Las mejores bañeras para bebé: comparativa y guía de compra

bebé bañoBañar a un bebé es un momento muy especial, tanto para padres como para hijos. Es, además, un rato de relax y de crear vínculos con los pequeñines, por lo que debemos tener a mano todo lo que nos facilite esta sesión de burbujitas, mimos y abrazos resbaladizos.

Por este motivo, hemos recogido las mejores bañeras de bebé del mercado, para que elijas la que más se adecúe a tus circunstancias, el espacio en tu lavabo o en la habitación del pequeño, y a las medidas de tu hijo.

Es muy importante que decidas, antes de nada, dónde colocarás la bañera de tu hijo. ¿Quieres una bañera en tu baño, o prefieres una bañera cambiador, de las que puedes tener en la habitación del pequeño?

¿Vas a comprar una bañera habitual para tu casa, o la llevarás arriba y abajo con frecuencia?

Sigue leyendo y encontrarás las mejores opciones para cada caso, además de una completa guía para ayudarte a elegir.

Las 10 mejores bañeras para bebé

1.Bañera-cambiador Chicco Cuddle & Bubble

Ideal como bañera de uso diario, incluso para familias con poco espacio.

Plegable: sí  | Patas: sí  | Cambiador:
Cuddle&Bubble
Ver precio
Esta bañera-cambiador es ideal para que tu bebé no pase frío trasladándolo del baño a la habitación. Nada de cambios de temperatura ni resfriados traicioneros.

Además, te ahorrará un buen dolor de espalda. Su altura puede regularse en tres posiciones distintas, aunque puede resultar un poco alta para personas bajitas.

La bañera es ergonómica y pensada para todas las edades de tu peque: semitumbado (recién nacido) o sentado (más de 6 meses).

Es fácil de llenar y de vaciar: tiene un desagüe para poder vaciar bien la bañera, y un acoplamiento para la alcachofa de la ducha para llenarla cómodamente. Como inconveniente, el desagüe es un poco pequeño y puede tardar en vaciarse del todo.

Para que puedas tener a mano todo lo que necesites, y controlar a tu niño en todo momento, incluye una bandeja organizadora al lado.

Mientras no se utiliza, se puede plegar la estructura, y ocupa poco espacio.

Pros
  • Es 2 en 1: cambiador y bañera en el mismo “mueble”
  • Cabe en el espacio del bidet y es plegable
  • Bandejas organizadoras para tenerlo todo a mano
Contras
  • Bañera un poco alta para personas bajitas
  • El desagüe es algo pequeño

2. Cambiador y bañera Brevi

Útil para padres con poco espacio: se monta encima de la bañera

Plegable: sí  | Patas: no  | Cambiador: sí
Bañera brevi
Ver precio
Esta bañera tiene la ventaja de que aprovecha al máximo el espacio en tu cuarto de baño: se instala directamente en la bañera.

También incluye cambiador: le bañas y le vistes en el mismo baño, sin cambios de temperatura.

Además, puede plegarse: el cambiador queda montado encima de la bañera, y solo ocupa 82 cm.

¿Los padres sois altos o más bien bajitos? No hay de qué preocuparse, la bañera cambiador Brevi incluye 6 posiciones de altura, para adaptarlo con hasta 11 cm de diferencia.

Si le tenemos que encontrar un inconveniente, es que la cubeta de la bañera es poco ergonómica para recién nacidos ya que no tiene soporte para mantenerles semitumbados. Pero se puede solucionar fácilmente con un adaptador. Además, no tiene inclinación, por lo que al vaciarse puede quedar algo de agua estancada que tendrás que volcar manualmente.

Pros
  • Se monta directamente sobre tu bañera
  • Puede plegarse y ocupa poco espacio
  • Se adapta incluso a bañeras irregulares
Contras
  • La cubeta de la bañera es un poco lisa para recién nacidos
  • Se agradecería algo de inclinación en la bañera

3. Bañera hinchable Jané

 Tu opción si quieres una bañera para casa de los abuelos o para viajar

Plegable: sí  | Patas: no  | Cambiador: no
Bañera Jané
Ver precio
Esta bañera de Jané es una muy buena elección si necesitas una segunda opción: para casa de los abuelos, o si vas a ir de viaje y no sabes si habrá disponible una bañera infantil. El plegado es muy compacto y cabe en cualquier maleta.

