Síntomas del embarazo: cómo saber si estás embarazada

Jade Magdaleno Matrona
Revisado científicamente por Jade Magdaleno

Matrona y Sexóloga

primeros síntomas embarazo

Es posible que estés embarazada. Quizá empiezas a notar síntomas que te dan una pista: cansancio anormal, pesadez en el estómago, náuseas… o no te ha venido la regla.

Voy a hablarte de los primeros síntomas que notarás al quedarte embarazada, qué debes hacer si los notas y algunos métodos caseros para saber si debes ir preparándote para la llegada de un nuevo miembro de la familia.

¿Quieres saber los síntomas más comunes del embarazo?

Síntomas de embarazo más frecuentes

Los síntomas que verás a continuación son los que se producen con mayor frecuencia al inicio del embarazo.

Sin embargo, cada mujer y cada embarazo es un mundo. Así que puede que los notes todos, algunos o, incluso, ninguno y eso no tiene por qué ser indicativo de que haya ningún problema con la gestación.

sintomas embarazo

Embarazo sin síntomas

Es posible estar embarazada y no tener ningún síntoma durante toda la gestación. Puede que oigas que la ausencia de síntomas significa que algo no va bien, pero no es así. Algunas mujeres tienen embarazos sin síntomas y es perfectamente normal.

Jade Magdaleno, matrona y sexóloga

Retraso menstrual

Es probablemente lo primero que vas a notar. Si tu menstruación es muy regular, es un síntoma clarísimo para empezar a sospechar. Si es más o menos habitual que se retrase, quizá tardes unos días más en darte cuenta.

Sin embargo, puede haber otros factores que influyan en la regularidad de tu ciclo. Puede que no te baje la regla, o que se retrase:

  • En situaciones de estrés.
  • Con los cambios muy bruscos de temperatura (olas de calor o de frío).
  • Incluso cambios en la alimentación (especialmente ayunos).

Aunque hay mucho mito al respecto, la realidad es que la menstruación se retira durante el embarazo: es decir, nunca vas a tener la regla mientras estás gestando.

Pequeñas pérdidas de sangre

Es otro de los primeros síntomas que podría indicarte que estás embarazada 🙂

Entre una y dos semanas después de quedarte embarazada, puedes experimentar pequeños manchados de color rosáceo o marrón que se conocen como sangrado de implantación. Estas pérdidas se deben a la implantación del óvulo fecundado en el útero.

Es algo normal que en principio no debe preocuparte, a menos que se prolongue más de 2-3 días o que el sangrado sea abundante y/o de color rojo intenso. En estos casos o si tienes dudas, consulta con tu médico.

¿El sangrado de implantación y un aborto pueden confundirse?

Aunque es raro, puede producirse un aborto en las fechas en las que se produciría el sangrado de implantación. Para distinguirlos, lo principal es fijarte en el color: si la sangre es de color rojo intenso, además de muy abundante, deberías ir al hospital.

Jade Magdaleno, matrona y sexóloga

Si quieres saber más de este y otros síntomas de la primera semana de embarazo, te hablo de todos ellos en este artículo.

Además, si el sangrado se produjera cuando el embarazo está más avanzado, podría ser un síntoma de aborto, por lo que debes consultar con tu médico lo antes posible.

Dolor abdominal

dolor abdominalPuede surgir en las primeras etapas del embarazo, y es posible también que lo confundas con los dolores pre o menstruales.

¿Se puede diferenciar el dolor menstrual del embarazo?

No es fácil diferenciar si el dolor abdominal es por un embarazo o por la menstruación. Aún así, los dolores del embarazo cesan con algunas posturas o en reposo.

Jade Magdaleno, matrona y sexóloga

En los primeros meses está causado por los cambios hormonales, y también por los cambios en la anatomía del abdomen y pelvis.

Más adelante hablaríamos del crecimiento del útero, el movimiento del feto, la compresión de los órganos abdominales… todo eso provoca pequeños calambres que te pueden acompañar, con mayor o menor intensidad, hasta el momento del parto.

Sin querer alarmarte, el dolor abdominal puede ser un síntoma de embarazo ectópico o de aborto espontáneo. Como siempre si el dolor es muy agudo, persistente y no remite, vete al médico.

Sensibilidad e hinchazón de los pechos

hinchazon mamasEs otro de los síntomas típicos de la menstruación, así que es posible que al principio no le hagas mucho caso.

Sin embargo, tus hormonas están revolucionadas y pronto no vas a poder obviar que tus senos están sensibles y algo doloridos.

