101 nombres de niña con su significado y origen

La reina de la casa está a punto de llegar y todo el mundo te hace la pregunta del millón: ¿ya sabéis el nombre de la niña?

Para echarte un cable e inspirarte, aquí encontrarás un listado de más de 100 nombres de niña bonitos y populares según los últimos datos publicados por el INE, con su significado y origen. También, queremos compartir contigo los 106 nombres cortos de niña, 111 nombres originales para niña y los 102 nombres no comunes de niña.

Si estás esperando un niño, puedes hacer clic aquí para ver 101 nombres de niño con su significado.

Los 101 nombres de niña más bonitos y populares de 2022

Puedes filtrar los tipos de nombres que más te interesen marcando/desmarcando las siguientes opciones:

Origen del nombre

¿Qué tipo de nombre te gusta?

¿Cómo te gusta el nombre?

Abril

Origen: latín.

Onomástica: 30 de enero.

Hace referencia al verbo “abrir”, aludiendo al mes en el que se abre el buen tiempo y la primavera entra en todo su esplendor. En la antigua Roma era habitual poner a los recién nacidos el nombre del mes en el que nacían.

En la Francia medieval el año comenzaba el uno de abril, por lo que es un nombre muy común en ese país. También se ve en países de habla inglesa como April.

Ada

Origen: hebreo.

Onomástica: 4 de diciembre.

Es diminutivo de Adela y Adelina, y significa “adorno, belleza”. Es un nombre muy habitual en Estados Unidos y menos en los países de habla latina. En España se escucha más últimamente gracias a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

África

Origen: griego.

Onomástica: 5 de agosto.

Significa “cálida, expuesta al sol”, lo que cuadra perfectamente con las características del segundo continente más grande del planeta. Es un nombre puramente femenino, no existe ningún equivalente para niños.

Aina

Origen: hebreo.

Onomástica: 26 de julio.

Deriva de la palabra hebrea Hannah y significa “gracia” y “compasión”. Aunque proviene de Ana, hoy en día es un nombre propio muy popular, especialmente en Cataluña.

Ainhoa

Origen: vasco.

Onomástica: 9 de septiembre.

Tiene su origen en la localidad de Ainhoa, situada en el País Vasco francés. Aquí está el santuario de la Virgen de Aránzazu o Virgen de Ainhoa, que se ha convertido en uno de los nombres más comunes en Euskadi. También se puede escribir Ainoa, aunque es menos común.

Ainara

Origen: vasco.

Onomástica: 17 de abril.

Este nombre procede de la palabra ainhara, que en euskera significa “golondrina”. Esta ave tiene una fuerte simbología, ya que su presencia anuncia la llegada de la primavera, y, además, también está muy relacionada con la Biblia, por ser los pájaros que aliviaron el sufrimiento de Jesucristo en la cruz al quitarle las espinas de la corona.

Sobre todo en el País Vasco, sus variantes más extendidas son Enara y Elaia.

Aitana

Origen: latín.

Onomástica: 22 de abril.

Aitana proviene del término latín edetana, que hace referencia a “la montaña de los edetanos”. Los edetanos eran una tribu ibérica que dieron nombre a la Sierra de Aitana en el río Júcar. Pero el origen de este nombre tiene diferentes teorías y, por este motivo, también se cree que podría ser árabe y cuyo significado sería “nuestro pueblo” o “nuestra gente” o que podría ser vasco y vincularse al término aintzane, que significa “gloria”.

El diminutivo más extendido es Tana y algunas personas lo utilizan como nombre propio.

Alba

Origen: latín.

Onomástica: 15 de agosto.

Hace referencia al amanecer, el momento en que la luz gana a la oscuridad. Como todos los nombres relacionados con la luz y la pureza, está muy relacionado con el culto a la Virgen. En inglés encontramos la traducción literal: Dawn.

Alejandra

Origen: griego.

Onomástica: 20 de marzo.

Nombre femenino de Alejandro, con el significado de “protectora de los hombres”. Otras variantes son Alexandra, Alexia, Alessandra o Alexandrine. El diminutivo puede ser Ale, Sandra o Alex, que curiosamente no varía en masculino o femenino.

nombres de niña alejandra

Alicia

Origen: griego.

Onomástica: 27 de junio.

Proviene del griego antiguo y significa “verdad”. El nombre es muy popular gracias a la novela Las aventuras de Alicia en el País de las Maravillas de Lewis Carroll. En culturas anglosajonas es muy habitual encontrar la variante Alice.


Alma

Origen: latín.

Onomástica: 1 de noviembre.

Alma significa “de buen corazón” o “la que tiene el corazón cálido”. Aunque en nuestro idioma se utilice la misma palabra tanto para el nombre como para el concepto espiritual, sus orígenes latinos son distintos y por eso tienen un significado diferente. Por un lado, el nombre proviene de almus y, por el otro, el concepto deriva de anima. Otros significados asociados a este nombre son “doncella”, “espíritu” y “gentil”.

Amaia

Origen: vasco.

Onomástica: 1 de noviembre.

Aunque no está muy claro, se cree que deriva del vasco amai “fin o término”, como señal que se utilizaba para marcar el límite de determinadas propiedades. Es, además de muy común en Euskadi y Cantabria, el nombre de la ganadora de uno de los últimos concursos de televisión OT en España, lo que está disparando el número de Amaias.