Se puede hinchar fácilmente sin necesidad de mancha, y el hinchado consigue una bañera de tacto agradable para los peques: suave y mullidita.

Incluye un separador hinchable (con velcro) que puede utilizarse: como reposacabezas; en la base de la bañera, para que el bebé más pequeño no resbale; o quitarlo cuando tu niño ya se aguanta sentado, para tener más espacio en la bañera. Aunque este separador suele desengancharse en cuanto se llena la bañera.

Facilita que una persona sola pueda bañar al bebé, ya que es difícil que el niño resbale.

¿Inconveniente? La bañera puede desestabilizarse instalada en un plato de ducha con inclinación para desaguar.

Pros
  • Pequeña, plegable y fácil de transportar
  • Facilita bañar al peque a una persona sola
  • El hinchado hace que sea confortable para tu hijo
Contras
  • El separador se desengancha en contacto con el agua
  • Colocada en un plato de ducha, pierde un poco de estabilidad

4. Bañera Shnuggle

La revolución de las bañeras: vertical para mantener al niño sentado

Plegable: no  | Patas: sí  | Cambiador: no
Shnuggle Bañera
Ver precio
Esta bañera es original por su forma: parece más un barreño alto que una bañera.

Es precisamente esta forma de campana invertida la que le da todas las ventajas. Y es que su ergonomía permite que el bebé quede sentado e inclinado sin que resbale, puesto que el fondo de la bañera es más estrecho. Precisamente por su forma, puede llegar a quedarse pequeña a los 8 o 10 meses.

Para ayudar a tu peque a que mantenga la posición semirreclinada hay un pequeño asiento en el fondo de la bañerita. Además, incluye un respaldo acolchado para evitar el contacto del niño directamente con el plástico.

La forma de esta bañera facilita también que se gaste menos agua, genial, ¡tanto para la economía familiar como para la sostenibilidad!

Si quieres que la bañera quede a tu altura, puedes optar por soluciones caseras, como situarla encima de alguna mesa, o comprar las patas.

Pros
  • Sostenible: gastarás mucha menos agua que con una bañera infantil tradicional
  • Facilita bañar al bebé sin ayuda de una segunda persona
  • Se pueden comprar las patas para mantener la bañera elevada
Contras
  • Vida útil corta: puede quedarse pequeña a los 8-10 meses

5. Foppapedretti Soffietto

La bañera más compacta del mercado: ¡guárdala en cualquier lugar!

Plegable: sí  | Patas: sí  | Cambiador: no
Bañera Star Ibaby Bebe Aqua
Ver precio
La Star Ibaby Bebe Aqua es otra bañera para padres con poco espacio. Se pliega como un acordeón, y queda totalmente plana (6 cm de grosor).

Incluye una ranura en la parte superior para poder colgarla plegada en un gancho detrás de la puerta.

Sus patas son robustas, ya que están unidas entre sí para que no cedan, e incluyen un seguro para que no se cierren.

La parte superior de la bañera incluye dos zonas para dejar champús, jabones o esponjas, para tenerlo todo a mano en la hora del baño.

El tapón de vaciado sobresale un poco y el vaciado es un poco lento, pero la ligereza de la bañera hace que pueda vaciarse fácilmente solo con inclinarla un poco.

Si hay que encontrarle una pega es que toca doblarse y sufrir un poco de la espalda para bañar a los peques. Al tener patas bajitas, no puede ponerse a la altura de un adulto.

