Test de O’Sullivan


Jade Magdaleno Matrona

Escrito por Jade Magdaleno

Matrona y sexóloga


Embarazada en la consulta médicaProbablemente hayas oído hablar del test de O’Sullivan, la diabetes gestacional o la curva de azúcar. En el embarazo hay un mayor riesgo de diabetes y con esta prueba se detectará a tiempo para minimizar sus complicaciones.

¿Quieres saber en qué consiste? Te cuento todos los detalles para que vayas preparada el día de la prueba.

¿Qué es el Test de O’Sullivan?

El test de O’Sullivan es una prueba mediante la cual, tras tomar una cantidad controlada de glucosa, se evaluará en qué medida la ha metabolizado tu organismo. No es una prueba diagnóstica, sino de cribado. Es decir, no concluye si tienes diabetes o no, sino si es probable que la tengas.

La diabetes gestacional conlleva complicaciones importantes para madre y bebé, por eso se recomienda hacer el test a todas las embarazadas, aunque los protocolos difieren un poco de un país a otro.

¿Por qué es importante el estudio de la glucosa?

Esta prueba, tan sencilla y rápida, permite detectar a aquellas mujeres que pudieran haber desarrollado diabetes durante el embarazo.

Al contrario de lo que algunas personas piensan, la diabetes no solo repercute en que no se podrá abusar de dulces en la comida, sino que, a largo plazo, produce daño en diversos órganos y estructuras del organismo, como los ojos o los vasos sanguíneos. En algunas embarazadas, la diabetes llega para quedarse, convirtiéndose ya en una enfermedad crónica.

Embarazada midiendose la glucosaLa diabetes en el embarazo conlleva un mayor riesgo de macrosomía (nacer con más de 4 kg), hipoglucemia (niveles de azúcar bajos en sangre), ictericia (coloración amarillenta de piel y mucosas por un exceso de bilirrubina), distrés respiratorio (dificultad para respirar correctamente) y miocardiopatía hipertrófica (alteración del corazón).

Los partos de fetos macrosómicos son más complicados, con mayor riesgo de intervención (inducción, cesárea y parto instrumental), daño perineal y lesiones en el feto. Por eso, detectar y poner en tratamiento a las mujeres con diabetes gestacional permite, en gran medida, evitar estos sucesos adversos.

¿Cuándo se lleva a cabo el Test de O’sullivan?

Esta prueba debe hacerse entre las semanas 24 y 28 a todas las embarazadas.

Pero está indicada en el primer trimestre a aquellas gestantes que sean de riesgo: edad igual o mayor a 35 años, con obesidad, si han tenido diabetes gestacional en un embarazo previo, un hijo nacido con macrosomía o tener un familiar de primer grado con diabetes.

Si se tienen factores de riesgo, se hace el test en el primer trimestre y da negativo, debe repetirse de nuevo entre las semanas 24 y 28.

¿Cómo se realiza?

Esta prueba es sencillísima. Irás a la sala de extracciones y te darán un botecito con un líquido. Habitualmente, sabe a naranja o a limón y es empalagoso, porque lleva disueltos 50 gramos de glucosa.

Deberás tomártelo y estar 1 hora en la sala de espera. Durante ese tiempo se aconseja que guardes reposo, permaneciendo sentada y sin comer, ni fumar. Aunque sí podrás beber agua.

Transcurrida la hora, te harán una analítica de sangre para evaluar qué cantidad de glucosa has metabolizado.

Indicaciones previas al test

Lo cierto es que se suele creer que a todas las analíticas sanguíneas hay que ir en ayunas, pero para esta prueba no es necesario. La interpretación del resultado será la misma si has desayunado o vas en ayunas, si vas a primera hora de la mañana o por la tarde.Mujer embarazada leyendo

La mejor indicación previa que puedo darte es que lleves algo para estar entretenida la hora que hay que esperar y, si tienes náuseas o no sueles tolerar las cosas muy dulces, que lleves una rodaja de limón en el bolso. Chuparla tras tomar el líquido con glucosa no va a alterar el resultado de la prueba y la acidez te ayudará a reducir las posibles náuseas.