Ana

Origen: sefardí.

Onomástica: 26 de julio.

Del sefardí Jana: “la bondadosa”. Ana está presente por todo el mundo en cantidad de variantes: Anna, Anne, Aina, Hanna, Annina, Annette, Anaïs, Annie, Anastasia... Ana María es muy habitual, y también se le puede dar la vuelta al nombre: Mariana.

Andrea

Origen: griego.

Onomástica: 30 de noviembre, San Andrés.

Aunque proviene del griego andrós, “hombre”, Andrea es un nombre neutro en la mayoría de países; es decir, que puede utilizarse tanto en masculino como en femenino. En España sin embargo se identifica más como nombre de mujer.

Ángela

Origen: griego.

Onomástica: 27 de enero.

Del griego ágguelos, este nombre significa “mensajera”. Posteriormente también se usó en latín, derivando de la palabra ángelus cuyo significado es “enviada de Dios”.

Ariadna

Origen: griego.

Onomástica: 17 de septiembre.

Su significado es “pura, santa”. En la mitología griega, Ariadna ayudó a Teseo a derrotar al Minotauro dándole un ovillo de hilo para marcar el camino de salida del laberinto. Una referencia  más moderna puede ser la cantante Ariadna Grande, actriz y cantante superventas.

Beatriz

Origen: latín.

Onomástica: 29 de julio.

Deriva del latín con el significado “bienaventurada, portadora de felicidad”. Variantes aceptadas: Beatrice o Beatrix. El diminutivo más habitual es Bea. Es un nombre muy común en Italia, con la Divina Comedia como una referencia literaria ineludible (Beatriz era la musa de Dante).

Begoña

Origen: vasco.

Onomástica: 11 de octubre.

Significa “lugar sobre el cerro dominante” y hace referencia a la Virgen de Begoña, patrona de Vizcaya. En la ciudad de Bilbao, es el nombre de un barrio situado sobre una colina, dominando el cauce de la ría del Nervión. Allí se encuentra la Basílica de Begoña, importante lugar de culto de la zona.

Belén

Origen: hebreo.

Onomástica: 25 de diciembre.

Su origen hace referencia directa a la ciudad de Belén, lugar donde según la Biblia nació Jesucristo. Precisamente en torno al 25 de diciembre es tradición en las casas españolas recrear con figuras el nacimiento; a esas estampas, que puede ser auténticas obras de arte, se las llama belenes.

Blanca

Origen: germánico.

Onomástica: 5 de agosto.

Comparte etimología con nombres como Alba o Nieves. Blanca deriva del germánico Blank, “blanco, brillante” y tiene mucha relación con la devoción mariana, relacionada con la pureza. En otros países es habitual encontrar Bianca (Italia) o Blanche (Francia), mientras que en portugués y gallego es Branca.

Carla

Origen: germánico.

Onomástica: 4 de noviembre.

Toma su origen del término germano karl, que significa “poderosa” o “la que es fuerte” y es muy común tanto en femenino como en su versión masculina para niño, Carlos.




Carlota

Origen: germánico.

Onomástica: 4 de noviembre.

Versión femenina del nombre Karl, que se traduce como “fuerte” o “poderoso”. Comparte raíz con Carolina y Carla, los tres son nombres muy populares en los últimos años. Quizá el ejemplo más conocido es Carla Bruni, actriz, cantante y ex-primera dama francesa.

Carmen

Origen: hebreo/latín.

Onomástica: 16 de agosto.

Tiene dos etimologías diferentes: una del latín, “música” o “poema” y otra del hebreo “jardín de Dios”. Es uno que siempre aparece en las listas de los nombres más usados, especialmente popular por la veneración a la Virgen del Carmen, patrona de los marineros.

nombres de niña Carmen

Chloe

Origen: griego.

Onomástica: 1 de noviembre.

Del griego “florecer”, Khloe significa “brote verde que florece”. En la mitología griega Chloe era la diosa de la agricultura. En Estados Unidos y Francia es un nombre muy habitual, y en las últimas décadas ha ido calando en países latinos, escrito como Chloe o Cloe.

Celia

Origen: latín.

Onomástica: 21 de octubre.

Significa “que viene del cielo”. El nombre hace también alusión a una de las siete colinas de Roma. El diminutivo más habitual es Celi, aunque también se usa Celina. Celia es a su vez diminutivo de Celeste o Cecilia.

Clara

Origen: latín.

Onomástica: 11 de agosto.

Significa “brillante, luminosa”. Se escribe igual en diferentes idiomas, aunque es más popular en países de habla latina. Como curiosidad, en España hay una bebida llamada clara que combina cerveza con gaseosa, muy apreciada por ser fresca y con bajo contenido de alcohol, perfecta para quitar la sed.

Claudia

Origen: latín.

Onomástica: 20 de marzo.

Nombre popularizado por la gens romana del emperador Claudio I. Proviene de la palabra latina claudus, que significa “cojo” y posiblemente esté relacionada con la cojera que padecía el emperador a consecuencia de su participación heroica en la guerra. Su diminutivo más común es Clau.

Cristina

Origen: griego.