Pros
  • Plegado ultracompacto
  • Es ligera y puede vaciarse solo con inclinarse
  • Es muy robusta
Contras
  • Hay que agacharse para bañar al peque, o ponerse en el suelo para no sufrir de la espalda
  • El vaciado es un poco lento y el tapón sobresale

6. Bañera flexible Plastimyr

Bañera cambiador totalmente plegable, incluso la cubeta

Plegable: sí  | Patas: sí  | Cambiador: 
Bañera Plastimyr estrellas
Ver precio
Esta bañera cambiador es diferente del resto que hemos analizado porque su cubeta es de plástico flexible, por lo que se pliega por completo en forma de tijera (no ocupa más de lo que ocuparía una tabla de planchar).

El cambiador incluye dos rulos de material blandito a los lados, para evitar caídas o golpes mientras se cambia al bebé.

La cubeta de plástico flexible aguanta hasta los 11 kilos, lo que le da una vida útil relativamente corta: hasta que el niño tenga alrededor de un año o año y medio.

En la parte lateral hay unos bolsillos para tener a mano jabones, esponjas y todo lo necesario para el momento del baño. También encontrarás una bandeja en la parte inferior de la bañera, para colocar pañales u otros objetos de tu peque.

No hay tapón, solo tubo de desagüe, por lo que hay que vigilar como se sitúa el tubo para evitar vaciar la bañera antes de tiempo.

Pros
  • Plegado ultracompacto
  • Rulos flexibles para evitar caídas
  • Bolsillos laterales y bandeja inferior
Contras
  • Vida útil corta: hasta los 11 kg del niño
  • No hay tapón en la bañera, hay que vigilar cómo se sitúa el tubo del desagüe

7. Bañera Munchkin Sit and Soak

Para padres que quieran bañar a su bebé sentado y erguido hasta el primer año de vida.

Plegable: no | Patas: no | Cambiador: no
Bañera Munchkin Sit and Soak
Ver precio
La Sit and Soak de Munchkin es una bañera compacta que permite que tu bebé esté sentado y erguido, incluso siendo muy pequeño, durante el baño.

Gracias a su respaldo de espuma almohadillado, tu hijo mantendrá una buena y cómoda posición. Además, cuenta con material antideslizante para que no se escurra y esté más seguro. De hecho, para mi gusto, es la mejor bañera para bebés recién nacidos.

Su asa te permitirá transportar la bañera donde la necesites y es bastante ligera, aunque cuando está llena de agua se agradecería que tuviera dos asas para repartir mejor el peso.

Cuando termina el baño, su tapón de presión en forma de lengüeta facilita el vaciado y suele salir prácticamente toda el agua.

Eso sí, ten en cuenta que la vida útil de esta bañera es más bien corta. Aunque es una buena opción para recién nacidos o bebés muy pequeños, seguramente a los 12 meses deberás buscar otra bañera más grande.

Pros
  • Con respaldo mullido para bañar a tu bebé sentado
  • Antideslizante
  • Ligera y materiales de calidad
  • Para recién nacidos y bebés pequeños
Contras
  • Tiene una sola asa
  • Solo se puede usar hasta los 12 meses aproximadamente
  • Las pegatinas informativas pegadas a la bañera cuestan mucho de sacar

8. Bañera hinchable Locisne

Ideal para viajar, incluso con bebés recién nacidos

Plegable: sí  | Patas: no  | Cambiador: no
Bañera Locisne hinchable
Ver precio
Esta bañera hinchable es fantástica para padres viajeros, incluso con peques que todavía no se mantienen sentados: incluye un tope hinchable para evitar que tu peque resbale (puede hincharse o no, en función de la edad del niño).

Y para evitar que la propia bañera pueda moverse, también incluye unas franjas antideslizantes en la parte inferior.

La bañera puede inflarse a pulmón, pero Locisne también ofrece una bomba de hinchado que facilita mucho el montaje.

El respaldo está diseñado para que tu hijo quede reclinado a 45º, una posición cómoda incluso para bebés menores de 6 meses. Esta inclinación puede modificarse hinchando más o menos una pieza que hay en la parte posterior de la bañera.

Como contras, hay que vaciarla y secarla muy bien para evitar que se acumule humedad y pueda salir moho. Además, recién comprada huele un poco a plástico y hace falta ventilarla para que el olor desaparezca.