Molestan especialmente a la hora de dormir y hacer ejercicio, así que deberías buscar algún sujetador especial para estos meses. Como el pecho crece mucho en estos meses, es mejor utilizar un modelo sin aros para que no se te clave. Normalmente, los más cómodos suelen ser los que sujetan bien sin comprimir demasiado el pecho.

¿Son útiles los productos para el dolor de pechos?

Por lo general, desaconsejo el uso de productos para el dolor de pechos porque son poco (o nada) eficaces y pueden irritar la piel. Además, pueden contener productos a los que no es recomendable estar expuesta en el embarazo.

Jade Magdaleno, matrona y sexóloga

A medida que pasen los meses pueden aparecer otros síntomas como:

  • Oscurecimiento y aumento del tamaño de las areolas, que facilitaran al bebé encontrarlas tras el parto para comenzar a mamar.
  • Aparición de pequeños bultitos.
  • Crecimiento de los pechos.

Náuseas y pesadez en el estómago

nauseasLas náuseas matutinas son un síntoma clásico de embarazo, sobre todo en las películas, donde tras un mal despertar, se le pregunta a la protagonista “¿no estarás embarazada?”.

El tópico es por algo, ya que los cambios en el cuerpo -hormonas, estiramiento del útero y relajación de los músculos del tracto digestivo- hacen que el estómago sufra y provoque molestias que van desde un pequeño mareo hasta vómitos a cualquier hora del día. Hasta un 80% de las embarazadas sufre las famosas náuseas.

Pérdida de peso al inicio del embarazo

Es perfectamente normal perder peso al inicio del embarazo. Incluso si no se producen vómitos, las náuseas pueden hacer que te apetezca comer menos.

Jade Magdaleno, matrona y sexóloga

Suelen desaparecer con el primer trimestre, pero mientras tanto, puedes beber mucho líquido, no pasar muchas horas sin ingerir nada y evitar las grandes comidas de golpe: mucho mejor tomar pequeños refrigerios.

Cansancio anormal

cansancioLa explicación científica es que la progesterona aumenta con el embarazo, y eso te provoca un cansancio mucho más acusado de lo habitual. Vamos, que es posible que te conviertas en la típica embarazada que se va quedando dormida por las esquinas, al menos hasta que te acostumbras a la nueva situación.

Date cuenta de que tu cuerpo está sometido a un estrés importante: no solo la progesterona, sino que el azúcar en sangre disminuye y la presión sanguínea baja, y eso se nota en tu energía.

Dentro de lo posible, haz caso a tu cuerpo: si este te pide descanso, dáselo. Aumentar los carbohidratos en la dieta también puede ayudar (con mesura).

Ganas de orinar frecuentes

En los próximos meses vas a ir mucho al baño, por una simple cuestión física. El flujo de sangre que circula por tu cuerpo es mucho mayor de lo habitual, así que los riñones tienen trabajo extra.

Además, el útero está empezando a crecer, comprimiendo la vejiga e impidiendo que se llene del todo, así que tendrás que vaciarla más a menudo de lo habitual.

Mayor sensibilidad a los olores

Esa colonia que tanto te gustaba de repente te repele, y tu olfato parece haberse convertido en un superpoder, porque lo notas todo.

De nuevo las hormonas tienen la explicación, y hay quien dice que es el propio cuerpo avisándote de lo que necesita: por ejemplo, quizá ese delicioso aroma a café por la mañana ya no te guste tanto, porque deberías evitar tomar demasiada cafeína en tu dieta, según aconseja la OMS.

Cuándo aparece y hasta cuándo dura

La hiperosmia o aumento de la sensibilidad del olfato, se relaciona habitualmente con la aparición de las náuseas y suele producirse al principio del embarazo. Acostumbra a desaparecer al cabo de pocas semanas, siendo ya muy infrecuente hacia la semana 18-20.

Jade Magdaleno, matrona y sexóloga

percepcion olores

Cambios en la vagina y el cuello del útero

Es muy complicado que logres verlos, pero todos estos cambios tienen lugar al inicio del embarazo.

Hace décadas, se observaban para saber si había o no embarazo, son el signo de Goodell y el signo de Chadwick.

El primero hace referencia al reblandecimiendo del cérvix, que está al fondo de la vagina y puede palparse como una masa endurecida, que, al inicio del embarazo, se ablanda.

El segundo se relaciona con el aumento de la vascularización de la vagina y sí puede ser algo más sencillo detectarlo. Ese incremento del flujo sanguíneo hace que las paredes del interior de la vagina e, incluso, los labios vaginales, se tornen de un color azulado o violáceo.

