Bebé de 8 meses - Desarrollo y cuidados del bebé mes a mes

Desarrollo del bebé de 8 meses

Actualizado en agosto 2023
Dra. Marta Garín

Escrito por Dra. Marta Garín, pediatra

Contenidos certificados

Artículos revisados médicamente

Contenido avalado por profesionales de la salud y el Colegio de Médicos de Barcelona. Consulta aquí nuestra política editorial.

MES 8 báscula_peso¡Bienvenida a los 8 meses!

Párate un segundo y mira a tu alrededor: una manta de actividades, suelo de gomaeva, un mordedor, una pelota, un calcetín olvidado… ¡Cómo ha cambiado todo en solo 8 meses!

Probablemente hasta aquí, todo ha sido tan rápido y tan emocionante que apenas has tenido tiempo de reflexionar.

Te recomiendo que, de vez en cuando, te sientas a admirar tu pequeño y precioso caos y disfrutes. Debes sentirte orgullosa y valorar el camino que has hecho porque todo sucede muy deprisa.

¿Echamos un vistazo a tu bebé este mes? ¡Vamos a ello!

Principales retos de los 8 meses

Peso
Verás que la ganancia de peso se va frenando a medida que crece tu hijo y ya no suma gramos tan rápido como antes. Y es que, aunque coma más, también se mueve mucho y así consume más energía.


Bebé explorador
Tu pequeño tiene mucha curiosidad por conocer su entorno y a otras personas, aunque tú siempre serás su rincón favorito y te seguirá necesitando.


Lenguaje propio
Empieza a desarrollar su propio lenguaje para comunicarse contigo y con el mundo exterior. Le ayudará a avanzar que le hables como a un niño mayor y tengas conversaciones con él.

Crecimiento y peso del bebé de 8 meses

A los 8 meses, los bebés pesan entre 8 y 10 kg los niños y entre 7.5 y 9.5 kg las niñas. El percentil 50 estará en 9.3 kg para los niños y 8.3 kg para las niñas.

En altura, la media estaría en torno a 71 cm en los varones y 69 cm en las mujeres.

Percentiles 8 MESES

A esta edad ganan 300 gramos al mes de media.

Como ves, la ganancia de peso se ha ido frenando los últimos meses y, además, habrás notado que tu bebé es ya muy activo y consume mucha energía en sus nuevas habilidades.

El gateo y el momento en que inicia la marcha son situaciones de alto gasto energético. Por eso, progresivamente, tu hijo dejará de ser tan redondito y se estirará.

Por encima de los dos años, muy probablemente le haya desaparecido la barriguita de bebé y tendrás un niño mayor.

¡Pero no adelantemos acontecimientos! Tranquila, porque aún tienes bebé para rato.

Ir a la calculadora de percentiles

Relación del bebé con su entorno

Tu hijo es un bebé explorador.

Se lanza a la aventura de conocer el mundo que le rodea y a quienes lo habitan. Eso sí, seguirá esperando que tú estés vigilando cerquita, por si te necesita.

Y es que aunque ya habrás notado que tu hijo es algo más independiente y se interesa por otros escenarios nuevos, e incluso por interacciones con otras personas, mamá sigue siendo mamá.

MES 8 jugando con bebésPermítele estas pequeñas aventuras y déjalo desplazarse a su modo. No lo limites por miedo. Desde que se es mamá, una nunca deja de preocuparse por su hijo. Pero no podemos permitir que nuestro temor lo lastre.

Tu hijo se hace mayor, crece y es un poquito más independiente. Y aunque va a necesitarte siempre, comenzará a crear su propio espacio individual.

Acompaña pero permite que desarrolle su afán de conocer, que tropiece a veces, que se acerque a sus iguales… Siempre vas a ser un hogar al que volver, pero permítele que crezca y vuele.

Tu hijo tiene interés en sus semejantes y los observa con curiosidad. Si bien con 8 meses los bebés no suelen interaccionar mucho entre sí, sí tienden a escudriñarse largos minutos, como quien observa a un animal extraño. Solo algunos valientes se lanzarán a tocar a sus amigos.

Estas interacciones son saludables y van a permitir las primeras socializaciones con otros niños.