Pros
  • Deshinchada puede guardarse en cualquier sitio
  • Franjas antideslizantes para que la bañera quede bien fijada
  • Asa para colgarla y que se seque
Contras
  • Puede acumularse humedad si no se seca bien
  • Recién comprada, huele a plástico

9. Bañera Olmitos Taupe

Bañera con hamaquita para adaptarse a tu bebé recién nacido

Plegable: sí  | Patas: sí  | Cambiador: no
olmitos bañera anatómica
Ver precio
Esta bañera puede usarse desde que empieces a bañar a tu retoño, ya que incluye una hamaquita, fijada con ventosas.

La versatilidad de esta bañera es uno de sus puntos fuertes: puede usarse con o sin hamaquita, con sus patas para tener al niño a tu altura, o sin las patas, en el suelo o dentro de la bañera.

Incluye un termómetro para que puedas ver la temperatura del agua antes de meter al niño en la bañera.

Otro de los accesorios que encontrarás es un cacito para que puedas mojar la cabeza de tu retoño de manera fácil, y una zona para poder apoyar el champú o jabón de tu niño. El vaciado se hace a través de un tubo de drenaje.

La estructura de las patas es robusta y puede colocarse encima del bidé y dejarlo montado allí.

Si tenemos que encontrarle algún inconveniente, es el sistema para fijar la hamaquita: las ventosas se desgastan y pierden agarre. El hecho de que no incluya cambiador, y haya que trasladar al niño a otro sitio para vestirle es otro pequeño contra que le encontramos.

Pros
  • Incluye soporte-hamaca para recién nacidos
  • Puede usarse con o sin patas
  • Su estructura permite situarlo encima del bidé para ahorrar espacio
Contras
  • Las ventosas para fijar la hamaquita se desgastan y pierden agarre
  • No incluye cambiador

10. Bañera plegable Glenmore

Bañera flexible y plegable

Plegable: sí  | Patas: sí | Cambiador: no
Glenmore
Ver precio
Esta es otra de las bañeras plegables que existen en el mercado. Se trata de un sistema parecido al de la Star Ibaby Aqua.

Es de plástico flexible, por lo que se pliega en forma de acordeón, y solo ocupa un grueso de 8 cm. Es un poco más grande que la Star IbabyAqua, por lo que tiene más capacidad y una vida útil más larga.

El material con el que está hecho es no tóxico y certificado por las normativas de seguridad europeas.

El tapón de drenaje del que dispone es sensible a la temperatura, cambia de color al llegar a 40 grados.

Las patas son antideslizantes y disponen de un botón de bloqueo. La bañera puede ser resbaladiza para el recién nacido. Está más indicada para bebés a partir de 18 meses.

Pros
  • Plegado ultracompacto
  • Vida útil larga
  • Material respetuoso con las normativas europeas
Contras
  • La base puede ser un poco resbaladiza para el recién nacido

Bañeras recomendadas

Después del análisis de las mejores 10 bañeras para tu hijo, te detallamos las que nos parecen más adecuadas según el tipo de bañera:

La mejor bañera plegable para bebé: Foppapedretti Soffietto

Ver precio
Esta bañera plegable es la mejor del mercado por la robustez que le aportan sus patas. En la gama de bañeras plegables para peques, hay muchas bañeras parecidas, pero de todas las que hemos probado esta es la que más nos convence por la seguridad extra que aportan sus patas unidas por un travesaño y los seguros, que evitan cualquier plegado accidental (hay que apretar los dos seguros a la vez para conseguir cerrar las patas).

Su plegado super compacto permite que ocupe muy poco espacio, y además, incluye un asa para que puedas colgarla detrás de la puerta o en la ducha.

A nivel de relación calidad-precio creemos que también es una apuesta segura: por poco más de 35 € tienes una bañera que puede servir como bañera principal desde recién nacido hasta bebés de más de un año.

Otro de sus puntos fuertes es que, además de incluir un tapón para el vaciado, es muy ligera, por lo que puede vaciarse incluso inclinándola sobre la bañera o el plato de ducha.

