Bebé de 1 mes - Desarrollo y cuidados del bebé mes a mes

Desarrollo del bebé de 1 mes

Actualizado en agosto 2023
Dra. Marta Garín

Escrito por Dra. Marta Garín, pediatra

Contenidos certificados

Artículos revisados médicamente

Contenido avalado por profesionales de la salud y el Colegio de Médicos de Barcelona. Consulta aquí nuestra política editorial.

¡Feliz primer cumple mes! Ya estás en la cuenta atrás para acabar la cuarentena y tanto tú como tu bebé habéis cambiado mucho y estáis aprendiendo día a día juntos en esta gran aventura que es la maternidad.

Una vez cumplido este primer mes, tu hijo va a ser capaz de conectar cada vez más con su entorno, sujetar su cabecita y empieza a seguirte poco a poco con la mirada, así como un sin fin de nuevas habilidades.

Además verás cómo, posiblemente, ya hayas establecido la lactancia y ahora las tomas sean más cortas y algo más espaciadas en el tiempo, y hablaremos de chupetes, hernias umbilicales y lesiones en la piel, entre otras cuestiones importantes para tu bebé.

¡Empezamos!

Principales retos del primer mes
El color de sus ojos
Su iris sigue siendo grisáceo porque sus melanocitos aún son inmaduros y no tienen el color definitivo.

Piel sensible
Aunque las lesiones cutáneas del nacimiento han desaparecido, pueden aparecer granitos o reacciones en su piel sensible. Tranquila, porque normalmente no requieren tratamiento médico y se van con el tiempo.

Gira su cabeza
Cada vez tiene más fuerza en el cuello y la cabeza y, poco a poco, notarás como acompaña más al cuerpo. Aún queda un largo camino, pero ya está trabajando en ello.

Crecimiento y peso del bebé de 1 meses

Al mes de vida el peso medio de los niños estará en torno a 4,3 kg y la talla oscilará entre 53 y 54,5 cm. Mientras que en las niñas serán de 4 kg y 52,5 cm de talla media.

¿Quieres saber en qué percentil se encuentra tu bebé?

Ir a la calculadora de percentiles

Desarrollo físico del bebé

El bebé ha cambiado. Es más grande, sus formas son más redondas y mantiene un color rosado generalizado.

Visión

Ahora pasa más tiempo con los ojos abiertos y notarás que tiene cierta capacidad de persecución ocular.

Respecto al color, seguirán teniendo un iris grisáceo y será aún complicado determinar el color final de los mismos. Esto ocurre porque los melanocitos, células encargadas de formar la melanina que da color a la piel, el cabello y los ojos, aún son inmaduras y será a medida que pase el tiempo, cuando comenzarán a fabricar la melanina que dará el color definitivo a los ojos.

Así que, como ves, otro mito que desmontamos, los ojos no son de ese color por la leche, lo son porque los melanocitos aún son inmaduros.

Piel

A menudo han desaparecido lesiones cutáneas que estaban presentes al nacimiento o que aparecerían en sus primeros días de vida como el exantema toxoalérgico y han aparecido otras nuevas como el acné neonatal, la dermatitis atópica o la dermatitis seborreica.

No te preocupes porque, rara vez, esos granitos que observas, sobre todo en la zona de la cara del bebé, van a precisar tratamiento médico.

Pelo

A esta edad el bebé aún mantiene el pelo similar al momento del nacimiento, no obstante, sabemos que en unas semanas se producirá una caída de gran parte del pelo. Este fenómeno se llama efluvio telógeno y es totalmente normal.

Fontanela posterior

La fontanela posterior puede estar ya cerrada al mes de vida o si no, lo estará en torno a los dos meses, sin embargo, la fontanela anterior es fácilmente palpable y va a tardar en cerrarse hasta 18 meses.

Abdomen

El abdomen del bebé es grandote y a menudo podemos encontrar que el ombligo protruye como una pequeña hernia. No te preocupes, más abajo te cuento cómo proceder con ellas.

Relación del bebé con su entorno

Puede que ya te encuentres fuerte y que tengas ganas de socializar y ampliar el círculo en el que se mueve tu bebé. Quiero recordarte que es importante que limites las visitas para que tengas cierto control sobre las rutinas y los horarios de tu pequeño.

A menudo el desfile de visitas durante la tarde altera sus ritmos de comida y sueño y puede propiciar que la noche se convierta en un desastre.

Además, es especialmente importante que tengas cuidado con las personas que cogen al bebé o le dan besos. Recuerda que se recomienda no besar a los bebés ya que esos besos, sin quererlo, pueden convertirse en portadores de infecciones.