Desarrollo psicomotor del bebé de 8 meses

Con ocho meses, tu bebé ya debe sentarse estable.

Este es un gran hito del desarrollo infantil y tu pediatra te preguntará por él. Además, explorará exhaustivamente a tu hijo en la visita rutinaria de este mes.

Gatear

A esta edad muchos gatearán, aunque, como ya hablamos en el mes siete, no todos los bebés pasan por el gateo y algunos caminarán directamente.

El gateo, en un inicio, no suele ser perfecto y normativo. No es raro que haya niños que gateen hacia atrás, de lado o que dejen una pierna floja y se manejen solo con los brazos y su otra pierna… Cada bebé encontrará su mejor manera de hacerlo.

El secreto para obtener el máximo desarrollo, de acuerdo a las capacidades de tu hijo, es el tiempo de suelo.

Hay que facilitar que explore y conozca, que pruebe sus límites, que se lance… Para ello, es necesario permitirle espacios de juego en el suelo. Solo así podrá avanzar a su ritmo.

Ponerse de pie

Algunos bebés, a los 8 meses, son capaces de mantenerse de pie agarrados a algo y caminar de este modo. Incluso, alguno de ellos logrará mantenerse de pie sin apoyo y dar algunos pasos sueltos. Pero, como digo, estos son casos especiales. Así que si tu hijo no consigue hacerlo, no te preocupes, que es perfectamente normal.

MES 8 bebé de pieLa mayoría no caminará hasta superar los 12 meses y, a veces, la velocidad con la que se lancen a caminar va depender de si existe un gateo efectivo o no.

Y es que hay niños que gatean tan bien con 12 meses que no ven el momento de aventurarse a andar. De hecho, conocerás niños que gatean para desplazarse y solo se ponen de pie una vez llegan a su destino.

¡Lo importante es lograr ese desplazamiento! El cómo, de momento, no tiene demasiada relevancia.

Lenguaje

A los ocho meses tu hijo habla mucho en su propio idioma. Hay mamás que juran y perjuran que su bebé es capaz de decir palabras pero, en la mayoría de los casos, te diré que les ciega el amor de mami y, realmente, no son palabras como tal.

Lo que sí puede pasar es que identifiques ciertos balbuceos.

No es raro que tú, como mamá que eres, sepas que “coco” es el modo en que tu hijo llama a vuestro perro o que “lala” es agua. De ahí a que a eso se le pueda llamar palabras… Aún queda un poco. Pero sí que tu bebé está desarrollando su lenguaje y lo empieza a utilizar para comunicarse con el mundo exterior.

Háblale como a un niño mayor y mantén conversaciones con él. Esto le ayudará a una más rápida adquisición del lenguaje.

Signos de alarma del desarrollo de tu bebé de 8 meses

Son datos de alarma y debes consultar con tu pediatra si tu bebé:

No se sobresalta con los ruidos.

No te sigue con los ojos.

Presenta una desviación de uno de los ojos (estrabismo), ya sea intermitente o fija.

No se ríe a carcajadas.

No grita.

No balbucea.

Siempre tiene los puños cerrados con los pulgares incluidos.

No es capaz de agarrar un objeto con una mano y cambiarlo de mano.

No tiene una sedestación estable.

No se mantiene a cuatro patas.

Presenta un llanto contínuo.

Parece no reconocerte.

No trata de apoyar el peso en sus piernas al sujetarlo de pie.

La alimentación de tu bebé

La leche continuará siendo la base de la alimentación de tu hijo. La comida es alimentación complementaria, por lo que no te agobies si aún la ingesta de ella es escasa.

Pero ya se va acercando la ventana de introducción del alimento entero. Te lo explico.

En torno a los 9 meses, existe una ventana de aceptación de alimentos en trozos que hay que aprovechar. Y es que, igual que para aprender un idioma, empezar antes de los 3 años facilita el avance. Para aprender a comer en trozos, esta edad es crucial.

Lo ideal es que, antes de los 9-10 meses, ya hayas expuesto a tu hijo a alimentos enteros y los hayas ido incorporando en sus comidas.