La mejor bañera hinchable para bebé: Bañera Hinchable Locisne

Bañera Locisne hinchable
Ver precio
Nuestra bañera favorita para viajar y guardar en cualquier sitio. ¿Las razones? A pesar de ser hinchable, cumple con su cometido, asegura la estabilidad del peque y está diseñada para evitar que incluso los bebés más pequeños resbalen, con un tope hinchable.

A diferencia de la otra bañera hinchable que probamos, la Jané, el tope para mantener estables a los recién nacidos no se despega y queda fijo en la zona inferior de la bañerita.

El diseño de la bañera Locisne también nos ha cautivado porque han incluido unas franjas antideslizantes para que la bañera se mantenga fija dentro del plato de ducha o donde queráis instalarla.

Otro de los detalles que nos gustan de esta bañera hinchable es el hecho de incluir una bomba de hinchado. ¡Todo lo que sea facilitar la vida a los padres es un punto a favor!

Y si hablamos de detalles, otro que nos ha cautivado es la posición del respaldo de la bañera, que puede modificarse ligeramente gracias a una pieza (que se infla más o menos) en la parte inferior trasera de la bañera.

La mejor bañera con patas para bebé: Bañera Olmitos Taupe

olmitos bañera anatómica
Ver precio
Esta bañera de la marca Olmitos gana a sus competidoras por sus extras: incluye una hamaquita y un sensor de temperatura.

La hamaquita ya incluida permite que puedas bañar a tu recién nacido sin tener que cargar todo el peso directamente con tus brazos.

El termómetro es ideal para padres primerizos. Aunque con un poco de práctica ya descubres la temperatura ideal para tu hijo, para los primeros baños es ideal tener esta referencia. La bañera Olmitos también incluye un cacito para mojarle la cabeza a tu pequeño y poder aclarar el jabón de manera sencilla.

Otro de los puntos a favor de esta bañera con patas es que la estructura de las patas se pliega y queda bastante compacta, por lo que puede recogerse después de cada uso, en casos de baños pequeños o pisos con poco espacio.

La mejor bañera cambiador para bebé: Bañera-cambiador Chicco Cuddle & Bubble

Ver precio
La Chicco Cuddle & Bubble nos encanta porque tiene todo lo que nos parece imprescindible para la hora del baño: cambiador, accesorios útiles y comodidad.

El cambiador facilita poder cambiar al peque en la misma habitación donde le has bañado.

Sus accesorios están pensados para facilitar el baño: tiene un desagüe para vaciarla fácilmente, incluye una bandeja organizadora para tener a mano los jabones y esponjas de tu peque.

Además, la Chicco Cuddle & Bubble nos parece la mejor bañera cambiador por la comodidad que aporta a los padres, incluso a los más altos: puede regularse la altura en 3 posiciones distintas.

Y en cuanto a comodidad, Chicco también ha pensado en tu peque, y la bañera permite dos posiciones distintas a tu hijo: semitumbado, para cuando es pequeño; y reclinado, para cuando ya mantenga la posición sentada.

Y por último, otro factor que nos encanta: la estructura puede plegarse.

Tabla comparativa de las mejores bañeras de bebé

Para que no te vuelvas la cabeza loca con tantas opciones, aquí las tienes todas juntas en una comparativa de las principales características.

Nota: si la ves en móvil desplaza la tabla con el dedo para ver todas las columnas.

ModeloPrecioPlegableCambiadorMedidasPatasExtras
Cuddle&Bubble
Chicco Cuddle
103 x 32,5 x 85,5cm· Cacito
· Bandeja organizadora
Bañera brevi
Brevi
82 x 71,5 x 51 cm
Bañera Jané
Jané
78 x 43 x 37 cm· Pieza antideslizante
Shnuggle Bañera
Shnuggle
60 x 39 x 35 cm· Respaldo acolchado
Bañera Star Ibaby Bebe Aqua
Foppapedretti
81 x 46 x 22 cm · Bandeja para jabones y esponjas
· Patas reforzadas
Bañera Plastimyr estrellas
Plastymir
53 x 87 x 92 cm · Protectores cambiador
· Bandeja organizadora