Elige reuniones al aire libre, con pocas personas, y pide que se abstengan de acudir los que estén enfermos (cuidado con los niños menores de 5 años que acudan a escuela, ya que no es raro que convivan con un catarro perenne).

Y sobre todo, que tu bebé no vaya de brazo en brazo continuamente, evita que lo besen y respeta los tiempos de descanso naturales de tu hijo.

Desarrollo psicomotor del bebé de 1 mes

El bebé ha ganado tono muscular a nivel del cuello y la cabeza acompaña cada vez más al cuerpo. Podrás comprobar que puede girar perfectamente en ambas direcciones.

Sus brazos y piernas continuarán en postura de flexión en reposo y se mantendrán los reflejos arcaicos que comentamos en el mes anterior.

Visión

En las últimas semanas el bebé cada vez pasa más tiempo con los ojos abiertos, ha perfeccionado su persecución ocular y ya es capaz de seguirte al menos hasta línea media.

Si bien es cierto que continuará sin lograr una buena fijación hasta al menos los 3-4 meses, por ello aún notarás que sus ojos pueden presentar desviaciones ocasionales y que el bebé bizquea.

Oído

Ya tienes la certeza de que escucha bien y se sobresalta con los ruidos. Pero además notarás como se calma al oír tu voz, y es buen momento para iniciarnos en la música, Puedes usar melodías tranquilas que servirán para relajarlo.

Igualmente muchos bebés se calman con ruidos blancos como la lluvia, el viento o un secador de pelo.

Pero recuerda, el mejor ruido blanco es tu respiración y tu ritmo cardíaco. Son sonidos que le resultan familiares y que ayudarán a relajarlo instantáneamente. Cógelo y disfrutad de estos momentos juntos.

Signos de alarma del desarrollo de tu bebé de 1 meses

Quiero compartir contigo un listado de señales para que tengas en cuenta y, en caso de verlas, visitar al pediatra para que evalúe a tu hijo en más profundidad.

Son signos de alarma si tu bebé:

No se sobresalta con los ruidos.

Tiene un estrabismo fijo.

Tiene una postura de «libro abierto» en reposo. Es decir, los brazos y las piernas completamente extendidos. Ten en cuenta que la postura normal en reposo del bebé es con los miembros en semiflexión.

No mueve igual sus extremidades.

Presenta un llanto raro que no se calma con nada.

La alimentación de tu bebé

Si has iniciado una lactancia materna es posible que, al cumplir el primer mes de vida de tu bebé, ya te encuentres segura con una lactancia bien establecida. El niño mamará en intervalos de entre 2 y 4 horas y tú habrás aprendido a descansar entre tomas.

Si tu bebé se alimenta con lactancia artificial o mixta también habrás notado que las tomas se espacian en intervalos similares. Recuerda que igual que con el pecho, la alimentación será a demanda en cantidad y frecuencia.

A esta edad están tomando de media 90-120cc de leche por toma. Recuerda que no existe una cantidad “normal” puesto que cada bebé comerá acorde a sus necesidades y, si su desarrollo es normal, no deberemos forzar o recortar nunca una ingesta.

Es posible que desde su nacimiento hasta llegar a su primer mes de vida hayan surgido dudas o problemas con la lactancia. Es frecuente que tengas preguntas en torno al agarre del bebé, su ganancia de peso o incluso sus heces. Te recomiendo buscar un buen asesoramiento de lactancia, ya que a veces pueden existir anquiloglosias, conocidas como “lenguas ancladas”, que pueden estar dificultando la lactancia (y que podrían tener una sencilla solución).

Es importante que tu bebé tenga un buen agarre y para ello debes vigilar que no exista una anquiloglosia:

  • Que no existan chasquidos durante la toma.
  • Si estás con una lactancia materna, esta no sea dolorosa.
  • Que las tomas sean cada vez más efectivas y no se eternicen.
  • Que la lengua se mueva de manera simétrica al llorar.
  • Que el bebé duerma con su boca cerrada y la lengua quede apoyada arriba, sobre el paladar.
  • Que las heces, en caso de estar con lactancia materna, sean doradas, blandas y suaves y no verdes, explosivas y malolientes.

Una anquiloglosia no detectada puede acabar con una lactancia materna, ya que el bebé realizará una extracción ineficaz y acabará repercutiendo en su ganancia, por lo que pensarás que algo no marcha bien con tu pecho y no es raro que acabes ofreciendo suplementos de fórmula.

Por eso te recomiendo una valoración profesional antes de decidir iniciar una lactancia mixta o abandonar la lactancia materna.

Si está con biberón pero existe un frenillo corto que limite la succión, también puede afectar su ganancia. Pero no solo eso, vemos cuadros de cólicos más intensos, regurgitaciones, respiraciones orales mantenidas… Así que no dejes de consultar con una asesora de lactancia si tienes dudas.