Onomástica: 24 de julio.

Del griego “seguidora de Cristo”. En la Edad Media se popularizó entre las familias de la nobleza y casas reales, y ha llegado hasta nuestros días con fuerza. El diminutivo más habitual es Cris, y el masculino es Cristino, muy poco usado, o Cristiano, popularizado por el futbolista Cristiano Ronaldo.

Dafne

Origen: griego.

Onomástica: 19 de octubre.

Deriva del griego “laurel”, planta identificada con la victoria. Sin embargo, la historia de Dafne es muy triste: se convierte en objeto de deseo del dios Apolo y ella, para escapar de su acoso, termina convertida en un árbol de laurel, desde entonces árbol sagrado para los dioses.

Danae

Origen: griego.

Onomástica: 1 de noviembre.

Deriva del griego danós, “árido, seco” y se asocia a la lluvia que cae sobre la tierra seca, llenándola de vida. Es uno de los pocos nombres de la mitología griega que se usan sin interferencia latina. Danae fue conquistada por Júpiter, que para ello se convirtió en una lluvia de oro.

Diana

Origen: latín.

Onomástica: 9 de junio.

Puede tener un doble significado: “la que da luz” o “de naturaleza divina”. En la mitología romana, Diana era la diosa de la caza, protectora de la naturaleza y la Luna. Es un nombre muy conocido por Diana Spencer, Lady Di, la malograda Princesa de Gales.

Daniela

Origen: hebreo.

Onomástica: 21 de julio.

El origen de este nombre es hebreo, ya que proviene de las palabras dan y el, “juicio” y “Dios”. De ahí que su significado al unir ambos términos sea “juicio de Dios”. Su diminutivo Dani es igual de común tanto para niñas como para niños.

Elena

Origen: griego.

Onomástica: 18 de agosto.

Nombre de origen griego que significa “resplandeciente”. Su nombre se asocia normalmente a una belleza extraordinaria gracias a la leyenda de Helena de Troya, cuyo rapto fue el detonante de la guerra entre troyanos y espartanos.

Elsa

Origen: germánico.

Onomástica: 4 de enero.

Elsa o Elisa son nombres muy comunes en regiones escandinavas. Sus raíces se remontan al hebreo, con el significado de “amada por Dios”. Elsa es la princesa de la película Frozen, de Disney, lo que ha disparado su aparición en el registro de recién nacidos.

Emma

Origen: germánico.

Onomástica: 2 de enero.

Viene del nombre germano Ermin, que significa “entera, universal”. Es un nombre muy común en países de habla inglesa, donde llegó tras las invasiones normandas, y se ha extendido al resto de países occidentales. Es especialmente común en Cataluña, probablemente por influencia francesa.

Erica

Origen: germánico.

Onomástica: 1 de noviembre.

Erica es la castellanización del escandinavo Erika, aunque es cada vez más frecuente ver el nombre original en España. Significa “eterna” o “poderosa”. En Cataluña es muy habitual el masculino Eric. La érica es además una planta muy usada en jardines, una variedad del brezo.

nombres de niña Elena

Esther

Origen: hebreo.

Onomástica: 24 de mayo.

El origen del nombre puede venir de la diosa Istar, “estrella, astro celeste”. En el Antiguo Testamento se describe a Ester como una reina de gran belleza. Hoy en día es un nombre muy común, escrito Ester o Esther. Curiosamente, no hay un equivalente masculino.

Eva

Origen: hebreo.

Onomástica: 19 de diciembre.

Según la Biblia, Eva es la primera mujer que Dios creó en la Tierra, que formó con Adán la pareja original. En genética, se llama Eva mitocondrial al primer ancestro común al homo sapiens, un único antepasado femenino que guarda el ADN de la raza humana.

Fátima

Origen: árabe.

Onomástica: 13 de mayo.

Significa “única”, haciendo referencia a la primera hija del profeta Mahoma. Fátima es un nombre  común tanto en la cultura musulmana como en la cristiana, gracias a la Virgen de Fátima, muy venerada en Portugal, España y Brasil especialmente.

Fiona

Origen: celta.

Onomástica: 1 de noviembre.

Es un nombre muy popular en Escocia y demás países anglosajones de influencia celta. Significa “blanca, inmaculada”. Una de las referencias más recientes es la princesa Fiona de la película Shrek: un modelo de mujer fuerte, que rompe con lo establecido.

Frida

Origen: germánico.

Onomástica: 18 de julio.

Quiere decir “aquella que trae la paz”. La grafía y pronunciación de Frida no varían en ningún idioma, así que es muy interesante si los padres son de distinta nacionalidad. Es un nombre muy famoso gracias a Frida Kahlo, pintora mexicana de fama internacional.

Gala

Origen: latín.

Onomástica: 6 de abril.

Su significado original es “procedente de la Galia”, región de Europa Occidental que los de cierta edad conocemos bien por los cómics de Astérix. Gala es un nombre muy popular en Cataluña, ya que era la musa del artista Salvador Dalí.

Garbiñe

Origen: vasco.

Onomástica: 8 de diciembre.

Nombre propuesto por Sabino Arana, padre del nacionalismo vasco, y Koldo Elizalde como equivalente en euskera del castellano Purificación. Más tarde también se asimiló al nombre Inmaculada. Garbiñe significa “limpia, sin mancha”.