MES 8 comida bebéSi tienes dudas de cómo iniciarte en esta forma de alimentar, puedes acudir al mes 7 donde te detallo qué hay que tener en cuenta a la hora de empezar a comer en trozos.

Aquí voy a hacer un inciso para pedirte que, por favor, cuides siempre la alimentación que ofreces.

Productos alimenticios no saludables

Cuando inicies a tu hijo en la alimentación complementaria, a menudo aparecen productos nada saludables que la industria disfraza y vende creando necesidades insanas.

Estamos faltos de una ley que regule firmemente la publicidad de los alimentos insanos dirigidos a bebés y niños. Así que debes fijarte bien e informarte qué es lo más recomendable. De lo que tú aprendas sobre nutrición, dependerá la calidad de la nutrición de tu hijo.

Te sorprendería saber la clase de alimentos inadecuados que se ofrecen a niños de pocos meses con lo de “especial para bebés”, aunque ni son sanos ni son adecuados.

Hoy en día, la obesidad infantil es un problema grave. Por eso, no es exagerado pedir atención a la alimentación de tu hijo desde el inicio, porque es la mejor manera de que se críe de forma saludable y con una cultura nutricional que le permitirá ser un adulto sano.

Establece una buena relación entre tu hijo y la alimentación:

Estos son algunos consejos que te ayudarán a establecer una buena relación entre tu bebé y la alimentación:

Ordena sus comidas y empieza a establecer rutinas y horarios.

Siéntate a la mesa y siéntalo a él en su trona para comer.

Favorece un ambiente relajado en las comidas.

Sé un ejemplo. Come una dieta sana y equilibrada.

No uses pantallas ni entretenimientos durante la hora de comer.

No decidas por él cuál es la cantidad “correcta” que debe comer.

No te enfades, no grites, no llores, no le agarres, no le amenaces y no prometas recompensas si come más.

Comer debe ser un acto consciente, voluntario y disfrutado.

Importante
Comer hay que comer todos los días, varias veces al día durante toda la vida, así que es muy importante establecer una relación sana con la comida.

Aunque lo haces con la mejor de las intenciones y puedes estar preocupada por si no come todo o no se termina lo que hay en el plato, no te agobies ni te enfades. Tu bebé sabe lo que necesita y cuánta comida quiere. Así que respeta su decisión y no establezcas una relación de lucha con la comida, por favor. Esto puede marcarle de por vida.

El sueño del bebé con 8 meses

A los 8 meses, los bebés duermen en torno 12-14 horas al día y, a menudo, el sueño diurno se reduce a 2 o 3 siestas de entre 1 y 2 horas.

Algunos bebés ya descansarán la noche completa sin interrupciones, e incluso puede que lo hagan en su propio dormitorio.

MES 8 bebé durmiendoOtros, en cambio, pueden presentar aún múltiples despertares para tomar un poquito de teta. Este “picoteo” nocturno es normal.

Con frecuencia, parece que, más que comer, hacen tomas de dos o tres succiones rápidas y vuelven a dormirse. Buscan el pezón para relajarse y volver a conciliar el sueño.

Si sigues con la lactancia materna, quizás te hayas preguntado más de una vez cómo terminar con este “picoteo nocturno” para poder descansar un poco más. Si es tu caso, háblalo con tu pediatra.

Consejo
Recuerda una cosa: la lactancia es un contrato entre dos partes; tu hijo y tú. Si una de las partes desea acabar con el contrato, este queda rescindido y no pasa nada.

Hay muchas opciones para alimentar a tu bebé igualmente válidas y que le aportarán todo lo que necesita. El resto de personas (abuelos, vecinas, matronas, pediatras, doulas, asesoras…) no forman parte de este dúo contractual. Así que su opinión no debería afectarte. Decidid tu hijo y tú.

Destete nocturno

Yo suelo dar pautas para realizar un destete nocturno respetuoso con el bebé y que de ningún modo ponga en peligro la lactancia diurna.

Normalmente, lo ideal es poder contar con una habitación propia para el bebé al lado de la tuya y gestionar los despertares de un modo diferente.

Sabemos que a estas edades, la alimentación nocturna es mínima y el pecho se utiliza como un modo de calma. Da la sensación de que “no comen”, si no que se relajan. Pues sí, justo eso es lo que hacen. Así que puedes buscar formas alternativas de calmar a tu hijo, si quieres.