Bañera Munchkin

Munchkin
67,2 x 42,6 x 44,8 cm· Respaldo acolchado
Bañera Locisne hinchable
Locisne hinchable
96 x 60 x 30 cm· Franjas y tope antideslizantes
Olmitos bañera anatómica
Olmitos Taupe
97 x 52 x 70 cm · Sensor de temperatura
· Cacito
· Hamaca para recién nacidos
Glenmore
Glenmore
80x 49x 22cm· Botón sensible temperatura

Guía de compra

bebé en bañeraCon un embarazo siempre empiezan las dudas. ¿Lo haré bien? ¿Seré capaz? ¿Dormiremos bien? Y una de las grandes dudas suele ser: ¿cuántos de los cachivaches que existen en el mercado son realmente necesarios?

Voy a serte muy clara: una bañera es necesaria. Imprescindible. Salvavidas (o espaldas, en realidad).

Así que, con esta guía, vamos a ayudarte a elegir la que mejor se adapte a vuestras necesidades. Vas a ver cuáles son las ventajas de comprar una bañera para tu peque, qué tipos existen en el mercado, y qué factores tienes que tener en cuenta para escoger la mejor bañera.

Ventajas de comprar una bañera para bebé

Puede que no tengas claro qué va a solucionarte una bañera para bebé. Seguramente, si preguntas en tu entorno, todo el mundo te dirá que es una compra útil, pero si quieres saber por qué, sigue leyendo.

1. Ahorro de agua

Tener una bañera infantil te ayuda a gastar mucha menos agua. Están adaptadas a la medida de un niño, lo que hace que el agua necesaria sea mucha menos que si utilizaras la bañera estándar de tu casa.

Para que te hagas una idea, voy a darte números. Llenar una bañera de adultos puede llegar a consumir más de 200 litros, mientras que una de bebé tiene una capacidad de unos 30 litros, por lo que el ahorro es considerable.

Y no solo hablamos de ahorro económico, sino de ser responsables con el medio ambiente y gastar menos agua. Por lo tanto, ¡punto a favor de las bañeras infantiles, sean del tipo que sean!

2. Espalda

bebé bañera azulSi escoges una de las que son regulables en altura puedes ahorrarte molestias en la espalda y las cervicales.

Hay que tener en cuenta que los recién nacidos son difíciles de sujetar, y más cuando están mojados, por lo que una bañera con un buen soporte para el peque y una buena altura para que no tengas que agacharte será una apuesta segura para ahorrarte horas de fisioterapia 😉

Aunque tu retoño pese poco y el rato del baño sea corto, estar sujetando a tu peque a la vez que le enjabonas y mojas puede tener consecuencias en tu espalda y brazos. En este caso, esta ventaja no aplica a todas las bañeras del mercado, puesto que las hay que no tienen la altura para salvaguardar vuestra espalda.

3. Posición del bebé 

Además de facilitarte una buena postura, las bañeras infantiles ayudan a que tu pequeño esté cómodo durante el baño.bañera sujeción cabeza

Algunas incluyen una hamaquita para cuando el recién nacido todavía no aguanta la cabeza, que permiten mantenerle en una posición semirreclinada sin tener que estar sujetándole (aunque siempre vigilándole, por supuesto).

Otras, ya tienen una forma adaptada a la morfología de los más pequeños y a la de los niños más mayorcitos.

Importante
Sea como sea la bañera, es crucial cerciorarse de que facilita una postura cómoda para niños en cualquier edad.

TIPOS DE BAÑERA

icon-bullhorn Te aviso: puede que te abrume la gran cantidad de bañeras que existen en el mercado: con o sin patas, hinchables, con cambiador, tipo cubeta… Hay casi tantos modelos como familias y circunstancias.

Así que voy a explicarte las característcias clave de cada uno de los tipos, para que veas cuál es la que se adapta mejor a tu hogar y tu espacio.