Gemma

Origen: latín.

Onomástica: 14 de mayo.

Se escribe con una m en castellano -Gema- y con dos en italiano y catalán -Gemma-. En ambos casos proviene del latín con el significado de “piedra preciosa”. También se asocia a la fertilidad de la tierra, por la yema o el botón de las flores donde nace la semilla.

Gloria

Origen: latín.

Onomástica: 26 de julio.

El significado de este nombre no tiene pérdida, ya que quiere decir “gloria, fama”. Haciendo honor a su nombre, Gloria es una conocidísima canción de Umberto Tozzi, aunque los padres más alternativos quizá valoren más la canción compuesta por Van Morrison.

Inés

Origen: griego.

Onomástica: 21 de enero.

Del griego agné, “la que se mantiene pura”. En la mitología cristiana se la relaciona con el cordero de Dios por su semejanza fonética, Agnus Dei. De hecho, en otros países se utiliza más el nombre Agnes o Agneta en sus diferentes variantes.

Irene

Origen: griego.

Onomástica: 20 de octubre.

Su significado original es “paz”. Eirene era una diosa griega, una de las divinidades encargadas de mantener el clima y el orden en las estaciones, así como favorecer la fertilidad de la tierra. Variantes más usadas: Iria, Irina, Irena.

Iria

Origen: vasco / griego.

Onomástica: 20 de octubre.

El origen de este nombre tiene diferentes variantes. Por un lado, podría provenir del término vasco ili-iri, que significa “ciudad” y que está muy relacionado a la antigua ciudad romana Iria Flavia de la provincia de A Coruña. También existe la teoría de que este nombre deriva de la diosa griega Iris, la mensajera de los dioses.

Isabel

Origen: hebreo.

Onomástica: 5 de noviembre.

Se cree que este nombre tiene relación con la diosa egipcia de la fecundidad, Isis, aunque su origen pagano se escondió usando una variante del hebreo que significa “promesa de Dios”. En España es muy común el nombre María Isabel, con el diminutivo Marisa o Marisol.

Joana

Origen: catalán.

Onomástica: 30 de mayo, Santa Juana de Arco.

Es el nombre catalán para Juana, femenino de Juan, que significa “el fiel a Dios”. En los últimos tiempos Joana se ha vuelto muy popular, probablemente porque tiene una pronunciación más parecida a la inglesa Joanna. Otras variantes son Jane, Joan o Hanna, y también Ivana.

Judith

Origen: hebreo.

Onomástica: 6 de mayo.

Deriva del hebreo “judía” y significa “la alabada”. Judith o Judit es un nombre de fuertes raíces bíblicas, una heroína del Antiguo Testamento que libra a su pueblo del tirano Holofernes cortándole la cabeza.

nombres de niña Gala

Julia

Origen: latín.

Onomástica: 22 de mayo.

Aunque la etimología no está totalmente clara, se cree que deriva de la antigua familia romana gens Iulia, haciendo gala de origen noble. Una de sus variantes más famosas es Julieta, personaje que representa el amor puro y adolescente gracias a Shakespeare; también Julie, Juliana, Xulia, Jule...

Laia

Origen: latín.

Onomástica: 12 de febrero.

Laia es un nombre muy común en Cataluña. Diminutivo de Eulalia, “la que habla bien”, ha pasado a convertirse en un nombre por méritos propios. En gallego se traduce como Olalla/Olaia y en euskera como Eulale/Olaia/Eulari.

Laura

Origen: latín.

Onomástica: 1 de junio.

Deriva del latín laurus, “laurel”, que se identifica con la victoria. El equivalente griego del nombre es Daphne, que también quiere decir “laurel”. En la España de los años 70 se convirtió en un nombre típico de bebé por el personaje de la Casa de la pradera, Laura Ingalls.

Leticia

Origen: latín.

Onomástica: 13 de marzo.

Deriva de Laetititia, “que trae alegría”. Está presente en numerosos idiomas con distintas variantes: Ledicia, Letty, Leca, Tizia... En España se ha popularizado en los últimos años Letizia, por el nombre de la actual reina, esposa de Felipe VI.

Leyre

Origen: latín.

Onomástica: 9 de julio.

Leyre o Leire tiene su origen en la palabra latina legionarius y significa “legionario”. Es muy popular en el País Vasco y Navarra, sobre todo por el topónimo del monasterio benedictino de San Salvador de Leyre.

Lía

Origen: hebreo.

Onomástica: 22 de marzo.

Toma su origen del nombre hebreo Leah y su significado es “cansada”, “melancólica” o “trabajadora”. También es común su uso como Lea. Aunque no tiene diminutivos, porque en sí ya es un nombre corto, se utiliza como diminutivo de otros nombres como Rosalía o Dalia.




Lidia

Origen: griego.

Onomástica: 3 de agosto.

Procedente del antiguo reino de Lidia, que hoy coincide con las provincias turcas de Esmirna y Manisa. En países anglosajones se usa tradicionalmente la grafía Lydia, que últimamente se ha popularizado también en zonas latinas.

Lorena

Origen: francés.

Onomástica: 30 de mayo.

