Pero esto nos sería posible si el aparato fuera muy ruidoso.

Elvie Pump dispone de una tecnología que reduce el ruido, siendo uno de los sacaleches más silencioso que he probado.

Fácil de usar

Casi sin tener que leer las instrucciones puedes usar el Elvie Pump, aún así siempre recomiendo que lo hagas para asegurarte de saber cómo funciona cualquier producto. Dispone de un uso muy intuitivo, con muy poco botones y piezas, y a través de su app te guiará paso a paso para que sepas cómo usarlo y puedas controlarlo con total precisión.

Batería Elvie Pump_original
Batería

Antes del primer uso deberás cargarlo. Lo puedes hacer conectándolo a un puerto USB del ordenador, pero si quieres cargarlo enchufado a la corriente, deberás buscar un adaptador o hacer uso del cargador del móvil porque Elvie Pump no lo incluye.

Cuenta con muy pocas piezas: base de control (parte electrónica que no debe lavarse), botella (incluye dos unidades), membrana, embudo (dos tamaños diferentes), válvula y boquilla. Por eso, es tan fácil de montar y de limpiar.

Nos gusta que incluya las tapas para las botellas para que puedas guardar la leche en la nevera sin necesidad de cambiar el recipiente. También trae una bolsita para guardarlo y unos prácticos extensores para el sujetador de lactancia.

Sacaleches inteligente

Otra de las características que me ha parecido muy útil de Elvie Pump es que es inteligente, ya que se conecta a través de Bluetooth con tu dispositivo móvil para poder controlarlo al detalle.

App Elvie Pump_original
App móvil

Cuando instalas la app te explica cómo debes preparar cada componente antes del primer uso, cómo montar todas las piezas, para qué sirven los diferentes botones e indicadores de la base de control y cómo ajustarlo perfectamente al pecho para que la extracción sea más efectiva.

Con el uso de la app, puedes controlar el volumen de leche extraída a tiempo real (aunque avisamos que no siempre ofrece una medida totalmente exacta), realizar un seguimiento del historial de extracción de cada pecho, cambiar el modo y la intensidad y ajustar el temporizador de extracción. Poder usarlo de esta manera me ha resultado muy práctico, ya que no he tenido que tocar los botones del aparato mientras lo he usado.

Aunque si la tecnología no va contigo, también puedes usarlo sin necesidad de la aplicación. 

Extracción natural en dos fases

Cuando un bebé empieza a succionar el pecho, lo hace de forma rápida para estimular la subida de la leche. Tras este periodo de succiones cortas e intensas, pasa a una fase de succión más lenta y tranquila para alimentarse.

Instrucciones Elvie Pump_original
Instrucciones

Para tratar de emular esta succión natural del bebé, el sacaleches Elvie Pump funciona también con dos fases. Cuando se pone en marcha, empieza con una fase de Estimulación y, cuando detecta que la leche empieza a fluir, cambia automáticamente al modo de Extracción. Este funcionamiento a dos fases hace que la extracción sea mucho más efectiva, más natural y cómoda para la mujer.

Una de las cosas que más me ha gustado de este funcionamiento a dos fases es que he podido elegir el nivel de intensidad de la extracción para que la potencia sea agradable.

Desde la app también he podido cambiar de una fase a otra cuando he querido, lo que me ha sido muy útil en las primeras semanas de lactancia cuando la subida de la leche es más abundante y no es necesaria tanta estimulación para que la leche salga.

Consejo
Si necesitas sacarte leche con mucha frecuencia, podría interesarte la opción doble de Elvie Pump para hacer la extracción de los dos pechos a la vez.

Potencia de succión personalizable

Que permita adaptar la potencia de succión es un aspecto muy relevante, ya que no es lo mismo extraerse leche durante los primeros meses tras dar a luz que cuando el niño tiene un año.

Embudos Elvie Pump_original
Embudos

Durante los primeros meses, no es necesaria tanta potencia ya que la leche fluye fácilmente, los pechos se ponen duros de la gran cantidad que almacenan y con una pequeña estimulación puede salir una gran cantidad.

Además, durante los primeros días o semanas, los pezones están muy sensibles y una potencia fuerte del sacaleches puede llegar a ser molesta.

Cuando la lactancia está más establecida, sí será necesario subir la potencia del sacaleches para poder extraer más cantidad.

Para ello, los 7 ajustes de intensidad de Elvie Pump ayuda a la adaptación a la fase de estimulación y extracción según tu situación.

Se adapta a todo tipo de pechos

También destaco como punto positivo que incluya dos tamaños de embudo, porque no todas las mujeres tienen el pezón del mismo tamaño y así podemos buscar cuál de los dos nos va mejor.