Síntomas de embarazo menos frecuentes

Hinchazón abdominal

Es fácil que lo confundas con el síndrome premenstrual, pero en realidad es tu cuerpo preparándose para hacer frente a todos los cambios que tiene por delante. Además, la progesterona reduce la motilidad intestinal, ocasionando estreñimiento y aumento de gases.

hinchazon abdominal

Cambios en el sentido del gusto

Olfato y gusto están íntimamente relacionados, así que es normal que no te apetezca comer tus platos favoritos y disfrutes sabores que antes no te apetecían. El tópico de los “antojos” nace de ahí y tiene su parte de realidad.

Lo que no tiene ninguna base científica es que si dejas un antojo sin cumplir el bebé nacerá con una mancha en la piel.

Cambios de humor repentinos

cambios de humor¡Ay, las hormonas! Son muchas cosas a la vez, y a veces abruman. Cambios que no entendemos y no sabemos racionalizar, y que nos pueden cambiar el humor sin aviso previo.

Lo mejor es tomarlo un poco a risa y no dramatizar, sabiendo que hay una explicación.

Y desde luego, nunca culpabilizar a la embarazada, que se está adaptando a la nueva situación de la mejor manera posible.

Vértigos

El cambio en la presión arterial y el aumento de la frecuencia en la respiración hacen que algunas mujeres experimenten vértigos y mareos, incluso desmayos, que no suelen tener mayor importancia.

Olvidos frecuentes

No será raro que sientas pequeños olvidos, serán habituales durante el embarazo y hasta que tu pequeño cumpla 2 años. Esto se debe a una reducción de la sustancia gris de tu cerebro.

No se sabe muy bien por qué ni para qué ocurre esto, pero todas las hipótesis lo relacionan con un mecanismo de adaptación a unas nuevas exigencias sociales. Estas podrían promover un rol maternal adecuado y un óptimo vínculo con el bebé que facilite su desarrollo cognitivo y social.

Cuándo hacer el test de embarazo

Normalmente se espera unos 5 días a partir del retraso menstrual para hacer un test de embarazo. Primero porque es la señal más evidente que nos indica que podemos estar embarazadas, y segundo porque a esas alturas ya estarás produciendo la hormona hCG en cantidades suficientes para ser detectada.

test embarazo okLa hCG, o Gonadotropina Coriónica Humana, es la “hormona del embarazo” y empieza a producirse en cuanto el óvulo fecundado se instala en el útero. En unos pocos días la tendrás en sangre y orina, en cantidades suficientes como para ser detectada sin lugar a error.

Si tienes mucha, mucha prisa, ten en cuenta que los tests de farmacia tienen distintas sensibilidades en función de la marca. Su sensibilidad depende de cuánta cantidad de hCG, la hormona del embarazo, debe haber en la orina para ser capaz de detectarla.

La mayoría de los test detectan una concentración de 10 mUI/ml, aunque los hay ultrasensibles, que son capaces de detectar concentraciones de hormona más bajas (5 mUI/ml).

Si quieres saber más, no te pierdas este artículo sobre los tests de embarazo, donde te contamos cómo y cuándo hacer la prueba de embarazo correctamente, cuáles son adecuados y cuáles no.

Cómo calcular de cuántas semanas estás embarazada

Si el resultado del test de embarazo es positivo, es importante que sepas de cuántas semanas estás. También te será útil saber qué día darás a luz y cómo evolucionará tu cuerpo y tu bebé a lo largo de esta aventura que acaba de comenzar.

Con nuestra calculadora de embarazo y gestograma conocerás toda esta información y mucho más.

Ir a la calculadora de embarazo

Qué hacer si el test de embarazo ha salido positivo

Si tu test ha salido positivo, lo siguiente es pedir cita con tu matrona o con tu médico para que programen todas las pruebas de revisión que necesitarás a lo largo del embarazo y que te informen sobre cómo llevar tu gestación de la manera más saludable.

Jade Magdaleno
Jade Magdaleno
Matrona con amplia experiencia en el Hospital Universitario La Paz. Docente en la Universidad Autónoma de Madrid y responsable de los posgrados universitarios para matronas y enfermeras de la Universidad Católica de Ávila.
Si esta guía te ha resultado útil, te agradeceré mucho que la compartas haciendo clic en alguna de las redes sociales de abajo. No te cuesta nada y a nosotros nos ayuda un montón, ¡muchas gracias!
¿Te ha resultado útil?
(Votos: 68 Promedio: 4.4)

Ir arriba