MES 8 papa y cunaCuando tu bebé sale a su propia habitación y se despierta, hay que acudir siempre.

Te aconsejo que acuda la pareja que no amamanta, ya que si das el pecho y tu hijo hasta hoy calmaba los despertares mamando, posiblemente si te huele, te ve y te siente, no concebirá un modo distinto de calma.

Nunca dejes que el bebé llame sin acudir. Una vez en su dormitorio, trata de calmarlo con la mínima intervención posible, sino más bien acompañando.

Sal del dormitorio y vuelve cada vez que reclame.

Probablemente, a medida que pasen unos días (o semanas), los despertares serán menos frecuentes y requerirán menos intervención.

Durante el día, sigue ofreciendo el pecho cuándo y cómo quieras. Que tu hijo ya no tome de noche no significa, en absoluto, el fin de la lactancia, sino la introducción de nuevos hábitos.

Estimulación y juego para un bebé en su octavo mes

Recuperar objetos

Para este ejercicio toma un objeto e introdúcelo dentro de un recipiente. Después, extráelo, mostrándole a tu bebé cómo se hace. Probablemente, él también disfrutará introduciendo y recuperando el objeto. Empieza con recipientes grandes, de los que sea sencillo extraer el objeto, y, poco a poco, puedes complicar el juego usando recipientes de menos tamaño.

Torres

A esta edad los bebés disfrutan apilando objetos. Puedes usar simples vasos de plástico para hacer torres y luego derribarlas, verás comporto se anima a hacerlo él mismo. Si lo prefieres hay infinidad de aplicables para bebés de diferentes formas y colores.

Seamos músicos

MES 8 niños jugandoUsa diferentes objetos para hacer sonidos distintos: sonajero, tambor, llaves, golpes contra una olla, agitar una botella llena de arroz… Verás cómo disfruta creando los sonidos.

A pintar

Hazte con un lote de témperas aptas para bebés. Usa un papel continuo y forra con él el suelo. Deja a tu hijo desnudo o en pañales y permítele ensuciarse a voluntad y descubrir cómo va dejando sus huellas en el papel.

Leer juntos

Los libros deben estar presentes desde muy temprano. A esta edad, puedes usar libros con texturas. Lee la historia y a la vez lleva su manita hacia las texturas para que él mismo vaya descubriendo el libro.

Hagamos monerías

A esta edad, puedes empezar a asociar órdenes verbales a respuestas motoras concretas. Así, cada vez que digas “hola” o “adiós”, puedes hacer el gesto para que el bebé lo interiorice. Es posible que pronto pueda responder a la orden verbal con el gesto adecuado.

Citas médicas importantes para un bebé de 8 meses

Seguiréis visitando a tu pediatra cada mes hasta los 12 meses de vida.

A los 8 meses, el pediatra te preguntará acerca de la alimentación y es posible que te introduzca el concepto de la alimentación en trozos. Además, pondrá especial atención a si tu bebé se sienta, si balbucea y tomará nota de si gatea o no.

MES 8 citas médicasPor supuesto, lo pesará y tallará y lo situará en lo que llamamos canal de crecimiento, la línea que sigue tu hijo a lo largo de su infancia.

Verás que los pediatras usamos unas gráficas donde colocamos el peso, talla y perímetro cefálico de tu hijo. Esos gráficos con forma de curva van a mostrar de modo muy visual cómo evoluciona tu hijo a lo largo de su vida.

Si quieres saber cuáles son los percentiles de altura y peso de tu bebé, puedes usar nuestra calculadora.

Ir a la calculadora de percentiles

Habrá niños más grandes y otros más pequeños, algunos más flacos y otros más rellenitos… Todos serán perfectamente normales dentro de su propio canal de crecimiento. Así que no compares a tu hijo con otros niños porque eso solo servirá para agobiarte, ya que cada uno crece a su manera.

Grandes saltos en este canal de crecimiento pueden alertar al pediatra de que algo está sucediendo. Es por ello que, en cada revisión, se pesa y mide a tu bebé, para comprobar que, dentro de su ritmo, tu hijo tiene una evolución normal.