El sueño del bebé con 1 meses

El bebé de un mes duerme entre 16h y 18h diarias. Y si bien hay bebés que tienen siestas largas de hasta 4 horas entre las tomas, muchos presentarán micro siestas de 30 minutos y pasarán más tiempo despiertos.

A esta edad, y su crecimiento es adecuado, es muy posible que tu pediatra te indique que, si el bebé decide descansar más de 4 horas, ¡bienvenidas sean! Sí, has leído bien. Si tienes la suerte de ser la mamá de un lactante de un mes que duerme 6 horas de noche, ¡cierra los ojos y disfruta!

Estimulación y juego para un bebé en el mes 1

Con un mes el bebé estará más despierto, abrirá los ojos y te mirará mucho más a menudo. Aprovecha para hablarle y acariciarle. Este intercambio recíproco de atenciones establecerá en él sus primeros circuitos comunicativos.

Puedes usar música suave en esta edad o masajes corporales para estimularlo.

Citas médicas importantes para un bebé de 1 mes

Desde su nacimiento es muy posible que el bebe haya visitado al pediatra al menos una o dos veces. En este tiempo, además, deberá haberse realizado la prueba de cribado de audición que se hace a todo recién nacido sano antes de cumplir el mes de vida.

Ahora las visitas al pediatra ocurrirán una vez al mes. No olvides llevar una lista con tus dudas para salir realmente tranquila de la visita.

Preguntas frecuentes sobre los bebés de 1 mes

¿Tendré leche suficiente? ¿Será buena? ¿Se quedará con hambre?

Es posible que si estás con una lactancia materna exclusiva te hayas preguntado esto más de una vez.

Ya habrás notado que todos parecen tener una opinión sobre cómo criar a tu bebé y que a menudo has tenido que soportar comentarios poco afortunados que te han hecho dudar hasta del modo en que alimentas a tu hijo.

Pues bien, tranquila, vamos a repasar algunos puntos que te ayudarán a confirmar que todo marcha bien. El bebé:

  • Moja más de 6 pañales al día.
  • Descansa entre tomas entre 2 y 4 horas.
  • Presenta deposiciones líquidas doradas.
  • Gana peso (500-1000 g en este primer mes).

Estos son signos que te indicarán que, a pesar de tus miedos, la lactancia está funcionando, ¡enhorabuena!

Por el contrario, te animo a consultar si:

  • No gana peso.
  • Moja pocos pañales y la orina está muy concentrada, incluso aparecen unas manchas arenosas color salmón que se conocen como cristales de urato y que son síntoma de deshidratación.
  • Parece siempre inquieto entre tomas.
  • Las tomas son eternas.
  • Presenta un color amarillento de piel y mucosas.
  • Gana menos de 500 g al mes.

¿Cuál es el mejor chupete?

En los bebés en lactancia materna, la introducción del chupete no debería hacerse antes de su primer mes de vida. Pues bien, ya ha cumplido el mes, así que, ¿qué chupete elegimos?

Idealmente usaremos chupetes con tetina anatómica, en la que la tetina aparece achatada por igual por arriba y por abajo. Debemos huir de las tetinas redondas, puesto que serán las que más interferencias produzcan al ser mucho más grandes.

El escudo del chupete debe tener huecos para airear la zona y ser lo suficientemente grande como para no caberle entero dentro de la boca al bebé. También es importante que no sea muy pesado.

Se prefieren las tetinas de silicona a las de caucho y es recuerda que no deberían usarse chupeteros, ya que: aumentan la disponibilidad del chupete (lo usaremos más), añaden peso al chupete (el bebé tendrá que hacer esfuerzo extra para succionar), pueden resultar peligrosos si son de cuentas y se rompen o si son demasiado largos, y, por último, pueden resultar incómodos.

Desarrollo del bebé mes a mes
Mes 0 Mes 5
Mes 1 Mes 6
Mes 2 Mes 7
Mes 3 Mes 8
Mes 4
También puede interesarte:
Filter by
Post Page
Bebés
Sort by
Dra. Marta Garin
Dra. Marta Garin
Pediatra y madre vocacional. Desde 2013 ejerce su profesión en su propia consulta en Málaga. Defensora de la divulgación científica para empoderar a las madres a sentirse seguras y felices durante la crianza, su especialidad es la gestión emocional durante la maternidad.
Si esta guía te ha resultado útil, te agradeceré mucho que la compartas haciendo clic en alguna de las redes sociales de abajo. ¡Muchas gracias!
¿Te ha resultado útil?
(Votos: 2 Promedio: 5)
Scroll al inicio