Proveniente de la región francesa de Lorraine. Aunque el santo se conmemora el 30 de mayo, el día de Lorena más conocido es el 12 de marzo, ya que en 1992 se batió un récord Guinness reuniendo al mayor número de personas con ese nombre.

Lucía

Origen: latín.

Onomástica: 13 de diciembre.

Deriva del vocablo latino lux, “luz” y se refiere a “aquella que nace al amacener”. De hecho, Santa Lucía es la patrona de los ciegos. Es uno de los nombres más usados en España, conocido por una canción de Serrat y por el Santa Lucía de Víctor Manuel.

Maite

Origen: vasco.

Onomástica: No existe ninguna santa llamada Maite, así que se celebra el 15 de octubre, Santa Teresa.

Deriva del euskera Maitia, “amada”. Durante el franquismo era un idioma prohibido, así que era habitual registrar a las recién nacidas como María Teresa o Matilde, para poder llamarlas Maite como diminutivo. Puede escribirse Mayte o Maité.

Mar

Origen: italiano.

Onomástica: 15 de agosto.

Su significado tiene que ver, lógicamente, con el mar y la protección de los marineros. En España es muy habitual la combinación María del Mar, y últimamente también Marina, del latín “nacida en el mar”.

Margarita

Origen: griego.

Onomástica: 10 de junio.

Su significado griego tiene que ver con “perla”, aunque normalmente se identifica con la flor primaveral. Es un nombre muy usado en países de habla inglesa, y tiene cantidad de variantes: Marguerite, Margot, Marge, Greta, Gretchen, Daisy, Peggy, Megan...

María

Origen: hebreo.

Onomástica: hay muchísimas Marías en el santoral, aunque quizá la fiesta más conocida sea el15 de agosto.

Es el nombre de la madre de Jesús, y significa “llena de gracia”. Se toma como nombre base, y en países latinos María se suele combinar, de modo que es muy habitual encontrar María José (Josefa o Mariajo), María Jesús (Chus), María del Carmen (Maica), Ana María, María del Pilar...

Marina

Origen: latín.

Onomástica: 18 de julio.

Se trata de una variante de María y de Margarita y viene del latín marinus. Su significado es “mujer del mar” o “la que ama el mar”.

Marta

Origen: hebreo.

Onomástica: 29 de julio.

Según la fuente a la que nos refiramos puede referirse a “hija” o “señora”, aunque este último significado es el más aceptado. Marta aparece en el Nuevo Testamento como una de las preferidas de Jesucristo, hermana de Lázaro y María de Betania. En muchos países es habitual encontrar la grafía Martha.

Martina

Origen: latín.

Onomástica: 11 de noviembre.

Forma femenina de Martín, “consagrado al dios Marte”, el dios romano de la guerra.

Martina es un nombre estupendo si crees que tu hija va a moverse en países diferentes, ya que tanto la grafía como la pronunciación se mantienen iguales en castellano, francés, inglés, alemán o italiano.

Mercedes

Origen: latín.

Onomástica: 24 de septiembre.

Significa “libertadora”. En España es habitual encontrar el nombre María de las Mercedes, e incluso  hay una copla con este nombre que hace referencia a la mujer de Alfonso XII, que tuvo un final trágico. El diminutivo es Merche.

Mia

Origen: hebreo.

Onomástica: 1 de enero.

Diminutivo de María, proviene del hebreo y significa “la elegida” o “la amada” por Dios. Hoy en día es tan popular que ya es un nombre propio.

Mireia

Origen: occitano.

Onomástica: 1 de noviembre.

Significa “admirable” o “maravilla”. Femenino de Mirèio, nombre que popularizó el escritor Frederic Mistral en su poema sobre una leyenda provenzal. Así como Mireio como nombre masculino es difícil de ver, Mireia sí es muy habitual, escrito también como Mirella o Mireia.

Miriam

Origen: hebreo.

Onomástica: 15 de agosto.

Comparte etimología con María, y significa “mujer amada por Dios”. Es un nombre de profundas raíces cristianas, ya que está presente tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento. Es habitual verlo escrito como Myriam.

nombres de niña Miriam

Mónica

Origen: griego.

Onomástica: 27 de agosto.

De origen griego, significa “una sola, única”. Originariamente se trataba de un apodo, pero con los siglos se convirtió en un nombre con entidad propia, presente en diferentes países e idiomas, con variantes como Mónika o Monique. Diminutivos: Moni o Nika.

Montserrat

Origen: catalán.

Onomástica: 27 de abril.

Su traducción literal es “monte serrado”, haciendo referencia a la forma de la montaña de Montserrat, donde está la imagen de la Virgen del mismo nombre, patrona de Cataluña. Curiosamente, la piel de esta virgen es negra y por eso se la conoce como La Moreneta.

Natalia

Origen: latín.

Onomástica: 27 de julio.

Procede del latín natalis dies, el día del nacimiento de Cristo. Es un nombre presente en cantidad de países, en distintas variantes: Natasha, Natacha o Nathalie son los más habituales. El diminutivo más habitual es Nati, que a veces se confunde con Natividad.

Nerea

Origen: griego.

Onomástica: 12 de mayo.