No olvides llevar tu lista de dudas a consultas. El trabajo del pediatra también es que, después de la visita, salgas tranquila.

Preguntas frecuentes sobre los bebés de 8 meses

¿Puedo darle galletas?

Pues la respuesta es no. Y esto vale también para gusanitos, natillas, chocolate… Aunque ponga que son “especiales para bebés”.

MES 8 comiendo galletasEvita dar a tu hijo  productos basura, ultra procesados, azucarados o con altísimo contenido en sal. No introduzcas en su dieta productos de este tipo. Si desde pequeño se acostumbra a no comerlos, de mayor tampoco sentirá un gran interés por ellos.

Las galletas no serán nunca una buena opción, salvo que las hagas tú misma con ingredientes saludables y sin azúcar (por ejemplo galletas de avena y plátano). Lo mismo ocurrirá con los bizcocho u otro tipo de alimentos dulces.

¡Ojo!
  ¡cero azúcar añadido hasta los 2 años de vida! Ten en cuenta lo mismo con la sal.

Y si piensas aquello de “es que es su cumple…”, bueno, en ese caso, yo, particularmente, permito un pequeño exceso. Pero, por favor, no introduzcas alimentos insanos en su rutina de alimentación. Ni ahora, ni nunca.

¿Y si no le ha salido ningún diente?

La erupción dental puede demorarse hasta los 18 meses. No tengas prisa. Hay niños que a esta edad ya tienen 6 dientes y otros que no tienen ninguno.

Desde la salida del primer diente, tendrás que cuidarlo con un cepillado dental correcto con cepillos de cerdas blandas y pasta fluorada de 1.000 ppm (cantidad de un granito de arroz). Nunca hay que enjuagar la boca tras el cepillado.

Pon atención a la higiene dental, ya que las caries son la enfermedad infecciosa más prevalente en niños. No bajes la guardia e incorpora la rutina de la higiene dental a tu día a día.

Si tienes dudas, te recomiendo que visites a un odontopediatra para que las resuelva y te guíe.

Conclusiones

Tienes en casa a un bebé mayor y en constante cambio.

No olvides sentarte a disfrutar de él y regalarte pequeños momentos de felicidad y juego, alejados de la vorágine que significa ser mamá.

Esta aventura no acabará nunca y querrás recordar cada momento.

La maternidad es exigente y va a mantenerte insomne y agotada muchas veces. Pero te va a regalar un nuevo modo de vida. Una vida distinta en la que tú ya no solo serás la que eras, sino que, además, serás madre, su mami. Y eso será para siempre.

Aunque crezca, y debe hacerlo, tú siempre serás su mamá.

Enhorabuena por este nuevo trabajo, el más importante de tu vida. Disfruta del camino porque tu felicidad será la felicidad de los que te quieren. La maternidad está llena de renuncias y, a menudo, puedes sentirte perdida. Pero es que te has transformado y tu vida ha cambiado.

Gracias por haberme permitido acompañarte en estos primeros 8 meses. Ha sido un placer estar a tu lado.

No te pierdas ni un instante de esta aventura vagando por preocupaciones innecesarias. Para ello, acude a tu pediatra cuantas veces necesites, estamos aquí para escucharte y resolver todas tus dudas.

¡Se feliz y haz feliz a tu bebé!

Desarrollo del bebé mes a mes
Mes 0 Mes 5
Mes 1 Mes 6
Mes 2 Mes 7
Mes 3 Mes 8
Mes 4
También puede interesarte:
Filter by
Post Page
Bebés Contenidos médicos
Sort by
Dra. Marta Garin
Dra. Marta Garin
Pediatra y madre vocacional. Desde 2013 ejerce su profesión en su propia consulta en Málaga. Defensora de la divulgación científica para empoderar a las madres a sentirse seguras y felices durante la crianza, su especialidad es la gestión emocional durante la maternidad.
Si esta guía te ha resultado útil, te agradeceré mucho que la compartas haciendo clic en alguna de las redes sociales de abajo. ¡Muchas gracias!
¿Te ha resultado útil?
(Votos: 2 Promedio: 5)
Scroll al inicio