Contracciones en el embarazo: ¿estaré de parto?

Jade Magdaleno Matrona

Escrito por Jade Magdaleno

Matrona y Sexóloga

¿Tienes contracciones pero aún no deberías estar de parto? El útero es un órgano formado por músculo y, como tal, sus células se contraen. Estas contracciones se producen prácticamente durante todo el embarazo, pero no siempre lo hacen de la misma manera ni con el mismo fin.

A medida que el embarazo llega a término, siempre surge la duda, ¿cómo saber cuándo las contracciones son de parto? En este artículo quiero explicarte qué tipos hay y cómo puedes diferenciarlas.

Qué son las contracciones

Contracciones destacadaLas células musculares se acortan durante la contracción, haciendo que el músculo al que pertenecen se tense. Podemos comprobarlo cuando tratamos de “sacar bola” en el brazo, que se contrae el bíceps y se pone duro. Algo muy similar sucede en el útero, pero de manera involuntaria.

A lo largo del embarazo irás sintiendo precisamente eso, tu tripa, de pronto y por un instante breve, se pone dura y eso es una contracción.

Además, te recomiendo que olvides esa relación habitual que se hace entre contracción y dolor, porque puedes sentir dolor abdominal por otros motivos (por ejemplo, por el estiramiento de los ligamentos que sostienen al útero) o tener contracciones que no sean en absoluto dolorosas.

Sin embargo, si hay una contracción, siempre habrá una tensión uterina asociada; si palpas tu abdomen, verás que el útero se ha puesto como una piedra.

Diferencias entre los tipos de contracciones

Como te explicaba, las contracciones uterinas ocurren durante casi todo el embarazo. Son una especie de entrenamiento para el útero para cuando llegue el momento del parto.

A partir de la semana 9 todavía no pueden percibirse ni palparse con la mano, pero se han detectado ya minúsculas contracciones, llamadas ondas de Álvarez y Caldeyro.

En el segundo trimestre el útero comenzará a ser extrapélvico, es decir, sobresaldrá por encima del hueso de la sínfisis del pubis y ya será palpable desde el abdomen.

Sin embargo, la mayoría de las mujeres no perciben las contracciones hasta la semana 2030. En este momento pueden ser tan intensas como para sentir que la tripa se pone dura sin ni siquiera tener que palpar el abdomen con la mano. Se llaman contracciones de Braxton-Hicks.

Estas contracciones son muy irregulares, suelen aminorar o desaparecer con el reposo y son esporádicas. No producen dolor.

¡Ojo!
En ningún momento hablo de falsas y verdaderas contracciones, ¡todas son verdaderas! Lo que queremos distinguir es si esas contracciones nos van a conducir a un trabajo de parto activo o son “preparatorias”.

¿Cómo saber si tengo contracciones de parto?

Probablemente son contracciones de parto si:Contracciones

  • Te duelen o molestan: insistiendo en que esto es subjetivo, cuando las mujeres dan a luz sí coinciden en que las contracciones de parto eran más potentes que las previas. Es habitual que, si estás caminando o hablando, la molestia haga que te detengas o calles unos segundos.
  • Son frecuentes: Si estás de menos de 37 semanas, bastan 4 contracciones en 20-30 minutos. Si estás de 37 semanas o más, probablemente sean de parto si tienes 3 cada 10 minutos.
  • Son regulares: las contracciones de pródromos a menudo son frecuentes durante la noche, dificultando tu descanso, pero paran por la mañana. Cuando el trabajo de parto arranca, salvo excepcionales casos, las contracciones cogen ritmo y ya no ceden, ni siquiera con el reposo, ni con un baño o ducha de agua caliente.
  • Son más largas: la contracción va aumentando poco a poco de intensidad hasta llegar al punto álgido para, posteriormente, irse yendo poco a poco. Todo este proceso dura, al menos, un minuto.
  • Producen cambios en el cérvix: en casa no es en absoluto sencillo valorar esto, así que solo nos queda… ante la duda, acercarnos al hospital. Se comprueba si el cuello del útero se está preparando para el parto con un tacto o ecografía vaginal, dependiendo de las semanas de gestación. Si era falsa alarma, vuelta a casa y listo.

Cómo aliviar las contracciones

Contracciones_embarazada bañoLa principal herramienta que tienes a tu alcance es la libertad de movimiento. Debes hacer aquello que te pida el cuerpo, que, generalmente, será moverte. Es poco frecuente que una mujer que acude a urgencias al inicio del trabajo de parto aguante bien sentada en la sala de espera para ser atendida.