Deriva de náo, “nadar” y significa “la que manda en el mar”: Nerea es una de las hijas del dios del mar Nereo. Se trata de un nombre muy popular en Euskadi, y hay quien afirma que tiene que ver con nere, “la mía” en vasco.

Nieves

Origen: latín.

Onomástica: 5 de agosto.

De niveus, “blanca como la nieve”. Nuestra Señora de las Nieves es una santa venerada en distintas poblaciones españolas, así que estamos ante uno de esos nombres muy relacionado con la zona geográfica de nacimiento, por ejemplo en Vitoria.

Noa

Origen: hebreo.

Onomástica: 10 de noviembre.

Su significado más extendido es “reposo, consuelo”. Es un nombre exclusivamente femenino, que se puso especialmente de moda tras la película El diario de Noa. Curiosamente, en la película el protagonista masculino se llamaba Noa por una mala traducción al castellano. En realidad era Noah, nombre neutro que deriva del bíblico Noé.

Noelia

Origen: francés.

Onomástica: 25 de diciembre.

Deriva del francés Noël, nombre relacionado con la Navidad y el nacimiento de Cristo. En España fue un nombre muy usado a raíz de una canción de Nino Bravo, y su popularidad se mantiene hasta hoy. El diminutivo más habitual es Noe.

Nora

Origen: griego.

Onomástica: 24 de abril.

Es el diminutivo de Leonora o Eleonora. Su significado es “bella como el sol” y tiene su origen en la Grecia antigua. En árabe, el término nora quiere decir “noria” y su traducción significa “luz divina”, por lo que también podría ser este su raíz.

Nuria

Origen: catalán.

Onomástica: 8 de septiembre.

El nombre está relacionado con el valle de Núria, situado en el Pirineo de Gerona. Aquí está la virgen de Nuria, que durante siglos dio nombre a muchas niñas nacidas en la zona y luego se extendió al resto de España.

Olga

Origen: ruso.

Onomástica: 11 de julio.

Nombre de origen ruso, que a su vez deriva del escandinavo Helga. Significa “inmortal” o “invulnerable”. También está relacionado con el griego Helena, nombre que Santa Olga adoptó al convertirse al cristianismo.

Olivia

Origen: latín.

Onomástica: 10 de junio.

Significa “la que protege la paz”, ya que deriva de la palabra olivo, planta que simboliza la concordia. Es un nombre muy común en España, Austria, Francia y Estados Unidos, en diferentes variantes: Liv, Livia, Libby, Olivie...

Patricia

Origen: latín.

Onomástica: 25 de agosto.

Aquella que es noble, refiriéndose a los patricios, clase social privilegiada en la Antigua Roma. Los diminutivos más usados son Patri o Patty. Patricia se escribe igual en cualquier idioma, así que si la niña va a moverse en varios países es un nombre muy adecuado.

Paula

Origen: latín.

Onomástica: aunque hay muchas Paulas en el santoral, quizá la más conocida sea el 18 de junio.

Es el femenino de Pablo, que significa humilde o pequeño. De la misma raíz procede Paulina y Paola, nombres que ya empiezan a verse con cierta asiduidad en España.

Penélope

Origen: griego.

Onomástica: 5 de mayo.

Significa “la que teje”, haciendo alusión a la mujer de Ulises en la mitología griega. En España, Penélope se hizo muy popular gracias a la canción de Serrat; de ahí viene, por ejemplo, el nombre de la actriz Penélope Cruz.

nombres de niñas Penelope

Pilar

Origen: latín.

Onomástica: 12 de octubre.

Pilar significa “soporte para los suyos”. Es un nombre muy popular en España, ya que es la patrona de Zaragoza, de la Guardia Civil española y en su festividad se celebra el Día de la Hispanidad.

Raquel

Origen: hebreo.

Onomástica: 2 de septiembre.

Tiene un doble significado: “la oveja de Dios” o “la que gobierna”. Es un nombre que aparece con frecuencia en el Antiguo Testamento y que existe, en diferentes versiones, en la mayoría de países de influencia católica o judía. La variante más extendida es Rachel.

Rebeca

Origen: hebreo.

Onomástica: 23 de marzo.

El origen de este nombre no está claro, aunque la teoría más extendida afirma que proviene del hebreo y significa “lazo” o “la que une”. Es un nombre muy común en la cultura anglosajona. En España se popularizó con la película Rebeca de Alfred Hitchcock, e incluso a la chaqueta que lleva la protagonista se le llama rebeca en castellano.

Rocío

Origen: latín.

Onomástica: lunes de Pentecostés.

Significa “refrescante y juvenil”. Rocío es un nombre muy popular en Andalucía en honor a la Virgen del Rocío, cuya ermita se encuentra en Almonte, Huelva. La romería del Rocío es de las más multitudinarias del país, y combina religiosidad y folclore a partes iguales.

Rosa

Origen: latín.

Onomástica: 23 de agosto.

El nombre de Rosa se populariza en el medievo, cuando se pone de moda usar nombres de flores para las mujeres. Así, Rosa significa “mujer bella como un rosal”, y es un nombre asociado a la pureza de la flor. Es muy habitual combinado con otros nombres, como Rosa María.

Sandra

Origen: griego.

Onomástica: 18 de mayo.

