Lactancia mixta: claves para llevarla a cabo de manera fácil y eficaz


Jade Magdaleno Matrona

Escrito por Jade Magdaleno

Matrona y sexóloga


Lactancia mixtaPese a que muchas organizaciones y profesionales de la salud proponen la lactancia materna como la mejor opción de alimentación para un lactante, en ocasiones la lactancia artificial es una opción a tener en cuenta. Bien sea por necesidad o por simple libre elección.

Esta lactancia artificial puede realizarse tanto de manera exclusiva como combinada con la materna, produciéndose la lactancia mixta.

Ten en cuenta que, en España, según la Asociación Española de Pediatría, a los 6 meses de edad el 53,1% de bebés se alimentan exclusivamente con leche artificial, el 28,5% con leche materna y el 18,4% con ambas, haciendo lactancia mixta.

Así que ya ves que son muchas las familias que optan por diferentes tipos de lactancia. Y todas ellas son válidas mientras sean la mejor opción para el bebé y su mamá.

Si te estás planteando una lactancia mixta, porque puede ser una buena opción para ti si no puedes amamantar a tu bebé siempre que lo necesita pero tampoco quieres dejar de darle el pecho, en este artículo te resuelvo todas tus dudas y te cuento cómo puedes llevarla a cabo de manera efectiva.

Qué es la lactancia mixta y por qué elegirla

La lactancia mixta es aquella que combina leche materna y leche artificial.

La elección podrá provenir de una indicación médica o de una libre elección materna:

  • Lactancia mixta pesoEn el primer caso, el motivo estrella es la ganancia de peso insuficiente. Es imprescindible una correcta valoración por parte de un profesional sanitario especializado en lactancia, puesto que en la inmensa mayoría de los casos el problema no radica en una falta de leche (agalactia), sino en una incorrecta técnica en las tomas, de fácil solución.
  • También puede ser necesaria la suplementación con leche artificial si debes seguir un tratamiento farmacológico incompatible con la lactancia o si tienes que separarte temporalmente de tu bebé y no te has extraído leche previamente.

Lo cierto es que muchas madres se decantan por la lactancia mixta por elección, porque prefieren no utilizar sacaleches y quieren compartir la tarea con su pareja o deben reincorporarse al trabajo.

Al final, sea por el motivo que sea (y si no es una cuestión de salud con indicaciones médicas), elegir una lactancia mixta depende de ti y de tus circunstancias. Así que no hagas mucho caso a esos consejos que da todo el mundo sin saber realmente qué es lo mejor para ti y decide tú.

Cuándo empezar y cómo se realiza

Lactancia mixta bebéLa lactancia mixta puede iniciarse inmediatamente tras el nacimiento. El momento de comenzar con ella, siempre y cuando no se trate de una indicación médica, será aquel que tú misma prefieras.

Es importante saber que la producción de leche materna se realiza a expensas de lo que el bebé demande. La naturaleza es sabia y te ha diseñado así para que tu bebé ingiera justo lo que necesita, sin hambre y sin empachos.

Si tu bebé está tomando leche artificial, tu pecho comprenderá que no debe fabricar esa cantidad de leche que toma él por fuera, por lo que no aumentará su producción (pero el bebé irá creciendo y cada vez querrá más leche).

Es muy importante que tengas esto claro a la hora de escoger la lactancia mixta por:

  • Si deseas ir retirando o reduciendo las tomas del pecho, ofrece a tu bebé en cada toma en primer lugar la leche artificial y, después, si lo quiere, el pecho. O bien haz unas tomas solo con el pecho y otras solo con el biberón.
  • Si deseas mantener la lactancia materna el mayor tiempo posible o, incluso, llegar a mantenerla de manera exclusiva, eliminando los suplementos, ofrécele siempre el pecho en todas las tomas y únicamente cuando lo suelte, la leche artificial. Por la noche, que es cuando tu prolactina (la hormona que estimula la producción de leche) estará más elevada, ofrécele solo el pecho.

Consejo
Si no deseas que se te vaya retirando la leche materna, en todas las tomas deberías ofrecerle primero el pecho a tu bebé y después, el biberón.

Lactancia mixtaAlgunas mamás se decantan por la lactancia artificial pero quieren ofrecer el calostro a su bebé recién nacido. Si es tu caso, te recomiendo que lo hables con tu doctor para saber cuál será el procedimiento que deberás seguir para reducir tu producción de leche después.

Si escoges la lactancia mixta con la intención de, por cuestiones organizativas, no ocuparte tú misma de todas sus tomas, debes saber que lo esperable es que tu producción láctea termine disminuyendo.

Muchas madres sienten frustración al entender que la fisiología de la lactancia funciona así y se debaten entre mantener la lactancia materna el mayor tiempo posible o facilitar su organización con ayuda de otra persona para las tomas.