Bañeras plegables o hinchables

Son ideales para segundas residencias, casa de los abuelos, para familias que tengan realmente muy poco espacio o si os gusta viajar con el peque.

bañera hinchablePuntos a favor

 Pueden guardarse en cualquier sitio. Las hinchables, se deshinchan y se guardan en poquísimo espacio. Y las plegables, ocupan algo más de espacio, pero pueden almacenarse detrás de la puerta, o colgarse de un gancho, ya que suelen llevar asa para colgar.

Tienen un precio muy asequible.

Cosas a tener en cuenta

 Acostumbran a tener pliegues y recovecos, por lo que deberás secarla bien para que no se acumule humedad y se formen hongos.

 Son poco ergonómicas para ti porque deberás agacharte para bañar al peque. Otra opción es situarlas sobre una mesa o encimera, pero hay que vigilar mucho de no poner al niño en peligro colocándola en algún sitio inestable.

Bañeras con cambiador

Las reinas de las bañeras. Son grandes, majestuosas, elegantes… ¡Pero ocupan espacio!

bañera cambiador

Puntos a favor

Si puedes permitirte el espacio, es una gran apuesta para la comodidad de todos. Y es que permiten vestir a tu niño en la misma habitación en la que lo bañas, por lo que evitas cambios de temperatura que puedan causarle resfriados.

 El hecho de tener el cambiador al lado también ayuda a la hora de bañar solo al pequeño.

 Una persona sola puede dejar la toalla encima del cambiador, y sacar al niño, estirarlo en el cambiador y envolverlo en la toalla, sin necesidad de hacer malabares.

 Además, la mayoría incluyen bandejas y cestos organizadores para tener a mano los botes de jabón, las esponjas y el resto de cosas necesarias para la hora del baño.

 Entre las bañeras con cambiador, las hay con patas y algunas para montar encima de la bañera de obra de tu baño.

Cosas a tener en cuenta

Lo primero que debes considerar si vas a tener una es dónde la situarás. Si vas a hacerlo en el baño, tienes que disponer de bastante espacio.

 Hay algunas familias que optan por situar este mueble en la habitación, pero hay que pensar que conforme los niños crecen chapotean cada vez más, así que puede que te dejen la habitación inundada como Venecia.

Bañeras con patas

bañera patas

Algunas bañeras incluyen patas ya de serie para hacer más cómoda la hora del baño a los padres, puesto que no tendrás que agacharte ni buscar una superficie elevada para poner la bañera en alto.

Muchas de las que incluyen cambiador también tienen patas para elevar la estructura.

Otras de las que pueden incorporar patas son las tipo cubeta: la Shnuggle Baby, y otras del mismo estilo tienen patas que se venden aparte.

Puntos a favor

 Aportan comodidad a la hora del baño.

Cosas a tener en cuenta

 Ocupan más espacio que las plegables o las hinchables.

Bañeras para encima de la bañera

Este tipo se instala mediante un sencillo sistema de “grapa” que se adapta a casi cualquier ancho de bañera de obra.

bañera encima de bañera

Puntos a favor

 La gran ventaja de esta modalidad es el ahorro de espacio, ya que se montan en un espacio ya ocupado del baño.

 Permiten desaguar directamente encima de la bañera, por lo que ahorran trabajo transportando la cubeta de un lado a otro.

Cosas a tener en cuenta

El gran inconveniente de este tipo es precisamente el hecho de ocupar la bañera de obra. Si vives en un piso con una sola bañera, deberás estar montando y desmontándola, por lo que será poco práctico. Si tienes la suerte de tener más de un lavabo, podrás permitirte “anular” una bañera para dedicarla solo al baño del bebé.

Bañeras sencillas tipo cubeta

Son las más sencillas, pero también las más asequibles. Pueden utilizarse diariamente, o ser de uso esporádico, para segundas residencias o casa de tus padres o suegros.

bañera cubeta

Puntos a favor

A pesar de no ser plegables, pueden guardarse de manera relativamente fácil.

 Hay un tipo de cubetas con forma de campana invertida, como la Shnuggle Baby o la Tummy Tub, que, por su forma y por la postura que coge el bebé, ayudan con los cólicos del lactante. Sitúan al peque de forma vertical, y sus piernas quedan encogidas, por lo que calman esta molestia tan típica en los recién nacidos.