Es el apócope de Alessandra o Alejandra, que significa “la protectora”. Es un nombre muy habitual en España o Italia, y ha entrado con fuerza en el mundo anglosajón, lo cual es muy útil para familias con raíces en diferentes países, ya que el nombre no varía en la mayoría de países.

Sara

Origen: hebreo.

Onomástica: 19 de agosto.

Significa “princesa”. En la Biblia, Sara es la mujer de Abraham, patriarca del pueblo de Israel. Sara (Sarah, Sarai o Cappa) es un nombre muy común por todo el mundo, y es fácil encontrar referentes en el mundo del cine o la literatura.

nombres de niña Lucía

 

Silvia

Origen: latín.

Onomástica: 3 de noviembre.

Viene del latín silva, “selva”, y significa “natural de los bosques”. Es mucho más habitual encontrar la versión femenina del nombre que la masculina (Silvio), y últimamente se ve más Silvana, muy común en Italia.

Sofía

Origen: griego.

Onomástica: 18 septiembre.

Significa “sabiduría”. Es un nombre muy conocido en España por la anterior Reina, y porque una de las infantas se llama así en su honor. En otros países se escribe Zofia o Sophia y se usa el diminutivo Sophie.

Sonia

Origen: griego.

Onomástica: 18 de septiembre.

Variante del nombre griego Sofía, con tanta popularidad que ya se considera un nombre propio en sí mismo. Existe en más de veinte idiomas con diferentes grafías: Sonja, Sonya, Sonnje... y es especialmente habitual en Rusia y la India.

Susana

Origen: egipcio.

Onomástica: 11 de agosto.

Significa “flor de loto”, aunque si nos guiamos por la raíz hebrea del nombre también hace referencia a la alegría. Susana aparece en el Evangelio de Lucas como una de las mujeres que acompañan a Jesucristo. Más recientemente, ha inspirado canciones como Suzanne de Leonard Cohen.

Tatiana

Origen: griego.

Onomástica: 12 de enero.

Originalmente, viene de Taciana y significa “mujer activa”. Tatiana es la versión rusa del nombre, cuyo uso se ha extendido por toda Europa. De la misma raíz viene Tania, que también se ha hecho muy popular en los últimos tiempos.

Teresa

Origen: griego.

Onomástica: 15 de octubre.

El origen de Teresa no está claro, pero se cree que viene del griego “cazadora divina”. En España el nombre es muy conocido por Santa Teresa de Jesús, e internacionalmente se asocia a Santa Teresa de Calcuta.

Uma

Origen: hindi/hebreo.

Onomástica: 1 de noviembre.

Uma es uno de los nombres que recibe la diosa hindú Devi, a la que llaman madre. En sánscrito significa “paz2 y en hebreo “nación”. En las últimas décadas se muy conocido por la actriz americana Uma Thurman.

Urdiñe

Origen: vasco.

Onomástica: 1 de noviembre.

Las raíces de este nombre se remontan al medievo, cuando aparece la primera referencia escrita. El origen está en el apodo urdina, “de pelo cano”, aunque en euskera moderno urdin referencia el color azul.

Úrsula

Origen: latín.

Onomástica: 21 de octubre.

Del latín urso, Úrsula significa “osita”. Está relacionado con la orientación gracias a la constelación de la Osa Menor, cuya estrella polar señala el norte geográfico. Su uso como nombre se dispara con el culto a Santa Úrsula, cuya leyenda tuvo gran popularidad durante la Edad Media.

Valentina

Origen: latín.

Onomástica: 14 de febrero.

Es el femenino de Valentín, “vigoroso, saludable”. Su onomástica hace referencia al patrón de los enamorados, en una fiesta de origen anglosajón que cine y publicidad se han ocupado de popularizar en zonas de influencia latina.

Valeria

Origen: latín.

Onomástica: 28 de abril.

La palabra latina valere es el origen de Valeria y significa “sana”, “robusta”, “fuerte”, “vigorosa” y “la que es valerosa”. También es muy común su diminutivo Vale.

Vanessa

Origen: inglés.

Onomástica: 13 de febrero.

El nombre fue creado por Jonathan Swift, autor de Los viajes de Gulliver, como apodo a su enamorada, Esther Vanhomright. Es curioso que en tan poco tiempo se haya popularizado de forma evidente, escrito con una s o con dos.

Vega

Origen: latín.

Onomástica: 8 de septiembre.

Vega proviene del término latino vaica que quiere decir “tierra llana, húmeda y fértil”, por eso el nombre significa “la que es fértil”. También se ha relacionado mucho el nombre con la Virgen de la Vega.

Verónica

Origen: griego.

Onomástica: 9 de julio.

Del griego Berenice, significa “portadora de la victoria”. Sin embargo, en el medievo se empieza a relacionar con vera icon, “imagen verdadera”, haciendo referencia a la historia de la Sábana Santa, una tela que Santa Verónica entregó a Cristo en el viacrucis, en la que se quedaron grabadas sus facciones.

Victoria

Origen: latín.

Onomástica: 8 de septiembre.

En relación con la diosa romana de la Victoria, el significado de este nombre no lleva a equivocación: “vencedora en la batalla”. El nombre se identifica con cierto estatus social, ya que ha sido muy popular en las familias reales europeas. El diminutivo más habitual es Viqui o Viki.

Violeta

Origen: latín.

Onomástica: 3 de mayo.

Su significado original es “modesta”, pero en realidad Violeta se populariza como nombre de mujer en la Edad Media, cuando empiezan a usarse nombres de flores como nombres propios. En este caso hace además referencia al color, lo cual lo convierte en un nombre muy identificable.

Xana

Origen: griego.

Onomástica: 30 de mayo, Santa Juana de Arco.

El significado original del nombre es “rubio” o “amarillo”. En gallego, Xana o Xoana es el equivalente a Juana, mientras que en la mitología astur-leonesa, las xanas son hadas que viven habitualmente junto a zonas de agua.

Xenia

Origen: griego.

Onomástica: 24 enero.

Significa “hospitalaria” o “solidaria”. Es un nombre habitual en Grecia y Rusia. Variantes habituales son Keniya, Ksenia o Xena, conocida por la serie de televisión La princesa guerrera.

nombres de niña xenia

Xiomara

Origen: germano.

Onomástica: 1 de noviembre.

Significa “estrella hermosa del universo”. Es un nombre muy habitual en América Latina, especialmente en Cuba. La grafía Siomara, de raíces árabes, también está admitida.

Yasmina

Origen: árabe.

Onomástica: 1 de noviembre.

Deriva del árabe “jazmín”. Es un nombre muy popular en Francia y Argelia, y en España se ha puesto más de moda en los últimos años por ser una de las princesas Disney.

Yolanda

Origen: germánico/latín.

Onomástica: 17 de diciembre.

Según la raíz germánica Yolanda significa “tierra de riquezas”, mientras que en la versión latina es una variante de Violeta, “la que da regocijo”. En el mundo latino es un nombre que ganó popularidad gracias a una canción del cantante cubano Pablo Milanés.

Zaida

Origen: árabe.

Onomástica: 23 de julio.

Es uno de los nombres árabes más extendidos en la cultura española. Significa “la que crece”, y puede usarse indistintamente con grafía Zayda.

Zita

Origen: latín/germánico.

Onomástica: 27 de abril.

El origen del nombre Zita no está claro. Algunas fuentes opinan que viene del latín citus, “esbelto”; mientras que otras lo vinculan al alemán Zitze, que significa “bebé, niña”. En cualquier caso, es un nombre muy usado en Italia, donde se usa como sinónimo de doncella o muchacha hermosa.

Zoe

Origen: hebreo.

Onomástica: 2 de mayo.

En el antiguo testamento el hombre hebreo Eva se tradujo como Zoé, ya que ambas palabras significan “vida”. Su fácil grafía y pronunciación (es correcto acentuarlo en cualquiera de las vocales) hace que sea adecuado para familias con padres de diferente nacionalidad.

¿Cómo elegir el nombre de vuestra niña?

¿El significado influye?

Siendo sinceros: no. Esto va en las creencias de cada uno, pero no hay un solo estudio serio que demuestre que si llamas a tu hija Martina (por el dios de la guerra) esta se vaya a alistar en la legión.

Aún así, siempre es bonito asociar el nombre a algún rasgo positivo, así que es interesante tenerlo en cuenta.

Dilo en voz alta

Acostúmbrate a la sonoridad, y visualízate diciéndolo en distintos contextos, con diminutivos cariñosos y con ambos apellidos para asegurarte que no sale ninguna combinación rara que le amargue todos sus años de colegio.

Piensa en alguien a quien quieras

Antes era de lo más normal poner el nombre de alguno de los padres o abuelos y, aunque es una costumbre que va cayendo en desuso, no lo descartes. Al fin y al cabo es usar un nombre que para ti ya tiene connotaciones positivas. Eso sí, intenta buscar diminutivos diferenciadores, o tu hija puede terminar como una amiga mía: siendo Isabel II.

Controla tu lado hipster

La originalidad es algo que buscan muchos padres, y lamentablemente algunos se pasan de frenada. Si pones un nombre muy ligado a la moda, cuando esta pase tu niña se quedará con un nombre raro o directamente risible. ¿Leia? Bueno, Star Wars es intemporal. ¿Khaleesi? Bajo tu propia responsabilidad.

Por último, un consejo: pedid sugerencias, haced encuestas y aceptad opiniones, pero que todo el mundo tenga claro que los padres toman la decisión final. Si no, terminaréis claudicando con algo que probablemente no os convence… y vosotros también vais a convivir con ese nombre toda la vida.

Y si decidís realizar un Baby shower, podréis aprovechar para desvelarlo y ver la reacción de la gente, aunque insistimos en que debe ser vuestra decisión.

Dra. Clara Muñoz
Dra. Clara Muñoz
Doctora en Biomedicina por la Universidad de Barcelona. Después de varios años haciendo investigación clínica y como responsable médico en una multinacional farmacéutica, actualmente se dedica al asesoramiento de futuras madres y padres en los distintos aspectos de la maternidad.
Si esta guía te ha resultado útil, te agradeceré mucho que la compartas haciendo clic en alguna de las redes sociales de abajo. No te cuesta nada y a nosotros nos ayuda un montón, ¡muchas gracias!
¿Te ha resultado útil?
(Votos: 324 Promedio: 4.4)

Ir arriba