Importante
Recuerda: es tu maternidad y la opción que mejor se adapte a tus circunstancias solo la debes escoger tú, sin juicios de valor externos.

En cualquier caso, te aconsejo:

Escoge siempre una tetina adecuada a su edad

Sustituye la tetina cuando el fabricante lo aconseje o si antes la ves deteriorada

Ofrece el biberón como si dieras el pecho, con continuo contacto físico, mirando, acariciando y hablando a tu bebé.

William Sears, padre de la crianza con apego, describió que este vínculo depende de estas conductas al alimentar a un bebé, no del tipo de leche que ingiera.

Qué tipo de leche elegir

Los pediatras no hacemos diferencia entre los niños que se alimentan con leche materna o con artificial para evaluar su desarrollo, porque son realmente válidas ambas opciones.

Dra. Marta Garín, pediatra

Recuerda que los especialistas destacan que las leches tipo 1 son las de mayor calidad, independientemente de la edad del lactante, con fórmulas mejor adaptadas a sus necesidades.

Con lactancia artificial o mixta, no es necesario pasar en ningún momento a fórmulas tipo 2 o de crecimiento a lo largo del desarrollo del bebé.

Ventajas y desventajas de la lactancia mixta

Lactancia mixta padre

La desventaja de la lactancia mixta es que, con un inadecuado manejo, tu producción de leche podría verse mermada.

En cuanto a la organización, el hecho de que otra persona pueda alimentar a tu bebé con leche artificial te permitirá disponer de más tiempo para ti, para tu trabajo, para tus otros hijos… pero, ¡cuidado! En realidad las tomas con leche artificial llevan más tiempo que las del pecho, por la preparación previa de la leche y el posterior lavado de biberón y tetina; el pecho es un grifo de alimento siempre listo.

Lógicamente, el coste de la leche artificial también supone una desventaja, así como de los utensilios necesarios para ofrecérsela al bebé (biberones, tetinas, termos, esterilizadores, calientabiberones, etcétera).

En cualquier caso, frente a la lactancia artificial, la lactancia mixta ofrece la enorme ventaja de que tu bebé estará recibiendo componentes y defensas que ninguna leche artificial ha logrado introducir en sus fórmulas y únicamente están disponibles en la leche materna.

Mantener la lactancia materna, aunque sea en combinación con la artificial, conlleva ventajas para tu salud (menor riesgo de cáncer de mama y de osteoporosis, entre otras) y la de tu bebé (menor riesgo de obesidad, infecciones, diabetes…).

¿Cuánta leche debe tomar un bebé según su edad?

Esta pregunta y “¿estará comiendo lo suficiente?” creo que nos las hemos hecho todas las madres en muchas ocasiones.

Uno de los grandes inconvenientes de la lactancia materna es que no tienes un medidor que te indique qué cantidad de leche ha tomado tu bebé en cada toma. Y eso a nuestra propia inseguridad le encanta.

La inmensa mayoría de las veces en las que se suplementa porque el bebé se queda con hambre, no suele haber una agalactia o falta de leche en las mamás real diagnosticada por un profesional sanitario. Es más bien una creencia subjetiva errónea, acrecentada por la presión del entorno, para que ese niño viva permanentemente saciado. Y es que vivimos en una sociedad en la que un niño obeso es un niño hermoso, como siempre decían nuestras abuelas, víctimas de una época de hambrunas.

Lactancia mixtaAlgo que despista mucho es guiarse por las cantidades orientativas de los fabricantes de leche materna. Si tu hijo come más, porque se queda con hambre con lo que la lata indica, genial. Si tu hijo se llena y jamás se termina ese volumen, ¡pues genial también!

La cantidad de leche ingerida no es relevante en realidad, lo son el estado general del niño y sus deposiciones: un niño bien alimentado es un niño que, cuando no duerme, está activo, no letárgico. Además, moja pañales con asiduidad y la orina es transparente o amarillo claro.

Importante
La alarma debe saltarte si la orina fuera oscura, ya que podría indicar que está demasiado concentrada por una deshidratación.

Las deposiciones de tu bebé serán diarias al inicio, pudiendo manchar el pañal, incluso, tras cada toma.

Has de saber que, al introducir la leche artificial, las heces serán más duras y frecuentes. Si el número o la cantidad de deposiciones disminuyeran considerablemente, podrías sospechar que también lo hubiera hecho su ingesta.

¿Por qué el bebé puede acabar rechazando el pecho? ¿Podemos evitarlo?

Imagina que tienes hambre y encuentras en tu cocina una piña entera y un cuenco de nueces peladas, ¿qué te daría más pereza comer? Pues tus pechos son la piña y el biberón, las nueces.