Cosas a tener en cuenta

 Si no se compran patas, puede resultarte incómodo bañar a tu peque.

CONSEJOS A LA HORA DE ESCOGER BAÑERA

Ahora que ya has visto los distintos tipos de bañera que existen, toca decidirse por una. Es importante que tengas en cuenta distintos factores, que te detallamos a continuación, para que puedas hacer la mejor elección.

¿Será de uso diario?

bañera bebé exteriorEs importante tener en cuenta si la bañera que vas a comprar es para usar de forma habitual en casa, o para tenerla en casa de tus padres o suegros o en una segunda residencia.

En caso de uso habitual, puede ser interesante decantarse por una más grande, que incluya cambiador, y que tenga patas altas: la espalda lo agradecerá.

Para un uso más esporádico, una buena opción son las tipo plegable o hinchable, para evitar que ocupe mucho espacio.

Estabilidad

Es muy importante que la bañera sea estable, por lo que hay que analizar muy bien dónde se situará, y evitar colocarla en lugares que puedan comprometer su estabilidad.

¡Ojo!
Los modelos que te hemos recomendado son todos estables, pero siempre mantén la prudencia y no la coloques en superficies que puedan hacerla insegura.

Fácil vaciado

Parece una tontería, pero vaciar la bañera debe ser fácil, y a poder ser, rápido. Algunas tienen un tubo para desaguar, otras solo tienen un tapón.

Sea como sea, debes asegurarte de cuál es el sistema, y pensar en si podrás hacerlo si bañas al bebé sin ayuda. Para esto, lo más sencillo son los tubos para desaguar.

Espacio disponible 

bebé bañera azulEste es uno de los factores más importantes a tener en cuenta. Si tienes poco espacio, puedes optar por una plegable o hinchable.

Si prefieres algo con más estructura, puedes decidirte por alguna bañera cambiador que pueda plegarse. Hay algunas que pueden plegarse retirando la cubeta, e incluso las hay con cambiador y con la cubeta flexible, por lo que quedan completamente plegadas.

Vida útil

Es imprescindible que analices hasta cuando puede utilizarse la bañera que elijas. Algunas tipo cubeta pueden utilizarse solo hasta los 6 meses, y algunas de las que incorporan cambiador duran hasta el año o año y medio del niño.

Consejo
Por mi experiencia, mejor intentar tener una que dure bastante, ya que bañar a un niño de menos de dos años sin la ayuda de una bañera puede ser francamente complicado.

Cuántas personas bañan al bebé

baño bebéMuy importante tener en cuenta si normalmente habrá dos personas bañando a tu hijo, o si, por el contrario, solo hay una persona en el ratito del baño.

Si habitualmente le bañas sin ayuda, será muy importante que escojas una bañera que permita que el peque se sostenga fácilmente sin tener que cargar todo el peso en el brazo. Evidentemente, no se debe desatender al niño ni un segundo, pero es de gran ayuda poder tenerlo apoyado en un soporte para recién nacidos.

Y, por fin, ha llegado el momento

Ahora que ya conoces los distintos tipos de bañeras existentes, y todo lo que debes saber para comprar la más adecuada a tus circunstancias, es el momento de tomar una decisión.

Elijas la que elijas, ten en cuenta que el momento del baño es uno de los más especiales y de los que más vínculos crean entre padres e hijos. Por este motivo, elegir una buena bañera es una forma de hacer que este momento sea agradable y placentero para el bebé y para vosotros.

Esperamos que esta guía te haya ayudado a optar por la mejor bañera para ti y tu hijo, y te deseamos que disfrutes al máximo de baños relajantes junto a tu peque.

¿Te ha resultado útil?
(Votos: 9 Promedio: 4.9)

·····

Si esta guía te ha resultado útil, te agradeceré mucho que la compartas haciendo clic en alguna de las redes sociales de abajo. No te cuesta nada y a nosotros nos ayuda un montón, ¡muchas gracias!

Ir arriba