Instintivamente el cuerpo pide caminar o, al menos, bascular la pelvis. Para estos movimientos viene genial la pelota de pilates:

  • Escoge una acorde a tu altura. Cuando te sientes en ella, tus rodillas y tus caderas deben formar ángulos de 90 grados. De esta manera permitirás a tu pelvis un movimiento total.
  • Realiza los movimientos que desees, avanzando y atrasando tu pelvis, de lado a lado, haciendo círculos o la forma del 8.
  • No solo aliviarás las molestias de las contracciones, sino que facilitarás que la cabecita de tu bebé vaya encajándose en el interior de la pelvis.

Sabías que...
Otra de las formas más eficaces que hay de aliviar el dolor es el agua caliente, preferiblemente en inmersión. Puedes darte una ducha, pero te aliviará más un baño calentito.

El uso de bañera de parto, que tanto se está extendiendo por los paritorios, no es una simple moda, es un útil método de analgesia.

Cuándo acudir al hospital

  • Si estás de menos de 37 semanas, acude al hospital si tienes, al menos, 4 contracciones cada 20-30 minutos que no ceden con el reposo.
  • Si tu embarazo ha alcanzado las 37 semanas, no debes correr. Lo habitual es que la fase activa del parto (desde los 5 a los 10 cm) dure unas 4 horas. La fase latente es la que transcurre desde el inicio de la dilatación hasta esos 5 cm y tiene una duración habitualmente más larga y variable.

Ingresar estando ya en la fase activa tiene mayores tasas de parto espontáneo y mejores resultados perinatales, según la OMS. Por eso, el mejor momento para ingresar es a partir de los 5 cm de dilatación.

Sin embargo, suele ser habitual que las mujeres con 2-3 cm sientan las contracciones como dolorosas y acudan al hospital reclamando algún tipo de analgesia farmacológica como el óxido nitroso o la epidural.

En la mayoría de hospitales se acepta el ingreso de la mujer con contracciones regulares y una dilatación de 3 cm.

¿Cómo saber si ya estás en la fase activa?

contracciones de partoEn el hospital te harán un tacto vaginal y te pondrán un monitor para registrar las contracciones. Si estás en casa, es posible que hayas alcanzado los 3 cm si llevas 1 hora teniendo, al menos, 3 contracciones cada 10 minutos.

Recuerda que son importantes la frecuencia y la regularidad. Si en 10 minutos tienes 3 contracciones, en los siguientes 10 minutos solo 1, en los siguientes 10 minutos tienes 4… no has alcanzado la regularidad propia de las contracciones del trabajo de parto, es muy probable que todavía sea demasiado pronto y sigas en la fase latente o pródromos de parto.

Consejos y recomendaciones finales

Siempre he dicho que las contracciones de parto son como los orgasmos. Cuando dudas de si has tenido uno o no es porque no lo era.

Hay que tener siempre presente esa variabilidad que hay entre mujeres, pero todas cuando se ponen de parto dicen “Vale, claramente estas contracciones son muy diferentes a las que he ido teniendo durante el embarazo”, a ti también te ocurrirá.

Los pródromos de parto pueden ser complejos, no solo porque resulten molestos a nivel físico, sino por la incertidumbre y nerviosismo que conlleva saber que el gran momento se acerca. Esto puede ser un importante desgaste mental si no te han explicado cómo irá transcurriendo todo y si no tienes un buen acompañamiento durante el parto.

Mis pródromos fueron muy largos y agotadores, pero tenía claro que cada contracción que pasaba, era una menos que me quedaba para abrazar por fin a mi bebé.

Bibliografía

1. Emily Osse. Fisiología Del Motor Y Canal Blando. http://sintesis.med.uchile.cl/.

2. Raines D. A., Cooper D. B. (2023) Braxton Hicks Contractions. StatPearls. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; PMID: 29262073.

3. Evans M. I., Britt D. W., Worth J. (2022) Uterine contraction frequency in the last hour of labor: how many contractions are too many?. J Matern Fetal Neonatal Med; Dec;35(25):8698-8705. PMID: 34732091.

4. Rosen H., Yogev Y. (2023) Assessment of uterine contractions in labor and delivery. Am J Obstet Gynecol; May;228(5S):S1209-S1221. PMID: 37164494.

También puede interesarte:
Filter by
Post Page
Contenidos médicos Parto y posparto
Sort by
Jade Magdaleno
Jade Magdaleno
Matrona con amplia experiencia en el Hospital Universitario La Paz. Docente en la Universidad Autónoma de Madrid y responsable de los posgrados universitarios para matronas y enfermeras de la Universidad Católica de Ávila.

·····

Si este artículo te ha resultado útil, te agradeceré mucho que lo compartas haciendo clic en alguna de las redes sociales de abajo. ¡Muchas gracias!

¿Te ha resultado útil?
(Votos: 2 Promedio: 5)

Ir arriba