Resultados del Test de O’Sullivan

El resultado es la cantidad de glucosa que tendrás en sangre una hora después de haber tomado los 50 g:

  • Si tienes 139 mg/dl o menos, la prueba es negativa, no deberás hacer nada más, y es improbable que tengas diabetes gestacional.
  • Si el resultado es de 140 mg/dl o más, es probable que tengas diabetes gestacional.

Pasos a seguir una vez realizado el test

Si el test ha sido positivo, deberás hacerte una prueba más para confirmar o descartar una diabetes gestacional, muy parecida al Test de O’Sullivan, llamada Test de Tolerancia a la Glucosa.

Si ha dado negativo, no tendrás que hacer nada más, aunque no puede descartarse nunca una diabetes gestacional de debut más tardío, que podría sospecharse por un aumento del tamaño fetal o del volumen del líquido amniótico en el tercer trimestre. Será tu doctor el que hará el seguimiento de tu embarazo y te hará las pruebas necesarias.

¿Qué es el Test de Tolerancia a la Glucosa?

También se llama prueba de sobrecarga oral de glucosa o, popularmente, “curva larga”: nuevamente se buscará evaluar cómo responde tu organismo al metabolizar un aporte externo de una cantidad conocida de glucosa.

Mujer embarazada en consulta médicaEn este caso, el frasco de líquido llevará disueltos 100 g de glucosa, el doble que para el test de O’Sullivan. Sí será necesario ir en ayunas y, los 3 días previos, deberás seguir una dieta específica, rica en hidratos de carbono.

Además, habrá que evaluar la glucosa en tu sangre en varios momentos. Por ello, para evitarte pasar por tantos pinchazos, lo que harán será ponerte una vía (mucho más finita que la del día del parto).

A lo largo de las 3 horas que dura la prueba, deberás guardar reposo sentada, sin comer o fumar:

  1. Después de la canalización de la vía, se hace la primera extracción sanguínea para determinar la glucemia basal. Lo siguiente será tomar el líquido con 100 g de glucosa.
  2. La segunda extracción sanguínea se hará pasada 1 hora.
  3. La tercera extracción sanguínea, será 1 hora después (es decir, 2 horas desde la toma de la glucosa).
  4. Finalmente, la cuarta extracción sanguínea se hará pasada 1 hora más (en total, 3 horas desde la toma de la glucosa).

Cada extracción tiene sus propios rangos de valores normales de glucosa en sangre. Si hubiera alterados 2 o más valores de los 4 obtenidos, se diagnosticaría diabetes gestacional.

¿Puede presentar algún problema para la embarazada el Test de O’Sullivan?

Embarazada con glucómetroNo hay contraindicaciones para esta prueba, por eso se indica a absolutamente todas las embarazadas.

puede haber riesgos, pero son menores, como dolor o hematoma en la zona de punción (igual que en cualquier analítica sanguínea) y, en mujeres con rechazo a alimentos dulces, puede provocar náuseas. Estas náuseas pueden llegar a culminar en vómito. En ese caso, la prueba se invalidaría y habría que repetirla.

Algunas mujeres vuelven a vomitar y deben llevar un control domiciliario durante varios días con un glucómetro, registrando la glucemia capilar en un dedo a lo largo del día.

Conclusión

Yo fui una de esas embarazadas golosas que disfrutó con el botecito de glucosa, ¡lo confieso! Pero, siendo sincera, un pinchazo no le gusta a nadie…

Cada vez hay mayor incidencia de diabetes gestacional, en gran medida, porque cada vez somos madres a una edad más avanzada y ese, es un importante factor de riesgo para esta enfermedad.

Afortunadamente, las herramientas de detección (de cribado y diagnóstico, test de O’Sullivan y test de Tolerancia a la Glucosa, respectivamente) son muy sencillas y están al alcance de la mano de todas las embarazadas.

Su resultado e interpretación son muy rápidos y fiables. Nos permite instaurar precozmente las medidas necesarias, como una dieta específica, para evitar que la diabetes pueda desviarnos de disfrutar de un embarazo saludable.

¿Te ha resultado útil?
(Votos: 0 Promedio: 0)

·····

Si este artículo te ha resultado útil, te agradeceré mucho que lo compartas haciendo clic en alguna de las redes sociales de abajo. ¡Muchas gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba