Semana 24 de embarazo: cambios, síntomas y consejos

Semana 24 de embarazo

Ñam, ñam, ¡qué rico eso que comes, mamá!

Actualizado en diciembre 2023
Jade Magdaleno Matrona

Escrito por Jade Magdaleno, matrona

Contenidos certificados

Artículos revisados médicamente

Contenido avalado por profesionales de la salud y el Colegio de Médicos de Barcelona. Consulta aquí nuestra política editorial.

bebe semana 24Tu bebé mide 30 cm, igual que el largo de una espátula de madera de cocina, y pesa 600 g, como una toalla de ducha.

Cambios en tu bebé esta semana

Semana 24Tu hija o hijo ya escuchaba los sonidos del exterior, pero ahora responde a ellos: Si oye el fuerte ladrido de un perro a tu lado, que enciendes la batidora o que das un portazo, seguramente de un respingo y tú lo notes.

Comienza a disfrutar de los distintos sabores que llegan a su boca, ¿sabías que lo que tú comas cambiará el sabor del líquido amniótico? Hay varios estudios que demuestran que tu bebé cuando nazca tendrá preferencia por aquellos sabores que le resulten familiares.

Tus cambios físicos y emocionales

Tu útero tiene ahora el tamaño de un balón de fútbol y puedes sentir tensión en la piel. A partir de ahora va a estirarse muchísimo, si notas picor, es señal de que le falta hidratación. Esto, además de ser molesto, puede dar paso a las antiestéticas estrías que, una vez aparecen… ya no se van.

Consejo
Recuerda aplicarte una buena crema hidratante cada día para evitar el molesto picor y minimizar la aparción de estrías.

El resto de molestias que puede ocasionar el tamaño del útero siguen presentes o pueden aparecer en cualquier momento.

Síntomas frecuentes en la semana 24 de embarazo

  • Estreñimiento
  • Manchas en la piel de la cara (cloasma)
  • Estrías
  • Dolor de espalda
  • Retención de líquidos
  • Ciática
  • Ardores
  • Calambres en las piernas
  • Varices
  • Hemorroides
  • Sangrado de encías

Consejos para tu bienestar

Pese a que lleves una dieta variada (¡recuerda que así lograrás que a tu bebé le guste probar nuevos alimentos cuando sea mayor!) y rica en fibra, bebas suficiente agua y hagas ejercicio físico de forma regular, puede que empieces a necesitar periodos de descanso. Tus piernas y espalda ya no aguantan el ritmo que llevabas antes.

Sabías que...
En algunos trabajos hay convenios que permiten dejar de trabajar desde determinada semana de gestación o adecuar los turnos, las funciones o el puesto de trabajo a tu estado. Consúltalo si lo necesitas.

Exámenes médicos y pruebas en la semana 24

En la semana 24, puede que te realicen una medición de la altura uterina: esta medición se realiza en la consulta normal de control del embarazo con la ayuda de una cinta métrica.

Medición altura uterinaSin embargo, no siempre se hace. A menudo simplemente se realiza una estimación a simple vista.

Se basa en que el útero debe ir aumentando de tamaño a lo largo del embarazo dentro de lo que se consideran unos límites normales de crecimiento. Si se detecta un crecimiento escaso o excesivo, puede orientar hacia algún problema de crecimiento fetal o anomalía en la cantidad de líquido amniótico.

Actualmente los ecógrafos son tan potentes, que esta prueba ha quedado relegada, pero puede que te encuentres con ella.

Tumbada boca arriba en una camilla, se coloca una cinta métrica desde el hueso del pubis, recorriendo en línea recta el abdomen, pasando por encima del ombligo, hasta el fondo del útero.

Preguntas frecuentes

¿Cuándo van a darme la baja por embarazo?

Esta es una duda bastante habitual, pero lo cierto es que no existe ninguna baja por embarazo en nuestro país. Si tu trabajo no dispone de un convenio que incluya permiso por gestación, deberás trabajar hasta el mismo día del parto.

Pruebas médicas

Evidentemente, no todas las mujeres hacen esto, les dan de baja antes, pero en esos casos se trata de una baja médica. Es decir, ha de existir una causa médica para otorgar la baja, el embarazo propiamente o estar muy cansada no lo es.

Suelen ser motivos de baja laboral en la gestación:

  • Una ciática que no te permita permanecer en tu puesto de trabajo
  • Una amenaza de parto prematuro
  • Un sangrado vaginal por placenta previa
  • Un intenso dolor de espalda si tu puesto exige permanecer muchas horas en la misma postura
  • Ansiedad

Cada médico valorará de forma individual cada caso para determinar si existe causa médica que respalde la baja o no y determinar el tiempo que durará la baja. Otra situación diferente es la baja por maternidad, que se da una vez ya haya nacido tu hijo.

¿Quieres saber más?

Nota: este contenido ha sido redactado por Jade Magdaleno, matrona con años de experiencia asistecial y académica. Aún así, esta información nunca debe sustituir el seguimiento de tu embarazo por parte de tu médico.

Jade Magdaleno
Jade Magdaleno
Matrona con amplia experiencia en el Hospital Universitario La Paz. Docente en la Universidad Autónoma de Madrid y responsable de los posgrados universitarios para matronas y enfermeras de la Universidad Católica de Ávila.
¿Te ha resultado útil?
(Votos: 39 Promedio: 4.7)

Scroll al inicio