Los embudos que van incluidos son de un tamaño medio (24mm) y grande (28mm), pero se puede comprar a parte un embudo más pequeño de 21mm.

Autonomía

No se puede usar conectado a la corriente, ya que funciona únicamente gracias a su batería de litio de 1.460 mAh recargable integrada en el mismo dispositivo.

Su batería es suficiente para poder vaciar los dos pechos pero, tras su uso, acuérdate de volver a cargarlo para tenerlo listo para la siguiente extracción, porque si no, no podrás usarlo.

Fácil de limpiar

Botellas Elvie Pump_original
Botellas con tapa

Al ser un modelo tan compacto no existen tubitos ni muchas piezas para lavar. Solo debes recordar que la base de control no se puede poner bajo el agua porque contiene componentes electrónicos y tendrás que limpiarla pasándole un paño húmedo. En el caso del resto de piezas, puedes limpiarlas a mano con agua y jabón o directamente en el lavavajillas.

Consejo
Antes del primer uso te recomiendo lavar y esterilizar todos los componentes, exceptuando la base de control.

Conclusiones de nuestro análisis y precio del Elvie Pump

Personalmente no he tenido muy buenas experiencias con los sacaleches. Compré uno manual con mi hija mayor y me parecía incómodo, tedioso y acababa sacándome poca leche porque me quedaba la mano dolorida. Con mi otro hijo probé un modelo eléctrico que, además de parecerme lento y aparatoso, hacía mucho ruido.

Por eso, Elvie Pump me ha parecido un sacaleches que va un paso más allá y consigue resolver los inconvenientes de la mayoría de sacaleches que existen actualmente en el mercado.

Hasta ahora, aunque eligieras un sacaleches eléctrico que contase con un sistema para poder llevarlo sujeto sin necesidad de usar las manos, continuaba siendo un aparato grande y molesto. Consistía en dos embudos grandes con un biberón colgando que en ningún caso podías llevar con la ropa abrochada.

Elvie Pump es compacto, discreto y no es necesario disponer de un soporte para sujetarlo mientras hace su función, porque es suficiente con tu propio sujetador de lactancia.

Aparte de lo cómodo que es, me ha parecido un sacaleches muy fácil de usar y muy intuitivo. Cabe mencionar que su aplicación para dispositivos móviles te lo facilita enormemente, porque te explica su uso paso a paso, cómo cuidarlo, cómo ponértelo y también controlar todas sus funciones.

General contenido Elvie Pump _original
Piezas incluidas

Su potencia me ha parecido buena y es de agradecer que disponga de siete niveles de succión que puedes regular a tu gusto tanto en la fase de estimulación como en la fase de extracción. Para terminar de adaptarse a cada una de las mamás, es un buen detalle que incluya dos tamaños de embudo para elegir según cómo sea tu pezón.

Y, aunque me parece un buen sacaleches, también hay algunos aspectos que no terminan de convencerme.

Su precio es elevado si lo comparamos con otros sacaleches. De hecho, es el sacaleches más caro que existe y, aunque tiene características únicas que lo valen, hecho en falta que incluya algunos complementos como un biberón para poder darle la leche al bebé sin tener que comprar nada más aparte.

Por último, también puede ser un inconveniente que solo funcione con batería y que, en un momento de emergencia, no se pueda conectar a la corriente para sacar la leche.

Además, no me ha convencido que el sacaleches solo incluya el cable cargador microUSB, ya que si quieres cargarlo a la corriente (algo muy habitual y que puedes hacer en la mayoría de sitios), debes comprarte aparte un adaptador o usar el de tu dispositivo móvil.

Preguntas frecuentes sobre Elvie Pump

¿Cómo debe ser el sujetador para usar el sacaleches? ¿Se puede usar con cualquier talla?

Cualquier sujetador de lactancia te servirá, sea cual sea su talla. Además, incluye unas gomas alargadoras para que tengas más espacio en el sujetador cuando lo uses y no te moleste.

¿De qué tamaño es el contenedor de leche?

Elvie Pump incluye dos contenedores de 150 ml y cada uno tiene su propia tapa para que, después de la extracción, los puedas guardar en la nevera o en el congelador.

¿Trae diferentes tamaños de embudo?

Sí, cada Elvie Pump viene con embudos de pecho en dos tamaños (24mm y 28mm). Además, se puede comprar aparte el embudo de 21mm si es necesario.

¿Cuándo está lleno para solo?

Sí, cuando el sacaleches detecta que el contenedor se ha llenado hasta su capacidad máxima, el sacaleches se detiene automáticamente. 