Lactancia mixtaAl inicio de la toma al pecho tu bebé succiona rápido, debe estimular la oxitocina, que es la hormona de la eyección láctea (sí, la misma que causó las contracciones en el parto). Una vez la leche fluye, la succión es mucho más lenta y pausada.

Con el biberón, el agujero de la tetina le da el trabajo ya hecho, solo tiene que abrir la boca y succionar un poco.

Tu bebé pronto aprenderá que, si tiene hambre, prefiere cubrir su necesidad lo antes posible y con el menor esfuerzo. Esto puede terminar en un rechazo del pecho (al igual que a ti te daría una pereza inmensa ponerte a pelar aquella piña). Pero ese esfuerzo no es en vano… ya que de él depende un correcto desarrollo mandibular en el bebé.

Si la suplementación va a ser temporal y tienes intención de lograr una lactancia materna exclusiva, por ejemplo porque te han salido grietas en el pezón y debes esperar a que se curen, se recomienda que le ofrezcas a tu bebé la leche artificial con un vasito, una cuchara o una jeringa.

Si la suplementación va a ser temporal o continuada, pero deseas mantener la lactancia materna todo lo posible, dale la leche artificial con biberón siguiendo el método Kassing:

  • Sostén a tu bebé sentado en vertical.
  • Escoge una tetina blanda, larga y redonda (no anatómica).
  • Y coloca el biberón en horizontal, evitando que la tetina se llene de aire.

Método Kassing para dar el biberón

Así reducirás el flujo y él tendrá que esforzarse más para sacar la leche como lo hace cuando le das el pecho.

Una recomendación más: procura retirarle el biberón cada 8-10 succiones.

Así le estarás ayudando a reconocer su sensación de saciedad al darle algo de tiempo. Además, la leche artificial lleva un contenido excesivo de nutrientes (aunque dentro de lo que marca la ley) y esto podría estar tras el aumento de la obesidad en los niños alimentados con leche artificial.

Relactación de la lactancia mixta a la lactancia materna exclusiva

Lactancia mixta mamando minComo he ido explicando, la lactancia mixta en ocasiones es un paso previo a lograr una lactancia materna exclusiva. Es aconsejable siempre que cuentes con el apoyo de tu matrona en estos casos.

Si tu bebé no cogía suficiente peso y ese fue el motivo de la suplementación, primero habrá que valorar una toma completa para poder corregir todo aquello que sea susceptible de mejora.

Debes saber que la relactación es posible incluso en mujeres que nunca han gestado: en mamás adoptivas y en parejas de mujeres lesbianas, pudiendo amamantar ambas al bebé que haya parido una de ellas. Tú juegas con la ventaja de que tus hormonas ya están listas para amamantar, solo necesitan aumentar su producción.

Hay muchas técnicas para lograrlo y todas son tremendamente exigentes, aunque eficaces en pocos días.

Recuerda
Que deberás ofrecerle a tu bebé el pecho en todas las tomas y, el biberón, solo a modo de “postre”.

Para estas técnicas necesitarás un sacaleches. Uno eléctrico y doble te será más cómodo y efectivo, aunque tienen un precio sensiblemente superior a los de un solo extractor que también te serán de utilidad. De todas formas, si quieres uno doble y crees que vas a darle un uso super puntual, puedes alquilarlo en farmacias o tu centro de salud.

¿Recuerdas que la producción de leche se regula en función de la demanda? Pues eso es lo que harás, demandarle más leche a tu pecho.

Lactancia mixta sacalechesEl método más conocido es el de extracción poderosa:

  1. Utiliza el sacaleches en ambos pechos durante 10 minutos. Hazlo cada 45 minutos o cada hora (por la noche, hazlo cada 4-6 horas).
  2. Haz un mínimo de 8 tomas con el bebé y 10 extracciones con el sacaleches diarias.
  3. Cuando obtengas 15-20ml cada hora, puedes pasar a hacer extracciones de 20 minutos cada 2 horas.
  4. Cuando obtengas 40ml cada 2 horas, puedes espaciar tus extracciones, haciendo 6-8 al día durante 30 minutos.

Existen distintas técnicas que pueden adecuarse a tus posibilidades y necesidades.

Conclusiones

La lactancia mixta es una opción real y perfectamente válida para alimentar a tu bebé, tanto si deseas mantenerla durante toda la lactancia, como si planificas abandonar próximamente la leche materna o la artificial.

Hay diferentes formas de llevarla a cabo y deberás escoger la que mejor se adapte a tus necesidades.

Recuerda que tu matrona podrá ayudarte para que encuentres la mejor manera de alimentar a tu bebé.

¿Te ha resultado útil?
(Votos: 3 Promedio: 5)

·····

Si este artículo te ha resultado útil, te agradeceré mucho que lo compartas haciendo clic en alguna de las redes sociales de abajo, ¡muchas gracias!

Ir arriba