Síntomas de la ovulación: descubre tus días fértiles


Dra Miriam Al Adib Mendiri

Escrito por Dra. Miriam Al Adib Mendiri

Ginecóloga y Obstetra


OvulaciónDesde la menarquia (primera regla) hasta la menopausia, las mujeres experimentamos cambios hormonales cíclicos que se repiten mensualmente durante toda la edad fértil. Estos cambios tienen como objetivo preparar al cuerpo cada mes para un posible embarazo.

La ovulación es un punto clave en este baile hormonal cíclico que nos ayudará a gozar de una buena salud y posibilitará que se produzca un embarazo.

A continuación hablaremos de qué es y cómo saber cuándo se produce la ovulación para ayudarte a conocer cuáles son tus días fértiles y planificar el embarazo.

 ¿Qué es la ovulación?

El ovario tiene miles de folículos, que son unas estructuras microscópicas en cuyo interior tienen un óvulo inmaduro.

Cada mes, en tu ovario, un pequeño grupo de estos folículos comenzará a crecer. Dos semanas antes de la regla, un folículo destacará por su tamaño sobre el resto (se le llama folículo dominante) y desprenderá el óvulo que ha madurado en su interior. Esta salida del óvulo del folículo y, a continuación, del ovario es precisamente la ovulación.

Sabías que...
Un folículo se convierte en dominante cuando tiene aproximadamente 1 cm de diámetro y seguirá creciendo hasta alcanzar unos 2 cm (en ocasiones puede llegar a algo más de 3 cm), más o menos el tamaño de una avellana con cáscara.

Una vez el óvulo ha salido del ovario, inicia su descenso por las trompas de Falopio. Este trayecto dura unas 24h, que es el tiempo durante el cual hay posibilidad de que sea fecundado y, por lo tanto, de que se produzca el embarazo.

¿Significa esto que solo te puedes quedar embarazada si tienes un coito justo cuando ovulas?

No. Puede servir un coito desde 5 días antes de la ovulación porque los espermatozoides pueden sobrevivir varios días dentro (en algunos casos hasta 5 días) y hasta 24 horas después de la misma.

A estos días donde es más probable quedar embarazada es lo que llamamos días fértiles.

Si quieres conocer tus días fértiles y fecha de ovulación de forma sencilla y rápida, te recomiendo usar esta calculadora de ovulación y días fértiles:

Calculadora de ovulación y días fértiles

Cómo saber cuándo estás ovulando

Si estás planeando quedarte embarazada, saber el momento en el que vas a ovular te será muy útil para incrementar las posibilidades de éxito.

  • Si tu regla es regular, la ovulación sería aproximadamente dos semanas antes de tener tu siguiente menstruación. Así, los días fértiles comenzarán 4 – 5 días antes de la ovulación y durarán aproximadamente hasta las 24h posteriores a la misma. Te recomiendo hacer un calendario menstrual que te ayudará a planificar tu embarazo, pudiendo predecir tus días fértiles y planificar las relaciones íntimas con tu pareja.

Ovulación calendario

  • Cuando la regla es irregular, puede que existan ciclos anovulatorios (meses en los que no se produce ovulación). En este caso es más difícil saber cuándo ovulas y mi recomendación es que consultes a un especialista para ayudarte a planificar tu embarazo.

Ten en cuenta que no todas las mujeres tenemos ciclos de 28 días. Que tu ciclo sea más largo o más corto no significa que tus periodos sean irregulares. De hecho, se considera normal cualquier duración del ciclo entre 21 y 35 días.

La irregularidad está más relacionada con ciclos de duraciones distintas, es decir, que por ejemplo un mes tu ciclo sea de 25 días, el siguiente de 32, al siguiente no te baje la regla, etc.

Consejo
Ojo con enfocar la sexualidad con un fin exclusivamente reproductivo. Es importante disfrutar realmente de la conexión y el placer que da el sexo. Si caes en esta robotización de la sexualidad, donde ya no hay placer y todas las relaciones están programadas por un calendario, podría acarrearos problemas de pareja como tensiones, disfunciones sexuales y un estrés que podría incidir negativamente en tu ovulación.

Síntomas de la ovulación

En el cuerpo se producen ciertos cambios que te ayudarán a saber cuándo vas a ovular:

  • Moco cervical: con la ovulación se vuelve muchísimo más filante (transparente y elástico, como la clara de huevo). Antes de llegar a la ovulación, progresivamente va ganando en filancia. En la ovulación llega a la máxima filancia y, una vez que pasa, vuelve a ir disminuyendo progresivamente.
  • Ovulación temperaturaAumento de tu temperatura corporal: la evidencia científica indica que la temperatura aumenta entre 0,3ºC y 0,5ºC en los dos o tres días posteriores a la ovulación. Si vas tomándote la temperatura cada día a lo largo de varios meses, tendrás una idea bastante exacta del día del ciclo en que se produce tu ovulación. La temperatura debes tomártela en estado basal, es decir, cuando te levantes y antes de empezar las actividades del día.
  • Cambios en el cérvix: también te puede orientar palparte el cérvix, el cuello del útero, introduciendo los dedos en la vagina, ya que puedes notar que con la ovulación está más húmedo y alto.

Test de ovulación: ¿Cómo funciona?

Durante la primera mitad del ciclo (conocida como fase folicular), tus niveles de estrógenos suben y esto genera un pico súbito de hormona luteinizante (también conocida como LH), encargada de que se produzca la ovulación. Por eso, el aumento de LH es un indicador de los días fértiles, ya que la ovulación se produce entre 24 y 36 horas posteriores a la subida de LH.

Existen test de ovulación que miden en la orina el nivel de esta hormona.

Normalmente se comienza a medir 3-5 días antes de la fecha esperada de la ovulación. Una vez el resultado es positivo, significa que la ovulación se producirá en las siguientes 24 a 36 horas.

¡Ojo!
Este test no funciona en algunas mujeres que tienen la LH elevada durante todo el ciclo, como podría ocurrir en algunos casos de síndrome de ovarios poliquísticos y mujeres cerca de la menopausia.

Factores que pueden alterar la ovulación

Nuestro cuerpo está perfectamente orquestado para que tengamos un pico de hormona LH a la mitad del ciclo, que será la responsable de la ovulación.

En la correcta fabricación de nuestras hormonas están implicados factores genéticos (que no podemos cambiar) y ambientales (que sí podemos cambiar).

Entre los factores ambientales que pueden afectar negativamente al equilibrio hormonal  (y por tanto a la ovulación) están:

 El estrés

 El insomnio y jetlag

 Una alimentación poco saludable con exceso de azúcares y productos procesados (como bollería industrial, carnes procesadas o comida precocinada)

 El sedentarismo

 Un peso demasiado alto o bajo

¿Puedo ovular más de una vez en un mismo ciclo?

Es algo muy excepcional pero es posible.

Ovulación gemelosExisten casos en que se desprende más de un óvulo procedente de diferentes folículos durante la ovulación. En este caso, si estos óvulos son fecundados tendríamos un embarazo múltiple, se trataría de óvulos diferentes fecundados por espermatozoides diferentes, es decir, serían mellizos.

El caso de gemelos idénticos sería aquel en el que un solo óvulo fecundado por un solo espermatozoide posteriormente se dividiera en dos.

La ovulación mantiene en orden las hormonas

Para explicar de forma sencilla el ciclo menstrual, vamos a hablar de la división en dos fases. Desde la regla hasta la ovulación tendríamos la primera fase del ciclo (fase folicular) y desde la ovulación hasta la siguiente regla, la segunda, que es la conocida como fase lútea.

En la primera fase, el ovario producirá más estrógenos que progesterona y en la segunda fase, lo contrario. En resumen, en la primera fase los protagonistas son los estrógenos y en la segunda fase la progesterona.

Al desequilibrio a favor de estrógenos que se produce durante la fase folicular es lo que llamamos hiperestronismo, que está detrás de todos esos síntomas propios del síndrome premenstrual (irritabilidad, hinchazón, dolor, tensión mamaria, etc.).Ovulacioón ciclo hormonal

A la progesterona me gusta llamarla la “hormona tonta”, porque a la mínima que se tuerce el equilibrio hormonal, es la primera afectada, se queda atrás bajando su producción. Esto ocurre porque esta hormona solo se forma en el ovario y, además, ha de haber ovulación, ya que es el cuerpo lúteo el que se encarga de producirla en gran cantidad. Sin cuerpo lúteo, se produce poquísima progesterona en el ovario.

En cambio, los estrógenos no necesitan que haya ovulación. A poco que “trabaje” el ovario, aunque no ovule, es capaz de producirlos.

Por todo esto, en cuanto el ovario no ovula, o cuando el cuerpo lúteo es insuficiente, en el balance estrógenos-progesterona, siempre ganan los estrógenos.

¿Qué funciones tienen los estrógenos y la progesterona en la ovulación?

Este balance hormonal cíclico tiene por objetivo preparar el cuerpo cada mes para un posible embarazo. A continuación te explico algunos de sus efectos en el cuerpo:

En el endometrio

El endometrio es la capa más interna del útero, la que se descama al final de cada ciclo produciendo la menstruación. Durante la primera fase del ciclo menstrual, los estrógenos son los encargados de multiplicar las células endometriales para que se engruese este endometrio para prepararlo para recibir el huevo o zigoto.

Tras la ovulación, la progesterona se encarga de “cuidar” el endometrio. Esta hormona tiene dos funciones:

Por un lado, tiene un efecto antiproliferativo evitando que se multipliquen las células endometriales (eso ya lo hicieron los estrógenos).

  Por otro, evita que el endometrio se descame, lo cual es imprescindible para que el posible óvulo fecundado pueda adherirse al útero y empezar a desarrollarse.

Si al final del ciclo no hay embarazo, la progesterona bajará y esto provoca la descamación del endometrio (menstruación) y vuelta a empezar.

Sobre el sistema inmunológico

En el sistema inmunológico la progesterona baja la vigilancia, pues si hay un embarazo no sería bueno que el sistema inmune lo identificara como algo extraño.

Si no hay embarazo ¿qué harán los estrógenos en la primera fase del ciclo? Lo contrario para compensar: aumentarán la vigilancia inmunológica.

De esta manera encontramos el equilibrio entre la primera fase, con un sistema inmune más activo, y la segunda, con menos actividad.

El exceso de vigilancia inmunológica produciría enfermedades autoinmunes y el defecto favorecería las infecciones. Un buen balance hormonal servirá para que nuestro sistema inmune esté en una saludable alternancia cíclica, subiendo y bajando para mantener un buen equilibrio.

En el metabolismo

Ovulación chocolateLa función de la progesterona en el metabolismo es intentar que haya muchos nutrientes en la sangre, por eso aumenta el apetito en esta fase (algunas mujeres llegan a tener una gran afinidad por los dulces en esta fase).

A nivel del sistema nervioso

En el sistema nervioso, la progesterona tiene un efecto inhibidor, lo cual produce un estado de mayor relajación durante la segunda fase del ciclo, es decir, entre la ovulación y la menstruación.

¿Qué harán los estrógenos en la primera fase? Justamente lo contrario, ya que ejercen un efecto activador. De ahí que en la primera fase del ciclo estemos más activas y, sobre todo, al llegar la ovulación nos comamos el mundo, coincidiendo con el momento en que los estrógenos están en su momento más álgido.

Conclusiones

Durante la edad fértil, si hay un buen equilibrio hormonal, la ovulación es un proceso que se repetirá cíclicamente cada mes (2 semanas antes de la regla aproximadamente).

Los días fértiles son los días que podrías quedarte embarazada manteniendo relaciones coitales. Recuerda que estos días comienzan 5 días antes de la ovulación y terminan 24h después de la misma.

Existen varios signos que te pueden ayudar a saber si ovulas, como hemos visto en este artículo, además del test de ovulación.

Los buenos hábitos son necesarios para tener buena salud hormonal, lo que repercutirá positivamente en la ovulación y también en la calidad de los óvulos.

No olvides lo importante que es la conexión con tu pareja, robotizar la sexualidad no ayuda. Si no hay ovulación, no puede haber embarazo. Pero hay que tener en cuenta que también existen otros problemas de fertilidad que no tienen que ver con la ovulación. En caso necesario, consulta a tu ginecólogo/a.

¿Te ha resultado útil?
(Votos: 1 Promedio: 5)

·····

Si esta guía te ha resultado útil, te agradeceré mucho que la compartas haciendo clic en alguna de las redes sociales de abajo. ¡Muchas gracias!

Ir arriba