¿Puedes saber la cantidad que llevas extraída sin sacarte el sacaleches del sujetador?

Sí, en la app puedes ver la cantidad estimada de leche que has extraído en cada momento, pero debemos decir que no siempre es exacta.

Elvie Pump delante y detrás_original
Detalle sacaleches Elvie Pump por delante y por detrás

¿Cuánto dura la batería?

Dura aproximadamente entre una hora y media, y dos horas y media, lo suficiente para extraer leche de los dos pechos. Además, en la aplicación puedes ver en todo momento la carga de la batería e ir controlando el proceso de extracción.

¿Cuánto tarda en cargarse?

La batería tarda en cargarse completamente 2 horas.

¿Puedes usarlo conectado para no gastar la batería?

No, solo puedes conectarlo a la corriente para cargar la batería y, durante ese proceso, el sacaleches no funcionará.

¿Con qué dispositivos es compatible Elvie Pump?

La aplicación está disponible para todos los dispositivos móviles con Bluetooth, excepto Huawei. En los iPhone, debe ser un iPhone 5s o posterior y tener iOS10 o superior. Los teléfonos Android deben tener la versión 6 o posterior.

¿Puedo lavarlo en el lavavajillas?

Exceptuando la base de control, todos sus componentes son aptos para lavavajillas.

Comparativa con otros sacaleches

Nota: si la ves en móvil desplaza la tabla con el dedo para ver todas las columnas.

ModeloPrecioPesoN°embudosNiveles SucciónBateríaBolsaTetinas
Elvie Pump_original
Elvie Pump
225 gr27Litio

Medela Swing Flex
200 gr1Más de 10Pilas
Philips avent simple
Philips Avent
595 gr18Corriente eléctrica

Elvie Pump vs Medela Swing Flex

Elvie Pump vs MedelaHacer una comparativa entre cualquier sacaleches que encontramos en el mercado y Elvie Pump resulta muy complicado porque se trata de conceptos y diseños diametralmente diferentes.

Como os hemos explicado en esta review, Elvie Pump es un sacaleches compacto, ligero y manos libres que te permite extraerte leche en cualquier sitio y haciendo cualquier otra cosa sin problemas. Por el contrario, los sacaleches como el Medela Swing Flex, actualmente el más vendido y muy bien valorado por los compradores, cuenta con un diseño más grande y aparatoso que no permite tanta libertad de movimiento.

Elvie Pump es una esfera que se sitúa dentro del sujetador de lactancia y, mientras funciona, no es necesario tocar nada. En cambio, el Medela Swing Flex cuenta con el clásico embudo y biberón que debemos sujetar con la mano mientras extraemos leche.

Si en algún aspecto gana el modelo de Medela es que, además de poder funcionar con pilas, también incluye un adaptador de corriente. Es decir, que siempre está listo para usarse y no depende únicamente de una batería como sí lo hace el Elvie Pump.

Elvie Pump vs Philips Avent

Elvie Pump vs Philips AventEl mismo problema que nos plantea la comparativa con el modelo de Medela nos lo encontramos con el Philips Avent, otro sacaleches superventas.

El modelo de la marca Philips presenta un diseño de embudo, biberón y unidad de control, cuenta con tubitos y debe sujetarse con la mano. Un concepto que no tiene nada que ver con el de Elvie Pump, que está pensado para que la madre integre el proceso de extraerse leche en su día a día mientras realiza otras tareas.

En el caso de Philips Avent funciona exclusivamente con corriente eléctrica, una ventaja, porque siempre que dispongas de un enchufe estará listo para usarse, pero una desventaja, porque debes permanecer quieta sin posibilidad de moverte a ningún lado.

El punto positivo que le damos al sacaleches de Philips es que cuenta con una tetina que se adapta a la botella de extracción, e inmediatamente después de sacarnos leche, podemos dársela al bebé sin necesidad de requerir un biberón.

Otro punto positivo, muy a tener en cuenta, es la diferencia de precio entre los dos. El Philips Avent cuesta menos de la mitad, así que si buscas un buen sacaleches y no quieres destinar un presupuesto tan elevado, esta puede ser tu opción.

Neus Palou
Neus Palou
Periodista, redactora en medios de comunicación nacional y madre. Especializada en redacción de contenidos web y evaluación de productos de maternidad.
Si esta guía te ha resultado útil, te agradeceré mucho que la compartas haciendo clic en alguna de las redes sociales de abajo. ¡Muchas gracias!
¿Te ha resultado útil?
(Votos: 3 Promedio: 5)
Scroll al inicio